Héctor Barros, fiscal regional Metropolitano Sur: “Lo que ha aumentado es la violencia y la utilización de armas de fuego en los delitos violentos”

05/12/2019 FOTOGRAFIAS AL FISCAL HECTOR BARROS Mario Tellez/La Tercera

El persecutor es quien dirige las investigaciones en la zona sur de Santiago. En esta entrevista analiza el comportamiento delictual de los últimos años, especialmente en lo que dice relación a los homicidios, el narcotráfico y los nuevos métodos usados por quienes comercializan droga. "Hemos tenido importación de delitos y es natural que eso se produzca, pues tenemos un proceso migratorio bastante intenso y, por lo tanto, algunas personas que se trasladan de un país a otro no solo se trasladan con su cultura y sus valores, sino que también se trasladan con la cultura delictual", dice.




Al momento de hablar de criminalidad y violencia en los barrios más vulnerables de la Región Metropolitana, el fiscal regional Metropolitano Sur, Héctor Barros, responde con propiedad y conocimiento de causa. Da ejemplos, nombres y fechas.

¿Sicariato en Chile? Habla de eso: “En la población La Legua, hace cuatro o cinco años, para efectos de darle muerte a un menor de edad, unos sujetos contrataron a terceros para darle muerte a cambio de $ 600 mil”. ¿Violencia Intrafamiliar? También: “El año pasado un imputado que se arrancó de un centro penitenciario en Puente Alto llegó hasta donde su novia, le disparó y la mató. Un hecho deleznable”.

Los delitos violentos durante los últimos cuatro años, como los homicidios, han presentado un alza, pasando de una tasa de 4,2 de estos crímenes cada 100 mil habitantes, a 5,7. Sin embargo, entre 2020 y 2021, en la zona sur de Santiago se registró una baja de un 25% . Las cifras y sus interpretaciones enfrentaron al fiscal nacional, Jorge Abbott, y el gobierno. En esta entrevista, Barros habla de eso y de las nuevas formas de criminalidad que le preocupan para este año 2022.

Más allá de las cifras, persiste la sensación de que los delitos son más violentos, ¿comparte esa apreciación?

Sí. En el robo con intimidación, por ejemplo, donde antes se usaba generalmente un arma blanca, hoy se está utilizando el arma de fuego, pero no solo se utiliza el arma de fuego para intimidar, sino que ahora existe más frecuentemente el disparo en la comisión del hecho. Pero, por otro lado, lo que también hemos visto es que la delincuencia ya no usa estas armas de fuego hechizas que uno veía hace cinco u ocho años, que era la más incautada, sino que se están utilizando armas de fuego de grueso calibre y también armas convencionales.

¿O sea que han disminuido, pero son más violentos?

O sea, lo que ha aumentado es la violencia y la utilización de armas de fuego en los delitos violentos, sí.

Hace algunas semanas vimos un caso de secuestro y homicidio en el norte del país, vinculándose eso a delitos importados desde el extranjero: ¿Eso existe en la Región Metropolitana?

Lo que nosotros hemos visto es que ha ido aumentando el fenómeno criminal hacia áreas que antes nosotros no lo veíamos. Entre 2005 y 2006 tuvimos un fenómeno de secuestros exprés en nuestra jurisdicción, donde eran generalmente ciudadanos chilenos que habían estado cometiendo delitos en Europa, principalmente en Italia. Eran lanzas internacionales que después que regresaron al país empezaron una modalidad de secuestro. Ahora, en el caso nuestro, incluso tenemos un secuestro donde tenemos a los actores individualizados y en prisión, pero donde el cuerpo de la víctima nunca lo hemos podido encontrar, a pesar de que sabemos que se le dio muerte. Hemos tenido importación de delitos y es natural que eso se produzca, pues tenemos un proceso migratorio bastante intenso y, por lo tanto, algunas personas que se trasladan de un país a otro no solo se trasladan con su cultura y sus valores, sino que también se trasladan con la cultura delictual.

¿Hay en su jurisdicción presencia de carteles internacionales de droga?

Hemos visto, efectivamente, carteles participando en el envío de drogas, principalmente marihuana, pero no tengo investigaciones que den cuenta de que esos carteles estén asentados o estén instalados en el país. Lo que tengo es que hay nacionales y extranjeros que negocian con estos grupos o con estos carteles. Le puedo poner un ejemplo: de un embarque del Cartel de Jalisco se incautó un contenedor de marihuana que venía desde México. Ahí son personas que intermedian con ellos o que son nacionales que piden la importación. Lo que pasa también es que va un poco ligado con el proceso migratorio, toda vez que han llegado personas que a lo mejor tuvieron vinculación con esos grupos y, por lo tanto, ven la posibilidad de poder importar droga a Chile, ya que es un mercado bastante rentable para esas organizaciones.

¿Por qué?

Por ejemplo: un kilo de marihuana cripy en el Valle del Cauca está entre $ 100.000 y $ 150.000 y en nuestra calle está en $ 4.800.000 el kilo, por lo tanto, eso lo hace muy atractivo y muy rentable para estos grupos. En esta jurisdicción lo que tenemos son grupos que han estado haciendo envíos de droga por compras o tratos que tienen con nacionales o con personas extranjeras que están radicadas en Chile, pero no el cartel como infraestructura.

¿Con una nueva Ley de Armas se puede avanzar más en el combate contra la delincuencia?

Estoy confiado en que nos va a dar muy buenos resultados en lo que dice relación con la persecución penal, porque las armas, los delitos violentos y el narcotráfico son fenómenos que siempre van de la mano. Si uno quiere estudiar este fenómeno por separado no va a llegar a muy buenos resultados.

“Balas locas” y violencia intrafamiliar

Desde el punto de vista de la persecución penal en su jurisdicción, ¿cuál es la mayor preocupación para usted como fiscal regional en este 2022?

La mayor preocupación la tenemos en los delitos violentos. Básicamente, en lo que tiene que ver con los ajustes de cuentas que se realizan entre las distintas organizaciones barriales. Esto, porque produce muchos efectos colaterales, entre ellos las lesiones y las muertes de personas inocentes, de niños, con las mal llamadas “balas locas”, que siempre son intencionales. Por eso yo digo que no son “balas locas”, son lanzadas intencionalmente, lo que hace que la gente viva en una sensación de inseguridad mayor. Por otro lado, me interesa principalmente mucho lo que es la violencia intrafamiliar, que es otro fenómeno que tenemos bastante fuerte en nuestra zona.

¿En qué pretenden avanzar en eso?

En dos áreas: mejorar la calidad de las investigaciones para tener mejores resultados jurídicos, pero también con lo que dice relación con la protección de la víctima y los testigos. Y sobre todo en el tema de víctimas queremos brindar una atención por delitos, a cargo de los fiscales, directamente con la víctima. Me refiero a delitos violentos, me refiero al robo con violencia e intimidación, en el cuasidelito de homicidio, en los secuestros, entre otros. Quiero que el primer encuentro de la fiscalía con la víctima sea realizado por el fiscal.

En la última cuenta pública del Ministerio Público, el fiscal regional Occidente, José Luis Pérez Calaf, deslizó una crítica, advirtiendo “graves dificultades” en los temas de dotación y recursos para algunas fiscalías. ¿Comparte esa mirada?

Yo lo que entiendo que planteó el fiscal regional Occidente es básicamente que lo que requiere la fiscalía son más recursos. Lo que necesitamos son más fiscales, más funcionarios dedicados a este trabajo de persecución penal toda vez que los delitos han ido aumentando, pero no solo han ido aumentando en el número, sino que también han ido aumentando en complejidad. Cada vez que se hace un proyecto de ley, se crean nuevas figuras penales. Tenemos mucha gente que está trabajando muy agobiada por la gran carga laboral que tienen, porque no tienen el tiempo necesario para dedicarles a investigaciones relevantes y tienen que irse con muchas investigaciones, sobre todo los fiscales de delitos violentos, sobre todo los fiscales que investigan delitos de alta complejidad. Por lo tanto, lo que entiendo es que hay una necesidad de que podamos contar con mayores recursos para enfrentar de mejor manera y con mejores resultados lo que es la persecución penal.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.