SAG rescata 80 aves con movilidad reducida en playa de Quintero

aves-loncura

Servicio sospecha de "algún contaminante oleoso". Armada identificó "delgada mancha oleosa" y tomó muestras para "determinar si tiene relación con el comportamiento de las aves".




A las 14.00 horas de este viernes fue notificada la Capitanía Puerto de Quintero sobre la presencia de aves en la playa de Loncura "con un comportamiento errático y posiblemente con presencia de un hidrocarburo", afirmó la Armada.

Decenas de aves permanecían quietas, a orilla de playa, pese a la proximidad de las personas que, curiosas y preocupadas, se acercaban para verlas.

Hasta el lugar llegó la policía marítima, constatando el hecho e informando al Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) que procedió con el rescate de cerca de 80 blanquillos.

El blanquillo es un tipo de ave acuática de pico puntiagudo y pies lobulados. Tiene la habilidad de hundirse despacio y a veces, incluso, muestra solo la cabeza afuera el agua. Casi no tienen cola y su dorso suele lucir esponjoso o aterciopelado.

Javier Araya, jefe de oficina del SAG de Quillota, confirmó que "varias aves estaban con movilidad reducida, las cuales son trasladadas a la oficina de Quintero, del SAG, para ser evaluadas. Se descarta cualquier enfermedad, de denuncia obligatoria, en las aves, y se sospecha de la presencia de algún líquido o contaminante oleoso, que las está afectando".

Al respecto, la Capitanía Puerto de Quintero dispuso la búsqueda, en la bahía y en el borde costero, de "la presencia de alguna sustancia oleosa" mientras tanto verificaba "las operaciones de transferencias de combustible en la bahía" las que no presentaron anormalidades en la operación, señaló el capitán de fragata, Mario Besoain.

No obstante, "se pudo (…) detectar la presencia de una delgada mancha oleosa de característica tornasol en la bahía y otra en la playa cercana a Loncura (…), a las que se les efectuó toma de muestras, para su posterior análisis, a objeto de poder determinar si tiene relación con el comportamiento de las aves".

En paralelo, y "debido a que en el sector de Loncura se apreciaba un olor similar a combustible", la Armada informó a la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA), entidad que inició una inspección a los terminales marítimos para descartar cualquier irregularidad en sus operaciones.

De hecho, la SMA confirmó a La Tercera que "está constituida en el lugar, realizando actividades de fiscalización para verificar si algunos de los terminales con Resolución de Calificación Ambiental (RCA) en la zona están relacionados o no a dicha contingencia".

Cabe destacar que las aves, que "se encuentran en buen estado, están alerta, están atentas, con buena actitud, buena postura", según el jefe del SAG de Quillota, más tarde fueron trasladas hasta el centro de rescate de Ñamku, en Concón, para ser rehabilitadas.

Lamentablemente, 7 ejemplares fueron recuperados sin vida, por cuanto el SAG procederá con la necropsia correspondiente para determinar la causa de su muerte.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.