Gobierno prepara plan “gradual” de desconfinamiento y afina protocolos

Así lucía Plaza Italia este martes en la mañana, donde existen diariamente varios puntos de control que producen atochamientos. Foto: Agenciauno

Ministerio de Economía ya ha elaborado 10 protocolos para diversos sectores productivos en miras a una apertura. Hutt solicitó a universidades que cambien horarios de ingresos, para reducir concentración de personas en horas punta.




El ministro de Salud, Enrique Paris, planteó este martes que las cifras sobre el comportamiento del coronavirus muestran una “leve mejoría”, por lo que anunció que el país podría iniciar un proceso de desconfinamiento en un futuro próximo, sin dar fechas para que esto ocurra y en medio de que 63 comunas aún se encuentran en cuarentena.

La cartera reportó 301.019 personas contagiadas y 10.159 fallecidos por la enfermedad, aunque Paris remarcó que se han observado algunas tendencias en los últimos 23 días que dan señales “esperanzadoras”: una reducción de la positividad de los exámenes, llegando a 24,8% del total (de 12.065 exámenes). Se informaron 2.462 casos confirmados, mientras que el 14 de junio eran 6.938.

“Estamos preparando, con todas las precauciones sanitarias posibles y siguiendo las recomendaciones que haga el comité de expertos en pandemia del Ministerio de Salud, un plan para comenzar muy gradualmente, poco a poco, paso a paso, para avanzar en una futura estrategia de desconfinamiento”, dijo el ministro.

“Para levantar las cuarentenas se debe seguir una hoja de ruta para que la comunidad científica haga observaciones”, afirmó el presidente de Espacio Público, Diego Pardow, quien agregó que se deberían cumplir indicadores como una baja en la positividad de los exámenes (menor a 5%), que se informe sobre el nivel de trazabilidad de los casos y que los hospitales y clínicas tengan capacidad suficiente para recibir pacientes (este martes había 2.060 personas con Covid-19 en cuidados intensivos).

Economía

El Ministerio de Economía ya ha elaborado 10 protocolos para diversos sectores productivos en miras a una apertura, los que apuntan al correcto funcionamiento de los supermercados, comercio, construcción, oficinas, ferias libres, restaurantes, cafés y para el sector turismo. Estos manuales servirán de guía para que sean aplicados por las empresas de manera responsable y con ello cuidar la salud tanto de trabajadores y consumidores. Todos ellos ya están validados por el Ministerio de Salud.

El último protocolo publicado apunta a los centros como bodegas y lugares de almacenaje. Dicho documento se publicó el 3 de julio y entre sus mensajes principales destaca el establecer formas de trabajo en que los funcionarios no estén ubicados frente a frente, sino dándose la espalda o lado a lado. De ser necesario el trabajo frente a frente, se deben evaluar medidas de prevención, tales como instalación de barreras acrílicas o uso de escudos faciales. Además, se propone diseñar flujos al interior de los establecimientos, a fin de promover el distanciamiento social.

Transportes

La ministra de Transportes, Gloria Hutt, confirmó que se han elaborado acciones para un plan de retorno seguro. Entre los ejes principales están la creación de nuevos espacios para peatones y ciclosendas de emergencia. Así, se quitarán pistas de calles que hoy utilizan los vehículos para destinarlas a los peatones, vías que ya fueron seleccionadas por los seremis en cada región.

La idea es que esos espacios puedan ser usados por comercio como restaurantes, con el fin de evitar aglomeraciones al interior de los recintos. En esos lugares también se podrán hacer servicios religiosos, clases y actividades de esparcimiento. Hutt añadió que existe consenso en que el uso de la mascarilla debe ser obligatorio en buses y Metro. Para que las personas mantengan la distancia, se demarcarán las paradas, pero no se reducirá la capacidad máxima de los vehículos, pues ello podría ser contraproducente.

La ministra sostuvo que ya ha solicitado a los rectores de universidades que se modifiquen los horarios de ingreso a clases, para reducir la concentración de personas en horas punta.

Educación

La reapertura del mundo educacional es una de las áreas más complejas: hay 5,7 millones de parvularios, escolares y estudiantes de la educación superior, por lo que su retorno a las actividades podría derivar en rebrotes. A nivel escolar, los alumnos han perdido 68 jornadas de clases y todavía no existe una fecha de retorno.

El Mineduc está diseñando un protocolo para que los colegios reabran, el que consideraría las medidas sanitarias mínimas, pero que les daría libertad a los colegios para ajustarse. Por ejemplo, si se establece un límite de escolares por metro cuadrado, los establecimientos podrían sumar más salas de clases o dividir a los alumnos en jornadas. Por ahora, ya se está probando el protocolo de retorno en Isla de Pascua, donde los niños volvieron a clases el 1 de julio, con mascarillas y medidas de seguridad. En los próximos días podría sumarse Juan Fernández, que también pidió el retorno. Las universidades ya anunciaron que partirán el segundo semestre de forma online, lo que se extenderá mientras dure la crisis. Y algunas prevén que en octubre podrían retomar las actividades que requieren trabajo presencial, como las prácticas y los laboratorios.

Comenta