Minsal ordena reforzar la vigilancia epidemiológica frente a la viruela del mono

Una sección de tejido de la piel, extraída de una lesión en la piel de un mono que había sido infectado con el virus de la viruela del mono, se ve con un aumento de 50X en el cuarto día del desarrollo de la erupción en 1968.

Una sección de tejido de la piel, extraída de una lesión en la piel de un mono que había sido infectado con el virus. Foto: Reuters.

Ante la propagación de la enfermedad en el mundo, la cartera sanitaria solicitó a las seremis de Salud fortalecer la pesquisa de casos, así como también alertar de los que cumplan con los síntomas.




El 18 de mayo de 2022, los funcionarios de salud de Massachusetts y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por su sigla en inglés) confirmaron un caso de viruela del mono en un paciente que había viajado recientemente a Canadá. También se han informado casos en el Reino Unido y Europa.

Aunque la enfermedad no es nueva -el primer caso humano confirmado fue en 1970- las alarmas se encendieron, y el mundo mira con preocupación la propagación de este virus.

En Chile no se han reportado casos de viruela símica hasta la fecha, ni tampoco se ha evidenciado la presencia de la enfermedad en el territorio nacional en las últimas décadas. Eso sí, la cartera sanitaria ya está tomando medidas necesarias para la prevención.

La Subsecretaría de Salud Pública envió el viernes pasado un ordinario donde señala que “frente a los recientes reportes de viruela símica informados a través de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se debe mantener la alerta en la red nacional de vigilancia epidemiológica considerando el alto tránsito de personas a nivel global, lo cual plantea un escenario de mayor riesgo de introducción de enfermedades transmisibles”.

Por esta razón, desde la subsecretaría le solicitaron a las seremis de Salud de todo el país reforzar la pesquisa de casos de enfermedades febriles de origen desconocido, orientando la investigación a identificar antecedentes de viajes internacionales o zonas endémicas.

Asimismo, se solicitó que los médicos tratantes reporten a las seremis los casos que cumplan con la descripción clínica de la enfermedad -fiebre, cefalea, dolor lumbar y lesiones cutáneas- y que tengan antecedentes de un viaje internacional reciente.

Además, para la confirmación de los casos, la prueba PCR es la recomendada.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.