Caso Sicario: asesino de Alejandro Correa es sentenciado a 28 años de cárcel y autor intelectual a 20 años de presidio

Víctor Gutiérrez Londoño, el sicario que asesinó al empresario viñamarino en Concón, en marzo del año pasado.

Asimismo, el chofer de Víctor Gutiérrez Londoño”, Claudio Riveros Canales, fue sentenciado a una pena de 16 años de cárcel. Finalmente, a la pareja del "sicario", Melissa Palma Valdés, condenada como cómplice del homicidio, se le sentenció a seis años de cárcel.




28 años de cárcel para Víctor Gutiérrez Londoño, a quien el Ministerio Público sindicó como el asesino del empresario Alejandro Correa, y 20 años para el autor intelectual del crimen, Renato López Fuentes.

Esa fue parte de la sentencia que se dio a conocer hoy, en un caso que generó conmoción en la opinión pública y que ocurrió en mayo de 2020, en Concón, Región de Valparaíso.

El 30 de marzo, el Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Viña del Mar, condenó a Gutiérrez Londoño por el delito de homicidio calificado de Correa y por homicidio simple en grado de tentado en contra de Claudio Muzio, amigo del empresario y testigo del hecho ese día, además por el porte y tenencia ilegal de arma de fuego. Asimismo, López Fuentes, quien pagó por el crimen, fue condenado como autor del delito de homicidio calificado.

En el desglose, a Gutiérrez Londoño se le otorgó una pena de 20 años por el crimen de Correa, 4 años por el homicidio simple en grado de tentado contra Claudio Muzio y 4 años por el porte y tenencia ilegal de arma de fuego.

Asimismo, el chofer del “sicario”, Claudio Riveros Canales, condenado por el delito de homicidio simple y porte, tenencia ilegal de arma de fuego y municiones; y receptación, fue sentenciado a una pena de 16 años de cárcel. Finalmente, a la pareja de Gutiérrez Londoño, Melissa Palma Valdés, condenada como cómplice del homicidio, se le sentenció a seis años de cárcel.

La jueza Mónica López Castillo, quien leyó las sentencias, señaló que “no proceden penas sustitutivas respecto de ninguno de los condenados”.

El sicario, de nacionalidad colombiana que ingresó de forma irregular a Chile, apodado “El Parce”, reconoció a la PDI tras su detención el 21 de mayo de 2020 que habría recibido el pago de 5 millones de pesos por el crimen.

Según se estableció durante el juicio, que comenzó el 28 de febrero, Renato López, dedicado al rubro de los rellenos sanitarios, pagó a Gutiérrez Londoño para deshacerse de Correa ante disputas con el empresario dueño de los lotes que complicaban un negocio que este mantenía en Quilpué.

En septiembre de 2019 el fallecido empresario ingresó una demanda de comodato precario en el 1º Juzgado de Letras de Quilpué y el jueves 14 de mayo de 2020, cuatro días antes de su muerte, denunció a la fiscalía local de Quilpué la ocupación de los terrenos por parte de un grupo de personas.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.