La Asamblea General de la ONU enfrenta el cambio climático, el Covid-19 y las nuevas tensiones

Turistas pasan frente a la Sede de las Naciones Unidas en Nueva York, 24 de marzo de 2008. Foto: Reuters

Está programado que Joe Biden hable en persona, mientras un acuerdo de submarinos nucleares que involucra a EE.UU., Reino Unido y Australia enfurece a Francia.




Los líderes mundiales que se reúnen esta semana para una reunión anual de las Naciones Unidas enfrentarán problemas globales persistentes, como el Covid-19 y el cambio climático, mientras lidian con nuevas tensiones y conflictos que dividen a los miembros de la ONU.

Los diplomáticos y líderes que asistirán a la Asamblea General de la ONU en Nueva York también lidiarán con el regreso al poder de los talibanes y la situación humanitaria en Afganistán, así como con el desafío planteado por Irán bajo un nuevo presidente de línea dura, Ebrahim Raisi.

El Presidente Joe Biden tiene previsto dirigirse a la Asamblea General por primera vez como mandatario el martes, y tiene presupuestado comparecer en persona después de la reunión virtual del año pasado.

Bajo la presión de la ciudad de Nueva York, la ONU exige que los participantes se vacunen, pero dependerá del sistema de honor, dijo una portavoz de la ONU. Los diplomáticos que llegan a Estados Unidos deben presentar una prueba negativa para Covid-19, dijo Linda Thomas-Greenfield, embajadora de Estados Unidos ante la ONU.

Los funcionarios estadounidenses han pedido a los países que eviten traer grandes delegaciones.

El Presidente brasileño, Jair Bolsonaro, quien tuvo el coronavirus pero dijo que no está vacunado, tiene previsto hablar el martes ante otros líderes.

La reunión de este año se lleva a cabo en medio de nuevas tensiones, incluida una ruptura diplomática entre Estados Unidos y su aliado Francia por un acuerdo de submarinos nucleares. Australia, como parte del acuerdo con Estados Unidos y Reino Unido, dijo que cancelaría un contrato multimillonario para comprar submarinos de Francia. El viernes, Francia llamó a sus embajadores en Washington y Australia.

El Presidente francés, Emmanuel Macron, se dirigirá a la ONU el martes, más tarde que Biden. Ese calendario brinda una oportunidad para que los dos líderes aborden la disputa, aunque no se esperaba que Biden mantuviera reuniones formales y regresará a Washington después de su discurso, dijeron los asistentes.

No se espera que Xi Jinping, de China, y Vladimir Putin, de Rusia, asistan a la reunión o se dirijan a ella directamente, dejando el trabajo a sus subordinados. Está previsto que Raisi hable más tarde que Biden el martes.

Biden, quien ha prometido prestar atención a las alianzas internacionales, se ha reincorporado al acuerdo climático de París organizado por la ONU, ha revertido un movimiento para salir de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y está haciendo campaña por un puesto para Estados Unidos en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU después de que el país abandonó el grupo bajo el Presidente Donald Trump.

En su discurso, se espera que Biden aborde la pandemia y el cambio climático mientras presiona a otros gobiernos, incluido el nuevo régimen talibán y China, sobre cuestiones de derechos.

Personas participan en una manifestación para llamar la atención sobre los efectos del cambio climático en la ciudad de Nueva York, el 17 de septiembre de 2021. Foto: AFP

“Los autoritarios han utilizado la pandemia como pretexto para violar los derechos humanos y reforzar sus controles”, dijo Thomas-Greenfield a los periodistas el viernes en Nueva York, y agregó: “La democracia, los derechos humanos y el orden internacional basado en reglas están bajo ataque”.

Las posiciones de Estados Unidos sobre cuestiones climáticas, de salud y de derechos resaltan las tensiones entre Washington y Beijing. La administración Biden ha presionado a China para que se comprometa con las emisiones de gases de efecto invernadero, revele más sobre el origen de la pandemia Covid-19 y deje de socavar la autonomía de Hong Kong y detenga a las minorías musulmanas en la región de Xinjiang, una campaña que la administración Biden ha llamado genocidio.

Biden será el anfitrión de una cumbre virtual el viernes de los líderes de Australia, India, Japón y Estados Unidos, una alianza informal conocida como Quad, mientras se prepara para su propia cumbre global de democracias a finales de este año.

A medida que se acercaba la reunión de la ONU, a algunos diplomáticos les preocupaba que un enfoque en la gobernanza y los derechos pudiera complicar los lazos con países autoritarios que comparten algunos intereses estadounidenses.

“Si dices ‘Occidente y el resto’, pagamos un precio con el ‘resto’ si exageramos nuestro énfasis en los principios democráticos”, dijo John Negroponte, quien se desempeñó como embajador en la ONU durante la presidencia de George W. Bush. “Si hacemos de eso una prueba de fuego, será difícil forjar vínculos útiles” con países que son importantes en otros aspectos.

El Presidente francés Emmanuel Macron, habla con el asesor diplomático presidencial Philippe Etienne mientras participan en la conferencia Cedre en el Ministerio de Relaciones Exteriores en París, el 6 de abril de 2018. Foto: AFP

Si bien es probable que Afganistán sea un tema en muchas reuniones de la ONU, es poco probable que el nuevo liderazgo talibán del país tenga representación oficial. Algunos líderes talibanes enfrentan restricciones de viaje de la ONU desde hace mucho tiempo, y el organismo mundial no se ha pronunciado sobre ninguna nueva representación para el país. Se espera que el embajador Ghulam M. Isaczai, del anterior gobierno respaldado por Estados Unidos, hable en el salón de actos junto con otros jefes de Estado y altos funcionarios, dijeron diplomáticos.

Es poco probable que la reunión de la ONU alivie el estancamiento de los esfuerzos para reactivar el acuerdo nuclear entre Estados Unidos e Irán después de que Trump se retiró del acuerdo en 2018.

Los diplomáticos están discutiendo la posibilidad de una reunión entre el ministro de Relaciones Exteriores de Irán y los miembros restantes del acuerdo nuclear de 2015: Francia, Alemania, Reino Unido, Rusia y China. Lo máximo que podría esperarse de manera realista es un acuerdo de Irán para fijar una fecha para reanudar las negociaciones nucleares en Viena, dijeron personas familiarizadas con las discusiones.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Irán dijo el domingo que Teherán seguía abierto a una reunión en Nueva York y que, en cualquier caso, su ministro de Relaciones Exteriores mantendría conversaciones bilaterales con sus homólogos sobre el acuerdo nuclear. Irán en lo que va de año se ha negado a hablar directamente con Estados Unidos.

Las conversaciones de Viena sobre la restauración del acuerdo nuclear se han suspendido desde junio, y hasta ahora Raisi ha evitado la presión occidental para fijar una fecha para reanudar las negociaciones.

La mayoría de los países están ansiosos por avanzar en el cambio climático, aunque difieren sobre quién debería soportar la carga de cambios costosos.

Biden dijo el viernes que Estados Unidos está trabajando con la Unión Europea en un compromiso de reducir las emisiones globales de metano en casi un tercio para 2030, y alentó a otros países a unirse al esfuerzo.

El Presidente chino, Xi Jinping, le da la mano al entonces vicepresidente estadounidense Joe Biden dentro del Gran Salón del Pueblo, en Beijing, el 4 de diciembre de 2013. Foto: Reuters

Varios líderes mundiales se unieron a Biden virtualmente para el Foro de las Principales Economías sobre Energía y Clima, un evento que Biden revivió antes de las negociaciones climáticas organizadas por la ONU, programadas para noviembre en Glasgow.

La lista de asistentes al foro del viernes no incluyó a líderes de China, el principal emisor de gases de efecto invernadero del mundo, ni de Canadá y Alemania.

El enviado internacional para el clima de Biden, John Kerry, ha presionado a China sobre las emisiones de dióxido de carbono, pero Beijing ha dicho que el estado general de las relaciones con Estados Unidos está perjudicando los esfuerzos de cooperación.

Este lunes, el secretario general de la ONU, António Guterres, y el primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, encabezarán una reunión climática de líderes mundiales en Nueva York, antes de la reunión de Glasgow. No se espera que Biden asista.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.