Hora de definiciones en el Frente Amplio

En medio de una controvertida semana, el nuevo referente de político trazará su horizonte en materia programática, electoral, orgánica y territorial.

Pasadas las 19.00 horas del martes 17, la directiva de País llegó hasta la sede del Partido Humanista en Providencia para reunirse con dirigentes de otros seis movimientos y partidos de los doce que integran el Frente Amplio. En la cita, representantes del Movimiento Autonomista, Revolución Democrática, Izquierda Libertaria, Partido Humanista, Nueva Democracia y Convergencia de Izquierda le solicitaron al presidente de la colectividad, Gonzalo Martner, declinar la precandidatura del senador Alejandro Navarro, cuyo nombre había sido propuesto por su partido para convertirse en el abanderado presidencial del bloque.

El tema se venía debatiendo hace tiempo puesto que, para muchos, la figura del parlamentario no representaba el sentido del proyecto. El conflicto, que terminó con la marginación de la colectividad, se da justo en una semana clave para el Frente Amplio, que hoy sábado definirá su hoja de ruta de cara a los comicios de noviembre.

“En la política democrática los vetos a las personas son inaceptables”. Con esas palabras la directiva de País rechazó la decisión, mediante un comunicado difundido el jueves.

Convocatoria abierta

Más allá de las tensiones, el Frente Amplio -que además cuenta con la participación de Izquierda Autónoma, Partido Ecologista Verde, Partido Poder, Partido Igualdad y Partido Liberal- enfrentará hoy un crucial encuentro. Los principales objetivos, cuentan sus integrantes, serán definir cuál es el sentido de este nuevo referente, delinear los ejes programáticos bajo los cuales se pretende levantar una lista única parlamentaria y resolver si efectivamente disputarán las elecciones presidenciales.

Desde las 9:30 horas en la Escuela de Artes y Oficios de la Universidad de Santiago, 24 delegados, dos representantes de cada partido o movimiento, se reunirán para trabajar durante toda la mañana divididos en cuatro comisiones (electoral, territorial, programática y orgánica) con el fin de establecer los pilares fundantes de bloque.

Durante la tarde, la idea es integrar a la discusión a más de 30 organizaciones del mundo civil y social para que hagan sus aportes en las definiciones del Frente Amplio.

Una de las principales dificultades que tendrán que sortear será coordinar y acordar principios básicos en medio de la diversidad de proyectos. Asimismo, tendrán que evaluar una orgánica que les permita funcionar. Esto, porque al estar integrado por partidos formalmente inscritos y movimientos sociales y políticos, no será fácil establecer un mecanismo en el que todos pesen lo mismo.

Aunque aún no empiezan las negociaciones por los cupos parlamentarios para la próxima elección, hay quienes ya han puesto a disposición a sus militantes.

Para el presidente de la Izquierda Autónoma, Andrés Fielbaum, es fundamental que el Frente Amplio tenga presencia en el Congreso y por lo mismo ya han lanzado sus cartas: Francisco Figueroa, para competir por Santiago; Camila Rojas -actual presidenta de la FECH- para hacerlo por Valparaíso; Rodrigo Oliva, por Iquique y Nicole Cornejo o Cari Álvarez para ir por otros distritos.

“Hay que configurar una lista electoral lo más potente posible, justamente porque una bancada parlamentaria de peso nos permitirá pelear con más fuerza por las reformas necesarias”, dice Fielbaum.

Si bien desde el Frente aseguran que por ahora lo importante es la construcción de la mirada del colectivo y no la definición de candidaturas, han sido varios los nombres que han sonado para asumir el desafío presidencial. Carlos Ruiz (IA), presidente del Directorio de la Fundación Nodo XXI, es uno de ellos. En el Partido Humanista, en tanto, el ex candidato presidencial Tomás Hirsch y el presidente de la colectividad Octavio González también han sido sondeados. Asimismo, han sonado los nombres del ex dirigente sindical de Codelco, Cristián Cuevas; el vocero del movimiento No+AFP, Luis Mesina; la periodista Beatriz Sánchez y el presidente de RD, Sebastián Depolo.

Seguir leyendo