Patricia Bullrich, exministra de Seguridad de Argentina, y el uso del término Wallmapu por autoridades chilenas: “Es una invasión simbólica a la soberanía”

Foto: Rudy Muñoz

"Es una construcción que genera en la Argentina una idea de que se reconoce una soberanía a partir de esa denominación, o un reconocimiento sobre un territorio que ocupa gran parte del sur y hasta de la pampa argentina. Entonces, nos parece que no es correcto, no es adecuado", señala quien fuera parte del gabinete de Mauricio Macri entre 2015 y 2019.




Ministra de Seguridad durante el gobierno de Mauricio Macri (2015-2019), la presidenta del partido Propuesta Republicana, Patricia Bullrich, ha hecho noticia por su visión del tema mapuche en Argentina. En 2017, como ministra, afirmó que “de ninguna manera vamos a permitir una república mapuche en medio de la Argentina”. Y el año pasado, a propósito de unos ataques en Río Negro, denunció que “el Estado nacional apaña a los grupos terroristas en el sur”. En esta entrevista con La Tercera aborda la polémica del wallmapu.

¿Cuál es su opinión sobre el uso del término wallmapu por parte de las autoridades chilenas?

Bueno, me parece que es un término inadecuado, que es una construcción que genera en la Argentina una idea de que se reconoce una soberanía a partir de esa denominación, o un reconocimiento sobre un territorio que ocupa gran parte del sur y hasta de la pampa argentina. Entonces, nos parece que no es correcto, no es adecuado, no se puede tolerar esa denominación, sin entender la sensibilidad que le produce a la Argentina. Y, además, porque en nuestra Constitución se reconoce a los pueblos originarios, pero en el marco de una ley, el marco de un reconocimiento de territorios legislado y que implica un proceso de entrega de tierras. Es una invasión simbólica a la soberanía argentina.

¿Cómo ha sido la situación con los mapuches en el lado argentino?

Acá nosotros hemos tenido bastantes problemas, no en la dimensión que ha tenido Chile: ha sido bastante más acotado, pero hemos tenido problemas. Siendo yo ministra de Seguridad, firmamos un acuerdo con las tres gobernaciones, de Río Negro, Chubut y Neuquén, para separar lo que es la reivindicación de un sector del pueblo mapuche, respecto de un movimiento violento, acá llamado RAM (Resistencia Ancestral Mapuche), que son los únicos que tienen esta idea de que casi una mitad de la Argentina les corresponde, que no reconocen la Constitución ni las leyes ni el Código Penal ni el derecho de propiedad ni nada. Ha habido un problema. Este gobierno es mucho menos respetuoso de la legalidad y la Constitución, y ha permitido ocupaciones, usurpaciones.

¿Qué están haciendo desde el gobierno con la situación en el sur?

Ha habido tomas de tierras y no han llevado adelante una verdadera estrategia de respeto de la propiedad privada, han permitido que a la gente le hayan quemado la casa, y en general, han estado más de parte del problema que de parte de la solución.

Mientras usted era ministra de Seguridad, ¿qué se hizo en el sur?

Nosotros comenzamos un ordenamiento territorial. No permitimos que hubiera ocupaciones fuera de la ley, terminamos con muchos de los problemas que había en la zona petrolera, donde había un intento de cobro de dinero para entrar a ciertos pozos petroleros. Trabajamos en conjunto con los gobiernos provinciales para generar orden, y bajó totalmente la cantidad de problemas que había, bajaron los atentados a camiones, ordenamos bastante todo. Trabajamos también para que se cumpliese la extradición que pedía Chile de (el líder de RAM) Jones Huala, que está prófugo.

¿Cómo ven desde Argentina el reconocimiento al pueblo mapuche en Chile, en medio del debate de la plurinacionalidad?

Nosotros ya lo hemos hecho en nuestro cambio constitucional, el reconocimiento de los pueblos originarios. Tenemos un proceso legal, que permite la entrega de tierras, a partir del reconocimiento de las comunidades. Así que nosotros el tema legal lo tenemos resulto. En Argentina hay escuelas que pueden decidir ser bilingües, y no sé cómo será el texto constitucional que se esté haciendo en Chile, pero en Argentina hay un reconocimiento que es de convivencia, no es un reconocimiento de aceptación de la violencia, o de una ley distinta. Acá rige una sola Constitución, rige un solo territorio, rige un solo Código Penal y solo una ley. Es solo la nación argentina.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.