Abbott llama a Interior tras nuevas amenazas contra Ximena Chong: Acusó episodio de un teniente coronel de Carabineros rondando casa de la fiscal

Jorge Abbott

La máxima autoridad del Ministerio Público contactó al jefe de gabinete, Víctor Pérez, para relatarle episodios sufridos por la investigadora en los alrededores de su casa y que involucrarían a un alto oficial de Carabineros, quien fue controlado por la PDI tras detener su motocicleta frente al domicilio de la jefa de Alta Complejidad Centro Norte. Desde el Gobierno comprometieron recopilar antecedentes.




En el Ministerio Público se ha intensificado la preocupación por la Jefa de Alta Complejidad Centro Norte, Ximena Chong, quien en las últimas horas ha vivido dos episodios que obligaron a la Policía de Investigaciones (PDI) a instalar un punto fijo en las afueras de su domicilio para brindarle protección.

La fiscal se había opuesto a medidas de seguridad, pese a que durante la formalización de investigación del carabinero Sebastián Zamora por homicidio frustrado en contra del adolescente A.A. de 16 años, fuera hostigada en redes sociales y que su propia familia recibiera mensajes de amedrentamiento en Instagram y otras plataformas.

Ayer por la noche, antes que un punto fijo de la PDI custodiara su hogar, dos individuos en moto rondaron la calle en que vive la fiscal Chong y su familia, haciendo sonar el motor de sus vehículos hasta que se bajaron y tocaron la puerta de la investigadora. Su hijo mayor los recibió y los sujetos, según la denuncia que tramita hoy la Brigada Investigadora Policial Especial (BIPE), sin sacarse los cascos que portaban le dijeron que tenían una carta “para su mamá”. El joven, entonces, les pidió que la dejaran en el buzón que está instalado para tales efectos y uno de los desconocidos tras dejar la misiva le pidió al adolescente: “Asegúrate que la fiscal lo lea”. Luego se retiraron del lugar.

Un carabinero rondando

Conocedores de la indagatoria sostuvieron a La Tercera que en la carta hay una imagen de la investigadora y el remitente dice ser parte de un grupo de ciudadanos "preocupados por su amenaza al devenir de Chile, su permanente activismo político, parcialidad y ataque a nuestros Carabineros de Chile y los valores que sustentan nuestra República”. Asimismo, en la misiva se lee que "corruptos” como la investigadora “no tienen cabida en nuestra nación” y que tomarán “las medidas necesarias , sean cuales sean, para defender nuestro país”. Finalmente se lee: “si usted considera que esta carta constituye una amenaza seria hacia su integridad sicológica y física, entonces está en lo correcto”, invitándola “corregir su actuar a la brevedad”.

La situación gatilló que el fiscal jefe Francisco Jacir ordenara las primeras diligencias para dar con los motoristas que fueron hasta la casa de la persecutora a concretar la amenaza en contra de una autoridad. Junto con esto, personal de la PDI se apostó durante toda la noche en los alrededores de la casa de Chong.

Sin embargo, hoy a las 8:00 AM se produjo un segundo episodio que es indagado por el Ministerio Público. Un sujeto también en moto se dio dos vueltas por la casa de la investigadora y luego se detuvo frente a su puerta. Fue entonces cuando los policías decidieron hacer un control de identidad, situación a la que el individuo se opuso en más de una ocasión. Sin embargo, una vez que entregó su cédula y al ingresar el RUT al sistema, los policías -según señalan quienes conocen la investigación- se dieron cuenta que se trataba de un teniente coronel de Carabineros. Si bien el episodio de anoche y el de esta mañana no se pueden vincular aún, ambos hechos son hoy investigados por el Ministerio Público.

El fiscal Jacir confirmó a La Tercera la indagatoria. “Efectivamente a raíz de las amenazas que la fiscal Chong recibió a través de Redes Sociales durante la formalización de investigación de un carabinero por el caso del Puente Pío Nono se dispuso de oficio iniciar una investigación por amenaza a la autoridad y se está trabajando con dos unidades de la PDI para esclarecer esos hechos y las dos situaciones que han ocurrido en las últimas horas y que determinaron nuevas diligencias para dar con la identidad de quiénes estás detrás de estos hechos”, sostuvo el fiscal jefe de la zona Centro Norte.

En el marco de esta indagatoria el fiscal nacional Jorge Abbott manifestó su preocupación a las autoridades de Gobierno, en especial por el episodio que involucraría a un uniformado. Desde la Fiscalía Nacional sostuvieron que “efectivamente el fiscal nacional Jorge Abbott se comunicó pasadas las 13:00 horas con el ministro del Interior, Víctor Pérez, para representarle su preocupación por la seguridad de todos los fiscales y en particular de la fiscal Ximena Chong”.

A juicio de Abbott “de constatarse acciones de este tipo, su ocurrencia es inadmisible y de especial gravedad en el marco de las labores que ejercen los fiscales del Ministerio Público, quienes no pueden estar sometidos a presiones en el cumplimiento de tareas que se basan en dar certezas de que la persecución penal se ejerce con objetividad y transparencia, sin importar quiénes sean los investigados”.

Consultado el Ministerio Público se confirmó que tras el llamado el secretario de Estado se comprometió a recabar todos los antecedentes de este caso.

Asociación de Fiscales

Tras conocerse estos hechos, la tarde de este miércoles la Asociación Nacional de Fiscales emitió una declaración pública, en la cual expresa su preocupación y condena “cualquier tipo de acto que amedrente la labor de los fiscales del Ministerio Público”, así como “presiones indebidas”, además de manifestar su “absoluto respaldo” al trabajo de la fiscal Chong.

“Nos genera máxima preocupación la integridad y seguridad de todos los fiscales, en especial la de quienes encabezan causas de alta connotación pública, como es el caso de la fiscal Ximena Chong y su equipo”, indica la misiva firmada por el presidente de la asociación de fiscales, Claudio Uribe.

En este sentido, llamaron al gobierno y a las autoridades pertinentes a “investigar en profundidad estos graves hechos y entregar los antecedentes que permitan determinar la participación de todos los posibles involucrados en las amenazas conocidas”.

“Como Asociación Nacional de Fiscales expresamos nuestro absoluto respaldo al trabajo de la fiscal Ximena Chong, así como a todos los fiscales que durante estos años han sido víctima de situaciones similares”, concluye el texto.

El propio fiscal Uribe ahondó al respecto, y señaló que “como fiscales del Ministerio Público no podemos aceptar que por hacer nuestro trabajo estemos expuestos a seguimientos, a amenazas, a situaciones que afectan la vida familiar, la vida privada”.

“Lo que tenemos acá es una fiscal (Ximena Chong) que lo único que ha hecho es cumplir su labor y por culpa de eso hoy vive una situación delicada que es a todas luces inaceptable”, agregó el persecutor.

Al respecto, agregó que “vamos a pedir que estos hechos se investiguen hasta el final, que vea quien está cometiendo situaciones que evidentemente son delito y que se castigue con la máxima severidad”.

Uribe cerró señalando que “si hay funcionarios públicos involucrados, si se llega a comprobar la pertenencia a alguna institución, de algunas de las personas que está participando en estas amenazas, en estos hostigamientos, en estos seguimientos al domicilio, se trata de una situación de la máxima gravedad, que no puede dejarse pasar, donde habrá que además de las investigaciones penales, hacer las investigaciones administrativas correspondientes”.

INDH: “Venimos a representar nuestra más absoluta y total consternación”

Minutos después de esta publicación, el director del Instituto Nacional de Derechos Humanos, Sergio Micco, acudió a la Moneda para reunirse con el ministro Víctor Pérez.

Tras el encuentro, que se da a días en que se concrete la formación del consejo asesor para la reforma de Carabineros, Micco indicó que "venimos a representar nuestra más absoluta y total consternación con lo que está ocurriendo con Carabineros”.

“No fue la fiscal la que dio tres versiones distintas, fue Carabineros el que dio tres versiones distintas entre el viernes y el sábado en la mañana. Cuatro días después nos enteramos que había una cámara personal, que no había cámaras Go Pro, en una policía uniformada, jerárquica, disciplinada, profesional”, afirmó el directivo.

En ese sentido, Micco aseguró que "estamos entrando con un pésimo pie en octubre, una fecha con tanto dolor. Y pedimos, primero, evidentemente que acá no solo hay responsabilidades de orden penal e individual. No solamente es evidente que se van a determinar en los tribunales responsabilidades de orden civil, también hay responsabilidades institucionales. Porque les insisto, más allá de la situación penal, de lo ocurrido en Pío Nono, las declaraciones que se emiten entre el viernes y sábado y el tipo de sumario que se están realizando, simplemente no pueden sino concluir que acá hay un problema estructural. Y por último, ciertamente, respecto a las responsabilidades políticas, hemos dicho ‘bueno, acá hay decisiones que debe tomar el Presidente y el Congreso’”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.