Misión de la OEA llega a Perú ante crisis política y se reúne con Pedro Castillo

El Presidente de Perú, Pedro Castillo, y el secretario general de la OEA, Luis Almagro. Foto: Archivo

El equipo que arribó al país por petición del mandatario, también mantuvo encuentros con la mesa directiva del Congreso y la presidenta del Poder Judicial.


En respuesta a una solicitud del Presidente peruano, Pedro Castillo, una misión de alto nivel de la Organización de los Estados Americanos (OEA) inició este lunes en Lima su evaluación de la crisis política que vive el país con un encuentro con el mismo mandatario, la mesa directiva del Congreso y también con la presidenta del Poder Judicial.

“He recibido al Grupo de Alto Nivel de la OEA para que conozcan lo que sucede en el Perú y cómo algunos sectores quieren poner en peligro la democracia y estabilidad del país con mentiras para golpear una gestión enfocada en trabajar por el progreso e igualdad para todos”, escribió Castillo en Twitter.

El mandatario, que asumió el poder en julio de 2021, solicitó a la OEA la activación de la Carta Democrática alegando que en el país andino existe un intento de “golpe de Estado” por parte del Congreso dominado por la oposición y la Fiscalía que lo investigan por varios casos de presunta corrupción.

Misión de la OEA durante su trabajo en Perú. Foto: Agencia Andina

La misión, que trabajará lunes y martes, está conformada por los cancilleres de Argentina, Santiago Cafiero; de Belize, Eamon Courtenay; de Costa Rica, Arnoldo André; de Ecuador, Juan Carlos Holguín; de Guatemala, Mario Adolfo Búcaro, y de Paraguay, Julio César Arriola. También la integran los vicecancilleres de Colombia, Laura Gil, y de Costa Rica, además del excanciller de Paraguay, Eladio Loizaga.

El sábado, el vocero de la misión y representante de la Secretaría General de la OEA, Eladio Loizaga, dijo en un video que el objetivo de la visita “es uno solo: escuchar al Perú”. La misión no tomará ninguna decisión, únicamente emitirá un informe que presentará al Consejo Permanente, indicó el organismo internacional en su sitio de internet.

Castillo hizo la petición ante la OEA en octubre en medio del fuego cruzado con la fiscal general, Patricia Benavides, quien desde mediados de año lo investiga de forma preliminar en cinco casos, la mayoría por presuntos delitos de corrupción.

La tensión llegó a niveles sin precedentes luego de que la fiscal realizó ante el Parlamento una denuncia constitucional que recoge sus investigaciones previas. El gobierno respondió con otra denuncia constitucional contra la fiscal general por supuesta infracción a la Constitución, abuso de autoridad y prevaricación.

Castillo dijo durante una conferencia con la prensa internacional en octubre que la decisión de la fiscal general busca ejecutar “una nueva modalidad de golpe de Estado” para sacarlo del poder.

La fiscalía indicó posteriormente en una reunión informativa que posee “más de 190 elementos” que sustentan la denuncia contra el mandatario. La hipótesis del organismo afirma que Castillo lidera una organización criminal y habría cometido corrupción.

Castillo ha sobrevivido a dos intentos de destitución por parte de la oposición en el Congreso, otro poder del Estado con el que mantiene discordias frecuentes.

En Perú un presidente no puede ser juzgado durante su gobierno, porque según la Constitución eso sólo puede darse en caso de traición a la patria, disolución del Parlamento por casos diferentes a los permitidos, no convocar a elecciones o impedir el funcionamiento del Congreso o de los organismos electorales.

Intensas reuniones

Tras su encuentro con los representantes de la OEA, la vicepresidenta de la República, Dina Boluarte, comentó en Twitter que “el Ejecutivo expuso ante el Grupo de Alto Nivel de la OEA las razones por las que creemos que la democracia en el Perú se encuentra en grave peligro. Apostemos por el diálogo”. “Saludo y aprecio la presencia de los y las integrantes del Grupo de Alto Nivel y su importante misión de apoyar la institucionalidad democrática en Perú”, agregó.

“Les dijimos que no hay una intención del Congreso de hacer un golpe de Estado”, manifestó el presidente del Congreso, José Williams, tras la reunión con la misión. También informó que enviarán al Consejo Permanente de la OEA las carpetas que contienen las denuncias de corrupción contra el gobierno.

Mientras que la presidenta del Poder Judicial, Elvia Barrios, sostuvo que en la reunión mencionó las ocasiones en que han solicitado que se convoque a un consejo de Estado, pero que las mismas no han sido respondidas por el Ejecutivo. Indicó que su institución expresó la voluntad de facilitar cualquier información que requiera la misión y que su “único afán es fortalecer esta débil democracia”.

“Lo que puedo decir es que desde el Poder Judicial nuestro único afán es simplemente fortalecer esta débil democracia, esta frágil democracia. Y hay que decirlo, si hemos señalado directamente a la OEA de que lamentablemente acá pareciera que hay una lid, una pugna entre ambos poderes del Estado (Ejecutivo y Legislativo), que lamentablemente no hay podido conciliar”, concluyó.

La OEA ha informado que luego de “informarse sobre la situación en Perú escuchando a los peruanos y peruanas y, después de concluida su visita”, el grupo preparará un “informe que será presentado posteriormente al Consejo Permanente”.

“El Grupo llega a Perú a escuchar y reflejará lo que escuche en su informe. El punto de partida del trabajo del Grupo será la institucionalidad del Estado peruano, reflejada en su Constitución y todas las leyes que la desarrollan. El Grupo no viaja para refrendar las tesis de una u otra parte, sino para elaborar un informe sobre la situación”, indicaron.

El exembajador Carlos Pareja dijo al diario El Comercio que lo más probable es que Eladio Loizaga, el vocero del grupo, sea el encargado de redactar el reporte. “El informe tendrá que emitir una serie de comentarios de la polarización que existe y si su misión es fomentar el diálogo, tendrá que expresar que el Ejecutivo y Legislativo tendrán que poner de su lado”, comentó.

“Va a ser un informe no muy fuerte, será muy acotado en sus conclusiones. Va a proponer una serie de medidas para el diálogo”, manifestó.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Una manzana sin pelar contiene más vitamina C, vitamina K, calcio, potasio y fibra que una pelada.