Dos mexicanos acusados tras muerte de 51 migrantes en Texas

A 51 aumentó el número de migrantes muertos en Texas y que ya tiene a dos sujetos detenidos por su responsabilidad en el hecho. Foto: Reuters

Los sujetos identificados como Juan Francisco D’Luna-Bilbao y Juan Claudio D’Luna-Méndez, ambos ciudadanos mexicanos, fueron acusados de poseer armas de fuego mientras residían ilegalmente en Estados Unidos, según documentos judiciales. Un tercer imputado, descrito como un ciudadano estadounidense que conducía el camión, también fue puesto bajo custodia policial.




Dos mexicanos vinculados a la muerte de al menos 51 migrantes que eran transportados en el sofocante tráiler de un camión en Texas, fueron acusados ante un tribunal federal de Estados Unidos.

Los personas fallecidas, 39 hombres y 12 mujeres, fueron halladas el lunes en las afueras de San Antonio, en ese estado de la nación norteamericana, en una de las tragedias de tráfico de seres humanos más letales de la historia reciente.

Los sospechosos identificados como Juan Francisco D’Luna-Bilbao y Juan Claudio D’Luna-Méndez, ambos ciudadanos mexicanos, fueron acusados de poseer armas de fuego mientras residían ilegalmente en Estados Unidos, según documentos judiciales y autoridades estadounidenses.

Investigadores rastrearon el registro del tráiler hasta una dirección de San Antonio que pusieron bajo vigilancia y detuvieron a los dos hombres por separado cuando se les vio salir de la residencia.

Un tercer sospechoso, descrito como un ciudadano estadounidense que conducía el camión, también fue puesto bajo custodia y se espera que sea acusado, pero hasta el martes por la noche seguía hospitalizado, según un funcionario mexicano.

El tráiler fue estacionado junto a unas vías de tren en una zona donde las temperaturas alcanzaron los 39.4 grados Celsius. Los cadáveres fueron encontrados dentro del camión y en un par de calles aledañas, dijo el martes a Reuters un funcionario de seguridad local.

Autoridades dijeron que no había señales visibles de agua ni aire acondicionado dentro del vehículo. Funcionarios describieron la escena como “pilas de cuerpos” y que algunos de los migrantes aún estaban calientes al tacto.

“Es indescriptible”, dijo el alcalde de San Antonio, Ron Nirenberg, señalando que su comunidad depende de los migrantes ante la escasez de mano de obra. “Es una tragedia inexplicable”.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, calificó el incidente de “horripilante y desgarrador”.

Al denunciar la multimillonaria industria de tráfico de seres humanos, Biden dijo que “explotar a personas vulnerables para obtener beneficios es vergonzoso”, y afirmó que su gobierno está trabajando para acabar con estas redes.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Investigadores crearon un parche que se adhiere a la piel y que está compuesto por una bacteria que produce energía a partir de la evaporación del sudor, pudiendo obtener más de 18 horas de electricidad continua.