Salmoneros podrían dejar de pagar hasta $3.000 millones en patentes

Felipe Sandoval

Gremio alerta que norma que caduca concesiones por no uso reducirá recursos de municipios. Líder del sector, Felipe Sandoval, aboga para establecer una nueva autoridad en Subpesca.




A falta de una autoridad definitiva en la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca), luego de la bullada salida de Raúl Súnico, el gremio salmonero advierte que los temas sin resolver en la industria se están acumulando de manera peligrosa.

Según el presidente del gremio que representa a la industria salmonera (SalmonChile), Felipe Sandoval, es clave nombrar lo más pronto posible a la nueva autoridad, considerando la necesidad de revisar ciertos aspectos regulatorios. Uno de ellos es el que obliga a las empresas a ocupar todas sus concesiones, dada la latente amenaza de ser caducadas. Para Sandoval, este aspecto de la normativa podría afectar tanto a la industria como a las localidades donde se ubican los centros de cultivo.

"Nosotros pagamos patentes por concesiones y podríamos dejar de pagar hasta $ 3.000 millones anuales si se caducaran todas", explica el presidente del gremio y añade que esos recursos se destinan año a año al municipio y al gobierno regional, lo que agravaría la situación.

"El nuevo esquema te incentiva a ocupar nuevas concesiones, pero si no las usas te las caducan. Al final, hay una contradicción en el sistema", agrega.

"El ideal es que salgan las relocalizaciones y que uno pueda fusionar concesiones de manera de tener menos, más alejadas y más productivas. Así, se puede ir rotando sin tener la amenaza de que te las caduquen", añade.

Desafíos

Desde SalmonChile indican además la importancia de avanzar en materia regulatoria, pues para este 2017 quedaron pendientes distintos desafíos.

Uno de ellos es el denominado reporte de sustentabilidad, que para Sandoval es muy importante desde el punto de vista de la transparencia y la apertura hacia la comunidad. A esto se le suma el fortalecimiento del centro de enfermedades que afectan a los salmones, específicamente el Caligus -más conocido como piojo de mar- y la SRS.

"Esta iniciativa, que implicó US$ 25 millones, se instaló el año pasado y ahora va a empezar a operar más en forma", dice Sandoval.

Respecto de temas internos, Sandoval expone que al ser 2017 un año de elecciones presidenciales y parlamentarias "es muy importante que tengamos una proposición para poder presentarle a las nuevas autoridades de los cambios que hay que hacer en la industria en el largo plazo", apunta.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Revisa en nuestro video semanal la nueva herramienta que prepara el popular servicio de mensajería.