“Atentado contra la autoridad”: ¿Quién es y qué arriesga la joven que lanzó agua al Presidente Piñera durante un acto en La Moneda?

Como Audrey Astrid Burgos fue identificada la estudiante de la carrera de Periodismo, de 22 años, que protagonizó un grave incidente en el palacio presidencial luego que en medio de un acto oficial increpara al Mandatario y le lanzara agua con una botella. La situación generó tensión en los patios de la casa de gobierno y motivó la detención de la mujer luego que se configurara un eventual delito de atentado contra la autoridad. Horas más tarde fue liberada luego que el propio jefe de Estado manifestara que no emprendería acciones en su contra. Está citada a la Fiscalía.




Había finalizado solo hace unos minutos una actividad en el Palacio de La Moneda para conmemorar los dos años desde que llegó al país el virus del Covid-19, cuando el Presidente Sebastián Piñera comenzó a sacarse fotos con los invitados tras finalizar su discurso de balance. Ahí, mientras se tomaba algunas selfies en el Patio de Los Cañones, pasadas las 14:00 horas, una mujer se acercó al Mandatario para increparlo. En ese momento la joven, quien tenía una botella de agua en su mano que había sido entregada por los organizadores del evento, le lanzó el contenido al Jefe de Estado en su cabeza. “¡El peor!”, le gritó, según testigos del tenso episodio.

De inmediato se activó la seguridad de Palacio y la protagonista del hecho fue rápidamente alejada del lugar, llevada al interior del patio Las Camelias y detenida por los guardias de La Moneda. Se informó de lo ocurrido a la Fiscalía y se la trasladó hasta la Primera Comisaría de Santiago en espera de instrucciones. Debido a que se trataba de un delito flagrante se determinó que se cursara un parte policial. Pasados unos minutos y luego que el propio afectado, el Presidente de la República, asegurara que no emprendería acciones legales en su contra, la mujer fue liberada y quedó citada al Ministerio Público luego que se abriera una investigación penal por presunto atentado contra la autoridad. Por este delito se arriesgan penas de hasta 3 años de cárcel, pero fuentes judiciales explican que ya con el anuncio del Mandatario y la irreprochable conducta de la joven lo más probable es que el caso termine con una salida alternativa a un juicio.

La detenida fue identificada Audrey Astrid Burgos. Tiene 22 años y es estudiante de periodismo de la Universidad Alberto Hurtado. ¿Qué hacía en el lugar? Estaba presente en el acto pues su abuelo David López había sido invitado y ella llegó como su acompañante. Pese a que el hecho no pasó a mayores y Piñera se sacó la chaqueta y continuó con la actividad, el ataque de la joven continuó siento tema durante la jornada y aún más cuando fue el abuelo de la joven quien intercedió a favor de su nieta. Todo esto quedó descrito en un tuit del Jefe de Estado.

“Fue lamentable, acepto sus disculpas, usted no tiene ninguna responsabilidad”, comentó Piñera en el encuentro. Dado el gesto, el Mandatario anunció que no iba a querellarse, ni emprendería acción legal alguna contra la joven. El ministro vocero de Gobierno, Jaime Bellolio, junto con lamentar lo ocurrido confirmó la postura de La Moneda. “El Presidente ha decidido no presentar ninguna acción legal”, aseguró.

Luego de la detención el caso llegó hasta al equipo de flagrancia de la Fiscalía Centro Norte. Sin embargo, debido a que el denunciante desistió de presentar acciones en su contra, el Ministerio Público tomó la decisión de dejarla apercibida, es decir, solamente cursarle el parte policial y liberarla.

El recuerdo de María Música

El hecho fue rápidamente viralizado en redes sociales, plataforma a través de la cual varios personeros de Chile Vamos condenaron el ataque al Mandatario. “Veo a muchos justificando, minimizando, poniendo contexto y relativizando la agresión al Presidente de la República. Es fundamental tener una sola voz en eso: Es Inaceptable. La presidencia se cuida, sea quien sea el primer Mandatario”, publicó el presidente de la UDI, Javier Macaya.

Lo ocurrido revivió el caso protagonizado por María Música Sepúlveda, una estudiante secundaria del Liceo Darío Salas que el 15 de julio de 2008, cuando sólo tenía 14 años, interrumpió un punto de prensa de la entonces ministra de Educación, Mónica Jiménez, tirándole agua en su cara con un jarro.

Lo último que se supo de ella fue en 2019. Ese año la joven -que en ese tiempo lucía dreadlocks- volvió a aparecer, esta vez, en redes sociales, publicitando su emprendimiento Weed Mama, en el Persa Biobío. En su local ofrece productos, recetas y asesorías en “cocina weed (marihuana, en inglés)”, además de productos de cosmética y salud natural.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.