Durmiendo en el Congreso: El proyecto que multa a quienes chatean mientras conducen

Autor: La Tercera

La presidenta de la Comisión de Transportes emplazó al Ejecutivo a que patrocine la medida para que ésta pueda agilizar su trámite y ser despachada del Congreso en el menor tiempo posible.


Con la finalidad de disminuir los accidentes de tránsito, en 2015 un grupo de diez diputados del Partido Socialista y del PPD presentaron un proyecto de ley que busca sancionar a quienes utilicen teléfonos u otros dispositivos móviles mientras conducen.

La iniciativa fue presentada en enero de ese año y desde entonces el trámite legislativo no ha tenido avances en la comisión de Transportes de la Cámara de Diputados donde se encuentra, pese al apoyo casi transversal a la medida y que, a fines de 2016, incluso la administración de la expresidenta Michelle Bachelet y de la Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito (Conaset) dieron su respaldo a ésta.

Es por esto que la presidenta de esa comisión, la diputada Jenny Álvarez (PS), emplazó al Ejecutivo para que la moción sea respaldada por La Moneda y que de esta manera se logre agilizar su tramitación. “El Gobierno es quien marca la agenda legislativa y necesitamos que patrocinen esta iniciativa tan necesaria para reducir los accidentes y las muertes”, afirmó.

“Ya se logró un gran hito al reducir la velocidad de conducción en ciudad y pronto tendremos una ley de Convivencia Vial, lo que habla de que los chilenos estamos tomando conciencia sobre los accidentes y de cómo podemos tener una ciudad más amable. Es un proyecto muy importante que debemos legislar”, agregó la legisladora.

La iniciativa establece que “incurrirá en infracción quien conduzca utilizando cualquier otro aparato de telecomunicaciones” debido a que esto no permite al conductor estar atento a las condiciones del tránsito del momento, “salvo que tal uso se efectúe por medio de un sistema de manos libres”. El texto -de dos artículos- apunta a que se aplicará la pena correspondiente a una infracción gravísima.

Organizaciones como la ONG No Chat -quienes colaboraron en el diseño del proyecto- han salido a cuestionar que la medida esté “durmiendo” en el Congreso desde hace casi cuatro años años y hacen un llamado a que ésta sea discutida en el menor tiempo posible, para colaborar en la reducción de siniestros

“El uso de celulares ya está regulado, pero las cifras dan cuenta de que los conductores de todas maneras infringen las normas y producen accidentes. Ya logramos que se redujera la velocidad en ciudades, pero para una convivencia sana necesitamos profundizar en cambios de este tipo con sanciones adecuadas, pero sobre todo con educación desde la más temprana edad”, afirma Claudia Rodríguez, directora ejecutiva de la ONG y vicepresidenta del Consejo de la Sociedad Civil del Ministerio de Transportes.

A comienzos de agosto también entró en vigencia la ley que reduce la velocidad de conducción en zonas urbanas, pasando de 60 kilómetros por hora a 50, lo que de acuerdo a datos de esta organización disminuye hasta en un 30% los accidentes viales. La normativa es parte de la nueva Ley de Convivencia Vial -diseño en que también participó la ONG No Chat- que estará vigente a fines de este año.

De acuerdo a datos de la Conaset, en los últimos diez años, más de 16 mil personas han muerto y más de 569 mil han resultado con lesiones de distinto tipo producto de siniestros viales, lo que posiciona a nuestro país en las tasas más altas de víctimas de estos accidentes.

MAS ACCIDENTES EN LAS TARDES
El año pasado, la ONG No Chat lanzó un estudio titulado “Riesgo de siniestro asociado a conducción no atenta, observada en esquinas con alta siniestralidad vial del Gran Santiago”, donde se analizó tres variables de conducta: hablar, chatear y manipular el dispositivo móvil mientras se está al volante.

La investigación arrojó que durante un 35% de los automovilistas utilizaban el celular en algunas de las 3 variables observadas: 2,2% lo utilizan para hablar, 10,8% para chatear y 22,4% cuando se utiliza un distractor, como un porta celular.

Seguir leyendo