Las interrogantes de la nueva vida de Harry y Meghan en Canadá

FILE-PHOTO_-Duke-and-Duchess-of-Sussex-visit-Morocco-(47870857)PW

Harry y Meghan durante una visita a Marruecos, en febrero de 2019.

Pese a que cortaron lazos con la realeza británica, aún no queda claro quién pagará su seguridad.




Luego de cumplir con sus últimos deberes como miembro de la familia real británica, el príncipe Harry llegó ayer en la mañana a Vancouver, en Canadá, para reunirse con su esposa, Meghan Markle, y su hijo, Archie, a quienes no había visto durante dos semanas.

El lunes, tras reunirse con los líderes africanos con motivo de la Cumbre de Inversión entre Reino Unido y África que se realiza en Londres, el duque de Sussex tuvo una reunión con el primer ministro británico, Boris Johnson, según dio a conocer The Telegraph. Por su parte, Meghan fue fotografiada paseando con Archie y sus dos perros en Vancouver.

El viaje a Canadá ocurre dos días después de que el Palacio de Buckingham anunciara que rompía todos los lazos con la pareja luego que ellos informaran de su alejamiento de la vida pública. El domingo en la noche, Harry ofreció un emotivo discurso durante una cena de caridad en el que reveló que nunca quiso alejarse completamente de sus deberes públicos, pero que lo habían dejado sin "ninguna otra opción".

Una de las interrogantes que no ha sido resuelta es el lugar donde la pareja va a vivir, ya que aún no está claro si será en Vancouver o en otra ciudad como Toronto, donde Meghan vivió mientras grabó la serie Suits. El tabloide The Sun señaló que la pareja había estado viendo una casa de seis habitaciones en Vancouver avaluada en US$ 27,3 millones.

Sin embargo, el tema que ha causado controversia es quién pagará el costo de seguridad de la pareja. The Sun detalló que la cuenta asciende a 7,6 millones de libras anuales (US$ 9,9 millones) y que, al parecer, todo tiene que ser pagado por los contribuyentes, incluso después de que Harry y Meghan abandonaran sus títulos de la realeza. Esto porque cuando Buckingham reveló los detalles del Megxit no se refirió a los temas de seguridad.

Un experto en seguridad dijo al diario The Globe and Mail que la razón por la que estos costos son tan altos es porque Harry y Meghan tienen que establecer su seguridad desde cero, es decir, pagar a los guardaespaldas, determinar qué autos usarán, entre otros detalles. Por su parte, el experto en realeza Duncan Larcombe señaló que tanto los británicos como los canadienses tendrían que asumir ese costo. En ese sentido, el diario Daily Mail mostró en una fotografía que Meghan ya estaba siendo cuidada por un policía británico y uno canadiense.

Por otro lado, la pareja advirtió a los paparazzis de que tomarán acciones legales por tomarles fotos sin su consentimiento, luego que un fotógrafo escondiera su lente en unos arbustos.

Comenta