Accidentes de tránsito: uno de cada cinco fallecidos, entre enero y septiembre, es ciclista o motociclista

Ayer falleció la ciclista Emelyn Rojas, de 24 años, en un incidente en el cual participó un bus de Red. Foto: Agenciauno

Ambos medios suman más de 235 muertes. El año pasado, en igual periodo, fueron 192. Sin embargo, los incidentes que involucran a bicicletas bajan de 2.711 a 2.006.




Más de dos mil accidentes han involucrado este año a ciclistas, según cifras de la Comisión Nacional de Seguridad del Tránsito (Conaset). Se trata de una realidad que preocupa tanto a las organizaciones que promueven la movilidad como al gobierno, debido a que entre enero y septiembre fallecieron 85 personas que circulaban en bicicletas, cifra que contrasta con los 66 decesos ocurridos el año pasado durante el mismo periodo.

Ayer se conoció el caso de una nueva ciclista, Emelyn Rojas, de 24 años, que falleció en Providencia, aparentemente tras haber sido embestida por un bus del Transantiago, en un incidente que indaga la Siat de Carabineros. Es el tercer caso de este tipo en los últimos 15 días. La policía uniformada, de hecho, hasta octubre contabiliza 89 muertes de personas en bicicleta.

Estadísticas

Las cifras de Conaset indican que entre enero y septiembre ocurrieron 66.251 accidentes de tránsito a nivel nacional, que les causaron la muerte a 1.099 personas.

Esta lista la encabezan los automovilistas, con 32.246 siniestros viales. A nivel general, 3.728 eventos han involucrado a peatones; 4.088 a motocicletas; 10.680 a camionetas y 2.006 a bicicletas, entre otros modos de transporte. Según el balance de la misma entidad, entre enero y septiembre del año pasado hubo más siniestros con ciclistas: 2.711.

Respecto de las muertes, los ciclistas corresponden al 7,7% del total , mientras que los motociclistas (150) son el 13% del total. Ambos medios suman 239 decesos; es decir, el 21% del total de fallecidos. El año pasado, en igual periodo, fueron 192.

Gloria Hutt, ministra de Transportes, señaló que “si bien durante este año, entre enero y septiembre, hemos registrado un aumento de un 28,8% en los ciclistas fallecidos, los siniestros viales totales han disminuido en un 26%, lo que quiere decir que las consecuencias de cada siniestro han sido más graves, lo que, por lo general, se relaciona con la velocidad. Eso es lo que buscamos enfrentar con la implementación de medios tecnológicos para fiscalizar estas infracciones y generar cambios culturales. Es necesario asegurar una buena armonía entre el proyecto de ley Cati y la Ley de Convivencia de Modos, para beneficio de todos los usuarios”.

Johanna Vollrath, secretaria ejecutiva de la Conaset, aclaró que “la ciudadanía quiere más seguridad en las calles y para eso se requiere fiscalización”.

El problema, según Vollrath, es el aumento de la velocidad en las vías durante la pandemia, lo que genera un mayor riesgo para usuarios “vulnerables” como los ciclistas. También se advierte un alza de los viajes en bicicleta este año, los que llegan a un millón de traslados por jornada. Además, se han sumado miles de ciclistas y motociclistas de las App del delivery.

Carlos Melo, exsubsecretario de Transportes y académico de la U. San Sebastián, calificó las cifras de los últimos años como “muy graves (...) es necesario que los ciclistas se eduquen, pero no se debe perder el foco: el control se debe realizar a los automovilistas, pues la velocidad es la principal causa de los siniestros viales”.

Sandra Aguilera, directora del Colectivo Muévete, planteó que hay que abordar de forma inmediata la velocidad a la que transitan los buses del Transantiago. “Es urgente que haya un control”, dijo. De hecho, la Conaset tiene programados cursos especiales a conductores del transporte público, para prevenir los accidentes.

Control de velocidad

En paralelo a la ampliación de la red de ciclovías y las campañas de educación vial, el martes reciente el gobierno anunció que puso suma urgencia al proyecto de ley que crea un Sistema de Tratamiento Automatizado de Infracciones de Tránsito, que instalará una red de telerradares en las calles del país para controlar los excesos de velocidad. La iniciativa está en discusión en el Senado y podría ser votada en los próximos 15 días.

¿Dónde se instalarán estos dispositivos? La ley señala que estos equipos sacarán una fotografía o filmarán un video cuando se detecte a un vehículo que circula a una velocidad mayor que la permitida. “Se instalarán en sectores de las ciudades donde haya más accidentes”, dijo la secretaria ejecutiva de la Conaset.

También se busca que la ubicación de las cámaras sea conocida de antemano, para fomentar la precaución. Por ejemplo, en el último plan piloto realizado por el Ministerio de Transportes se instalaron cámaras en Camino El Alba con Camino de La Fuente, en Las Condes, donde se detectó que en una semana el 39% de los automóviles superó el límite máximo de velocidad establecido (23.822 vehículos).

Si se aprueba la normativa, los telerradares serán administrados por la unidad de fiscalización del Ministerio de Transportes, mientras que la concesión de las cámaras estará en manos de privados.

La ministra Hutt destacó que “es necesario considerar que la normativa de circulación existe, y que las razones de los siniestros siguen estando asociadas al no respeto de las leyes. Por eso, no basta con seguir legislando, sino que debemos enfatizar la fiscalización y lograr que cada usuario circule con buen conocimiento de sus obligaciones y derechos”.

Por ahora, el único organismo facultado para controlar es Carabineros, institución que posee 1.289 equipos para medir velocidades en todo el país.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.