Subsecretaria de Prevención del Delito defiende iniciativa de cierre de pasajes y dice que esperan presentar reglamento antes del 11 de marzo

El Ministerio del Interior y Seguridad Pública y la cartera de Transportes y Telecomunicaciones deben emitir dos reglamentos para que se implemente la nueva normativa. Además se debe publicar una ordenanza para los municipios por parte de la Subsecretaría de Desarrollo Regional. El plazo dispuesto para que se concreten esos tres trámites es de seis meses. "Esperamos poder dejar lo más avanzado posible y ojalá ingresado a Contraloría el reglamento por parte del Ministerio del Interior antes de que termine el mandato del actual gobierno”, dijo María José Gómez.




El subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, la subsecretaria de Prevención del Delito, María José Gómez, y el director nacional de Orden y Seguridad de Carabineros, general inspector Marcelo Araya, entregaron la mañana de este martes el balance semanal de la labor operativa desarrollada por la policía uniformada, detallando cifras relativas a la delincuencia organizada, planes operativos y detenidos a nivel nacional.

María José Gómez agradeció las labores preventivas que desarrolló Carabineros con motivo de la alerta de tsunami el fin de semana y valoró los resultados del plan anti encerronas implementado en mayo de 2021.

Asimismo, respondió a críticas que se han realizado a la ley que permite instalar sistemas de seguridad en los accesos y salidas de pasajes y calles, que promulgó el Presidente Sebastián Piñera este lunes. Mientras la Ley 20.499 reguló el cierre de calles y pasajes “ciegos”, con una misma entrada y salida, por motivos de seguridad ciudadana, la nueva normativa perfecciona la regulación vigente e incluye a calles y pasajes que posean una entrada y salida distinta.

“Esta es una ley que nos pone muy contentos, es un sentido anhelo de alcaldes, de vecinos, de dirigentes comunitarios, contar con estas medidas y contar con esta nueva ley que lo que hace es flexibilizar y hacer más fácil y expedito la posibilidad de que vecinos se organicen y puedan tener medidas de restricción o de cierre de sus calles o pasajes con el objetivo de tener una mayor seguridad, una mayor tranquilidad”, sostuvo la autoridad que estuvo a cargo de la iniciativa en su tramitación en el Congreso.

La subsecretaria señaló que “esta medida es una medida más que contribuye y que además tiene un profundo sentido de equidad territorial porque permite que cualquier comunidad, en cualquier comuna, en cualquier lugar del país pueda organizarse”.

“Esto es una contribución, por supuesto, junto con muchas otras medidas que hemos ido tomando como gobierno en conjunto con los alcaldes”, agregó, destacando que enfrentar la delincuencia “es un trabajo que como gobierno hemos hecho con decisión, frontalmente, desde el primer día”.

Gómez precisó que el cierre de calles y pasajes “es por un periodo acotado de horas al día, por siete horas ampliable a 10 horas que sean justificadas por razones de seguridad ante los concejos municipales”.

“La ley es muy clara en este sentido, que en ningún momento cuando se aplique este cierre o restricción se puede obstaculizar el tránsito de peatones y el tránsito de vehículos de seguridad, de utilidad pública o vehículos comunales”, explicó.

Asimismo, recordó que la ley está promulgada pero están pendientes dos reglamentos que harán posible su aplicación.

“Hay que hacer dos reglamentos, uno que está a cargo del Ministerio del Interior, que establece cuáles son las formas de cierre y también las formas de administración de estas restricciones a calles y pasajes; y también existe un reglamento a cargo del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones que tiene que establecer en el caso de que una calle o pasaje dé con una vía de la red vial básica, cómo es el sistema para pedir la autorización excepcional”, acotó.

La autoridad expuso que el plazo dispuesto para dictar ambos reglamentos y una ordenanza para los municipios de la Subsecretaría de Desarrollo Regional es de seis meses.

“Nosotros ya estamos trabajando en ese reglamento y vamos a trabajar lo más rápido posible, porque sabemos del interés de alcaldes y vecinos de contar con esta normativa vigente y esperamos poder dejar lo más avanzado posible y ojalá ingresado a Contraloría el reglamento por parte del Ministerio del Interior antes de que termine el mandato del actual gobierno”, afirmó la subsecretaria.

Por su parte, el general Araya dijo que “no debiera haber peligro” de que se impida la circulación de personal policial al implementar el cierre, e hizo hincapié en que para garantizar el éxito de la normativa “es importante la coordinación”.

Balance de labor policial

Entre el 10 y del 16 de enero la policía uniformada detuvo a 6.993 personas a nivel nacional, con un promedio de 999 aprehensiones por día y 42 por cada hora.

Entre los arrestados, destacan 1.399 casos por Delitos de Mayor Connotación Social (DMCS), de los cuales 344 lo fueron por robos. De estos, 35% fueron Delitos Violentos, “un fenómeno que no solo nos preocupa como cuerpo policial. También, debemos poner atención como sociedad, pues representa un problema multifactorial y transversal”, advirtió el general Araya.

También, señaló que hubo 555 personas detenidas por infringir las Leyes de Drogas y de Armas, y 2.049 prófugos de la justicia, que mantenían órdenes judiciales vigentes.

En la misma línea, el alto oficial de Carabineros informó que en casi tres meses de funcionamiento el Plan Operativo 6 Anti bandas, armas y narcotráfico, que opera en 50 sectores priorizados de la Región Metropolitana, se contabilizan 284 detenidos, con un promedio de tres por día, además de 15 armas de fuego y más de 125 kilos de drogas incautadas.

En tanto, el Plan Operativo 5, que desde el 3 de mayo de 2021 apunta a controlar el delito de robos violentos de vehículos en la capital, registra 194 detenidos (dos por día), 60 vehículos con encargo recuperados y 69 móviles incautados.

Frente a ello, el subsecretario Galli sostuvo que “hay un número mayor de armas incautadas, hay un número mayor de bandas desarticuladas”, pero reconoció que existe una “sensación de inseguridad distinta a la que nos muestran los datos”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.