India en situación crítica: Supera los 400 mil casos y notifica más de 4.000 muertos por covid en un un día

(AP Photo/Rajesh Kumar Singh)

Con 403.700 nuevos contagios en las últimas 24 horas, el país asiático ya suma más de dos millones de casos desde que comenzó la pandemia. Mientras, la revista médica The Lancet cuestionó el manejo de la crisis por parte del gobierno de Narendra Modi, pese a su éxito inicial en contener la pandemia.




India registra ya más de 22 millones de casos de COVID-19 desde que empezó la pandemia de coronavirus, ahora mismo en niveles de récord histórico prácticamente día tras día en el gigante surasiático, que en las últimas horas ha notificado más de 400.000 nuevos casos y otros 4.000 fallecidos.

Concretamente, 403.700 afectados y 4.092 fallecidos más en 24 horas, cifras levemente por debajo de las registradas el sábado pero en línea con la tendencia de los últimos días, según los datos del Ministerio de Salud indio recogidos por NDTV.

Con estas cifras, el país registra ya un total de 22.296.414 casos y 242.362 fallecidos, con más de 3,7 millones de casos todavía activos.

En los acontecimientos de las últimas horas, el Tribunal Supremo del país ha formado un Grupo de Trabajo Nacional de 12 miembros para evaluar la disponibilidad y distribución de oxígeno médico a raíz de las súplicas de la población en las redes sociales por la falta de aire para los respiradores.

“Esperamos que los principales expertos del país se asocien con el Grupo de Trabajo, como miembros y especialistas”, ha hecho saber el tribunal en su orden final.

También, el Gobierno ha anunciado este sábado que ha revisado la política nacional para la admisión de pacientes al ordenar a los hospitales que “ningún paciente sea rechazado por ningún motivo”. Ya no se necesita un informe de prueba de coronavirus para la hospitalización. Los hospitales tampoco pueden rechazar pacientes de otra ciudad.

Finalmente, y en un devastador editorial, la revista médica The Lancet ha condenado la política sanitaria ordenada durante las últimas semanas por el primer ministro del país, Narendra Modi, que ha “despilfarrado” su éxito inicial en la contención de la pandemia con un comportamiento “inexcusable” al “anular cualquier tipo de disensión y conversación abierta” tras relajar las medidas de contención sin apenas haber comenzado la campaña de vacunación.

Por todo ello, el ministro principal de Delhi, Arvind Kejriwal, ha extendido el cierre de Nueva Delhi, la capital, una semana más, con restricciones adicionales que han paralizado incluso los servicios de metro, hasta el próximo 17 de mayo.

La extensión está destinada a garantizar que la ciudad no baje la guardia a pesar de que los números han caído marginalmente, del 35 al 23 por ciento -un porcentaje que, según los expertos, sigue siendo demasiado alto -. “La tasa de positividad ha disminuido, pero aún no podemos permitirnos la indulgencia. Necesitamos extender el bloqueo”, ha indicado.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.