Las cuatro obras que restan y que están cambiando la cara de la zona centro-oriente

Se trata de iniciativas que están incorporadas en el megaplan vial que el MOP impulsó en el sector. A la fecha se han habilitado 13 puntos de conexión, pero expertos advierten nuevos puntos de tacos.

“Nos falta entregar la entrada desde Vitacura, terminar el puente Pérez Zujovic. Pero la obra más grande que falta es el túnel de Kennedy, de 1,3 kilómetros, que va desde la ex rotonda Pérez Zujovic hasta Vespucio”, señaló el ministro de Obras Públicas, Alberto Undurraga, al hacer un balance de las obras que faltan por terminar del Plan Santiago Centro Oriente.

En total, y por sus magnitudes, son cuatro las mejoras restantes (ver infografía), y que se sumarán a las habilitaciones que se han inaugurado a la fecha y que suman 13. Entre ellas se cuentan la conexión entre Presidente Riesco, Andrés Bello con Costanera Sur; los túneles que conectan la Costanera Norte con Costanera Sur; la conexión de Costanera Sur con el puente Lo Saldes. Mejoramientos que se centran en la ex rotonda Pérez Zujovic y que, sin contar el túnel Kennedy, sumarían unos 18 kilómetros adicionales a la vialidad existente solo durante este 2016. Esto representa 21% más de infraestructura que el total de kilómetros de la Costanera Norte.

La última obra inaugurada, de las pendientes, fue el túnel Lo Saldes, que quedó habilitado el jueves recién pasado

El alcalde de Vitacura, Raúl Torrealba, valoró la inversión realizada, pero señaló “tengo clarísimo que hasta que no estén terminadas todas las obras, no va a estar resuelto el problema. Con lo que se ha recibido hasta ahora, ya sentimos que la cuestión fluye bastante mejor. Cada una de las obras que se han ido entregando ha significado un pequeño pasito que nos ha ayudado a ir avanzando en ese sentido”.

Alejandro Tirachini, académico y experto en transportes de la U. de Chile, apuntó a la necesidad de potenciar otros modos de transporte. Aseguró que la infraestructura basada en autopistas y obras expresas para automóviles “no soluciona la congestión en absoluto, de ninguna forma. ¿Por qué? Porque incentiva la demanda inducida de tráfico, o sea, de gente que hace más viajes en automóvil”.

Tirachini puso como ejemplo los recién inaugurados túneles de conexión entre Costanera Norte y Costanera Sur, que tienen alta afluencia y congestión en horas puntas, esto incluido el enlace a Vitacura y El Golf por Presidente Riesco, y a Andrés Bello.

El experto señala que esto responde a que “en el corto plazo, cuando se alivia un poco esa congestión, la gente inmediatamente se aprovecha de eso y empieza a ocupar más el automóvil. Y eso es lo que ya estamos viendo en estas primeras semanas del enlace, que se congestiona rápidamente”.

Nuevos tacos

Para el consejero del Consejo de Políticas de Infraestructura (CPI), Alvaro González, esta es “la obra vial más importante que se está haciendo en Santiago, porque hace mucho tiempo no se estaba invirtiendo. Pero se necesitan obras más reestructurantes, porque si bien vas a ordenar la zona de la ex rotonda Pérez Zujovic, hay otros sectores que tendrán problemas”.

Lo mismo opina el alcalde Torrealba, quien asegura que el proyecto “resuelve los problemas en ese lugar (ex rotonda), pero si no seguimos replicando este tipo de trabajos, se van a repetir los tacos en otros lugares. Por ejemplo, en Vitacura tenemos un serio problema en Escrivá de Balaguer con Luis Pasteur y en el puente Lo Curro. Vitacura necesita más puentes que unan la comuna entre las riberas norte y sur del río”, señaló.

Alvaro González añade que lo ideal es “reforzar el tema transporte, porque si no la gente no tiene alternativa y se sube a los autos. Hay que hacer una fuerte inversión en más líneas de metro para que se aminore la demanda de automóviles, porque no caben todos y el parque vehicular sigue en alza. Las ciudades que tienen congestión comienzan a disminuir sus niveles de productividad, y eso es lo que estamos observando en Santiago”.

Tirachini agregó que “es el uso del auto, no la posesión, lo que genera congestión. Es el uso racional del automóvil lo que se debe incentivar”, dijo, junto con señalar que se debe apuntar a hacer obras más amigables con el peatón.

Seguir leyendo