Protestas kurdas en contra del EI se extienden a Turquía y Alemania

Las manifestaciones incluso llegaron al Parlamento Europeo cuando un centenar de kurdos irrumpió ala fuerza, alegando la "pasividad" de la UE ante los ataques del Estado Islámico.




El sudeste de Turquía se  encuentra este miércoles en tensión tras las manifestaciones kurdas contra las  reticencias del gobierno a intervenir en Siria que degeneraron en disturbios, causando al menos 18 muertos. En tanto, 23 fueron los heridos que dejaron las manifestaciones en Hamburgo, mientras en el Parlamento Europeo cientos de kurdos irrumpieron para protestar contra la "pasividad" de la Unión Europea (UE) frente a la amenaza del Estado Islámico.

Por primera vez desde 1992, las autoridades turcas se han visto obligadas a  imponer un toque de queda estricto en seis provincias pobladas mayoritariamente  por kurdos para intentar aplacar una oleada de protestas que amenaza con echar  abajo el proceso de paz entre la rebelión y Ankara.

El último balance de la prensa turca da cuenta de 18 muertos. 

La mayor parte de los enfrentamientos tuvieron lugar en Diyarbakir,  considerada la "capital" del sudeste kurdo, donde murieron diez personas,  confirmó en rueda de prensa el ministro de Agricultura, Mehdi Eker. 

"La mayoría de las víctimas murieron por impactos de bala"

durante  enfrentamientos entre simpatizantes de los rebeldes del Partido de los  Trabajadores del Kurdistán (PKK) y partidarios de los movimientos islamistas,  añadió.

El ministro atribuyó la violencia a un "lobby del caos" que quiere  "emponzoñar el proceso de paz". 

Este miércoles la situación era tensa pero tranquila en Diyarbakir, donde  los militares y blindados patrullaban por las calles desiertas de esta ciudad  de más de un millón de habitantes, comprobó la AFP.

Pero estallaron nuevos enfrentamientos entre activistas kurdos y la policía  en Agri y Karliova (sudeste), donde los comercios estaban cerrados, informó la  prensa. 

Las protestas respondían al llamamiento realizado el lunes por la noche por  el principal partido kurdo de Turquía, el Partido Democrático Popular (HDP).

Tanto en el sudeste, como en Estambul o Ankara, los manifestantes  protestaban por la reticencia del gobierno a intervenir militarmente contra los  yihadistas del grupo EI, que asedian la ciudad kurdosiria de  Kobane. 

Los manifestantes causaron destrozos cuantiosos en edificios públicos,  comercios, vehículos y locales del Partido de la Justicia y el Desarrollo  (AKP), en el poder desde 2002.

ALEMANIA

Al menos 23 personas sufrieron heridas en  los enfrentamientos registrados anoche entre miembros de las comunidades kurda y yazidí con militantes islamistas en Hamburgo y Celle (norte de Alemania), se  supo este miércoles de fuente policial.

En Hamburgo, los choques comenzaron al anochecer, luego de una manifestación organizada durante la tarde por la minoría kurda de Hamburgo contra "la masacre" cometida por el grupo Estado Islámico en la ciudad siria de  Kobane.

En Celle (Baja Sajonia) se produjeron enfrentamientos entre miembros de la  comunidad yazidí, una minoría de lengua kurda instalada en esa región, e  islamistas de origen checheno, según la policía local, que también fue atacada  con piedras, botellas y palos.

PARLAMENTO EUROPEO

Más de un centenar de manifestantes kurdos irrumpieron ayer a la fuerza en la sede del Parlamento Europeo en Bruselas para protestar por la pasividad que a su juicio tiene la la UE ante los ataques terroristas del EI.

Los manifestantes, que desde hace varios días protestan en una plaza cercana de la Eurocámara, entraron por la fuerza a la entrada principal de la institución, en donde las autoridades belgas han desplegado una fuerte presencia policial.

Los manifestantes kurdos que han realizado otras acciones similares en varios aeropuertos europeos en las últimas horas piden también ayuda militar y humanitaria en favor de los habitantes de Kobane.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Investigadores italianos idearon una versión no verbal de la prueba de Turing, con la cual descubrieron que un robot podía generar percepciones confusas en los humanos.