Presidente del Colegio de Profesores califica como “miserables” y de un “clasismo impresentable” comentarios de Figueroa sobre hacinamiento y riesgo de abuso sexual en niños

“Un niño hacinado, con riesgo de ser abusado sexualmente en su hogar, tiene que tener la posibilidad de ir a la escuela”, dijo ayer el ministro de Educación al referirse a un eventual retorno a clases de los escolares. "Si tiene antecedentes, que denuncie", dijo Mario Aguilar. La Defensoría de la Niñez también lamentó los dichos del secretario de Estado.




Una fuerte crítica hizo hoy el presidente del Colegio de Profesores, Mario Aguilar, a los dichos realizados ayer por el ministro de Educación, Raúl Figueroa.

El secretario de Estado, en una entrevista televisiva, abordó un eventual retorno a clases de los escolares y señaló: “Un niño hacinado, con riesgo de ser abusado sexualmente en su hogar, tiene que tener la posibilidad de ir a la escuela”.

Aguilar calificó los dichos de Figueroa como “deplorables”, “miserables” y de “un clasismo impresentable”. “Me parecen unas declaraciones muy graves del ministro. Lo quiero emplazar, si tiene antecedentes concretos respecto a casos de que niños en sus casas están siendo abusados sexualmente, él tiene la obligación como ministro de Estado de poner en conocimiento de eso a la justicia. Si no tiene antecedentes concretos, lo que está haciendo simplemente es una especulación, una gravísima acusación que ofende, que maltrata, que violenta a las familias vulnerables y pobres de este país”, dijo el presidente del Magisterio.

En esa línea, añadió: “Me parece que el ministro de Educación queda invalidado para su cargo cuando hace declaraciones tan inexcusables, tan graves, tan violentas contra esas familias. Son dichos de un clasismo impresentable en una autoridad de Estado”.

“Si hay niños que están siendo abusados sexualmente, la solución no es durante el tiempo que estén en el colegio van a estar protegidos. Porque esos niños cuando vuelvan a sus casas, al terminar la jornada, a las 4 de la tarde, vuelven al problema. Lo que tiene que hacer el Estado es defender a esos niños”, afirmó Aguilar.

“Refleja la ansiedad que tiene el gobierno por presionar un pronto retorno a clases para una supuesta nueva normalidad”, dijo, y añadió: “Es un argumento miserable”.

Defensoría de la Niñez

Por su parte, la Defensoría de la Niñez también lamentó los dichos de Figueroa mediante un comunicado. “Estos dichos constituyen una forma de intencionar el retorno a clases presionando con explicaciones que tienen un impacto comunicacional pero que, finalmente, generan una reacción razonablemente contraria de parte de los padres, madres y responsables del cuidado de los niños, niñas y adolescentes”, señaló el organismo.

“La pobreza no es sinónimo de violencia, y las expresiones vertidas por el Sr. Ministro producen una estigmatización indebida e injustificada a quienes, careciendo de condiciones de vivienda con dignidad, la que debiera propiciarse precisamente por el Estado a quien representa el Sr. Ministro, hoy son víctimas de sus dichos, constitutivos de una evidente manifestación de violencia estatal indebida”, se añade en el texto.

Asimismo, se sostiene que “los niños, niñas y adolescentes no viven en los colegios y si la hipótesis que plantea el Sr. Ministro se produce, y un niño, niña o adolescente está siendo víctima de algún delito sexual o de cualquier otro al interior de su residencia, lo que corresponde es que esos hechos se aborden con acciones estatales inmediatas para que el agresor salga de ese domicilio, la víctima sea protegida y, por tanto, no siga expuesta de manera alguna al maltrato o agresión que le afecta, con la oportuna, debida y eficiente intervención de las instituciones responsables”.

Comenta