Erin Atwell, profesora estadounidense experta en contención: “Lo más importante en este momento es el amor que los padres les deben dar a sus hijos”

Profesora de la Ucla destaca que los estudiantes deben pasar el tiempo "haciendo cosas que los hagan felices".




Desde Dublín, donde la profesora de la Universidad de California, Los Ángeles (Ucla), se encuentra desde 2017 a cargo de un programa escolar, Erin Atwell, cuenta por qué la educación a distancia será un desafío tanto para padres como estudiantes en Chile, Irlanda y casi todo el mundo.

“En un modelo de aprendizaje a distancia, los estudiantes deben presentar las enseñanzas online para ser evaluados y los profesores, en general, tienen muy pocas formas de evaluar el aprendizaje real de los estudiantes. No hay forma de saber cuánto hizo el estudiante y cuánto fue ayudado por su familia”, señala Atwell a través de un cuestionario enviado por mail.

La maestra experta en educación diferencial publicó un texto sobre los niños en la cuarentena, el que comenzó a circular en redes sociales, con la ayuda de Amanda Céspedes, la destacada neurosiquiatra infantil de la U. de Chile. “Nuestros hijos están tan asustados como nosotros en este momento (...). Lo que ellos necesitan ahora es sentirse consolados y amados; sentir que todo va a estar bien. Y eso puede significar que rompamos nuestro horario perfecto y amemos a nuestros hijos un poco más”, escribió Atwell.

Ahora, agrega a La Tercera: “En las próximas semanas, veremos un aumento en los problemas de comportamiento con nuestros hijos, ya sea ansiedad o enojo. Comenzarán las protestas, porque no pueden hacer las cosas normalmente, eso sucederá. Veremos más colapsos, berrinches y comportamientos de oposición. Esto es normal y esperado bajo estas circunstancias”, escribe en la carta publicada y que fue compartida casi cuatro mil veces.

Sobre las motivaciones que la inspiraron a escribir su carta, responde: cuando los colegios cerraron, mi primer pensamiento fue que nos dirigíamos a un momento muy estresante y que sería difícil, tanto para los padres como para los estudiantes. Mi preocupación en ese momento fue que los padres tendrían que prepararse para el fracaso, esto, al tratar de hacer demasiado académicamente y no centrarse en la salud mental de sus hijos. Escribí esa carta para darles a los padres un “permiso” de dejar ir esos horarios perfectos, con la esperanza de que les dieran a sus hijos un enfoque más equilibrado y realista.

¿Son los niños los más afectados al ver modificada su rutina?

Se verán afectados por la falta de contacto social, al igual que el resto de nosotros. Ellos están acostumbrados a ver a profesores y amigos todo el día, jugar con ellos, reír y aprender juntos. Por ende, creo que eso les genera un mayor impacto a ellos.

¿Es normal que experimenten ansiedad?

La ansiedad es esperable tanto de niños como de adultos en estos momentos. El mundo está dando mucho miedo y creo que todos deberíamos reconocer el impacto que esto tendrá en nuestra salud mental. La mejor manera de manejarlo es reconocer que está allí, no ocultarlo o ignorarlo. Los estudiantes deben pasar tiempo haciendo cosas que los hagan felices, pero los padres deben ser conscientes de que los niños saben exactamente lo que está sucediendo allá afuera. Sin embargo, es posible que no tengan información verídica, por lo tanto, dar esa información sin provocar miedo será importante. Para mí, lo más importante en este momento es el amor que los padres les deben brindar a sus hijos.

Comenta