Avanzar es urgente

FOTO: MANUEL LEMA OLGUIN/AGENCIAUNO



SEÑOR DIRECTOR

Tras más de dos años de pandemia e incertidumbre hay datos que cuentan con evidencia científica y consenso internacional:

1) Para los niños el daño por no asistir a sus escuelas es incalculable. Las consecuencias académicas y emocionales son graves como demuestran los últimos episodios de violencia registrados en escuelas.

2) Las clases remotas no reemplazan en ningún caso la presencialidad y solo aumentan las brechas.

3) La gran mayoría de los niños no enferman gravemente de Covid.

4) Las escuelas han sido lugares seguros en la pandemia (menos del 0,6% ha presentado brotes en marzo).

5) Chile es uno de los países con mayor tasa de vacunación infantil del mundo.

6) Las mascarillas perjudican a los niños en su desarrollo integral, especialmente su proceso de lectoescritura.

Considerando lo anterior, creemos que es urgente avanzar hacia una plena normalidad educacional, con todos los niños asistiendo todos los días a sus escuelas y jardines infantiles. Todas las medidas deben ir en esa dirección y no generar retrocesos como reducir aforos, que perjudicaría a los más vulnerables, exigir mayores condiciones y uso obligatorio de mascarillas incluso al aire libre. Asimismo, las cuarentenas para cursos completos son altamente perjudiciales cuando debemos recuperar el tiempo perdido en los últimos años.

Cuando los adultos ya han regresado a vidas laborales y sociales con plena libertad, asistiendo incluso a conciertos masivos sin uso de mascarillas, sería absolutamente discriminatorio e incomprensible que los niños nuevamente estén en riesgo de ser dejados afuera, los últimos de la fila una vez más.

Deborah Nun, María Teresa Romero, Valentina Rebolledo

Escuelas Abiertas

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.