Primer ministro de Haití recibe borrador de nueva Constitución

El primer ministro de Haití, Ariel Henry (a la derecha) en el funeral oficial del exsenador Gabriel Fortune, quien murió durante el terremoto del 14 de agosto, en Les Cayes, Haití, el 28 de agosto de 2021. REUTERS

El premier Airel Henry, tildó como "necesaria" la redacción de una nueva Carta Magna. Por su parte, el actual presidente en funciones, Boniface Alexandre, señaló que este es un proyecto "inclusivo" y "realista".




El primer ministro de Haití, Airel Henry, recibió este miércoles, de la mano del Comité Asesor Independiente (CPI), el documento borrador para instaurar una nueva Constitución en su país.

En una ceremonia celebrada en la residencia oficial del primer ministro, Henry indicó que “las múltiples crisis políticas vividas en las últimas décadas” impiden el “buen funcionamiento de las instituciones públicas”, por lo que esta nueva Carta Magna es “necesaria”.

“Nuestro país no puede alcanzar sus objetivos de desarrollo sin contar con instituciones sólidas y estables. El análisis de las multifacéticas crisis de nuestras instituciones muestra la urgente necesidad de dotar al país de nuevas reglas fundamentales”, precisó el mandatario.

No obstante, ha adelantado que este nuevo texto “no será la panacea para resolver todos nuestros problemas”, aunque sí “un punto de partida”, según recoge la cadena de televisión haitiana Juno 7.

“Es imperativo trabajar, en una lógica participativa e inclusiva, para esclarecer las competencias de los poderes del Estado, el reequilibrio de poderes, la rendición de cuentas de los funcionarios electos, el fortalecimiento de las instituciones de control y la independencia de la justicia”, agregó.

Por su parte, el presidente en funciones, Boniface Alexandre, dijo que se trata de un borrador “inclusivo” y “realista”. “Hemos tomado la precaución de no dejar a nadie en la sombra”, remarcó.

La ya compleja crisis que atravesaba Haití se vio exacerbada con el asesinato del presidente Jovenel Moise el pasado 7 de julio en la capital haitiana, Puerto Príncipe. Henry asumió el cargo de primer ministro de Haití en medio de la crisis tras el magnicidio, quien lo nombró para el cargo dos días antes de su asesinato, por lo que no llegó a tomar posesión y el ex primer ministro interino, Claude Joseph, se puso al frente del Gobierno hasta que presentó su dimisión.

El gobierno de Henry ha recibido el respaldo de la comunidad internacional con vistas a celebrar las elecciones generales previstas para el 26 de septiembre, hasta cuándo tendrá que dirigir un país polarizado, empobrecido y en uno de sus momentos más difíciles y violentos.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.