¿Cómo miran al mundo?

Bandera Chilena



Por Soledad Alvear, abogada

Al asumir el cargo en marzo próximo, el presidente electo Gabriel Boric tendrá que saludar a líderes de distintos lugares de América Latina y el mundo. Mientras lo hace, cada uno de sus gestos serán señales de lo que quieren transmitir en política exterior. En una primera decisión, declinó acompañar al actual Mandatario, Sebastián Piñera, a las cumbres de Prosur y la Alianza del Pacífico. Se señaló que el problema era la primera organización, con un tinte más ideológico, pero que con la segunda se buscará reforzar los contactos.

Estas, y otras, son señales a la comunidad internacional que sí importan a la hora de establecer las relaciones con gobiernos y economías del mundo. Veremos cuáles son las prioridades para los cuatros años venideros. Se sostiene el valor de los órganos multilaterales y la defensa irrestricta de los derechos humanos. Ciertamente, este es un punto muy positivo. Pero existen otras muchas definiciones que esperamos saber de las nuevas autoridades. No conocemos aún quienes serán las personas que dirigirán la política exterior, ni si ellas serán una prioridad en el gobierno. Esperamos que, por sobre sus militancias políticas, tengan la experiencia y generosidad para entender el momento crucial que vive el mundo, particularmente en la nueva época que vendrá tras la pandemia. Es una realidad que la comunidad internacional pone atención en Chile y su futuro. Por lo mismo, se debe dar una señal poderosa con un equipo de primer nivel que sea capaz de traducirlo en apoyos concretos para el país.

También existen desafíos que todavía no son contestados. La comunidad internacional, y particularmente en la región, querrá conocer cuáles son las prioridades para potenciar ciertas arquitecturas internacionales por sobre otras. Lo anterior incluye las relaciones con EE.UU., la UE y especialmente con potencias emergentes como China e India. Esas definiciones deben ir acompañadas de una mirada para enfrentar los desafíos que suponen el lugar de Chile en Latinoamérica y el Pacífico Sur. ¿Cuáles serán las definiciones que tengan para mantener las geometrías variables en sus relaciones? Será importante también qué dirá en su gobierno sobre la Antártica y los diferentes desafíos que conlleva dicho continente para el futuro del país y del mundo. Lo mismo ocurre en materia de cambio climático, donde hemos escuchado una voz más firme.

Quizás si lo que preocupa es en materia de comercio internacional. Sería un error desechar el TPP-11 y los tratados de libre comercio. Estos acuerdos han traído empleo y beneficios. La diplomacia comercial chilena es un éxito. Esta manera de ver el mundo fue la misma que se utilizó para ser exitosos en la negociación de las vacunas, y de paso, salvar miles de vidas.

Este es un momento histórico para el país. Una nueva generación entra a La Moneda. Esperamos que su fuerza y nuevas ideas traigan beneficios. Pero a la vez, anhelamos que tengan en consideración todo lo que hemos avanzado en estos años. Como excanciller, les deseo suerte y apoyo patriótico en la tarea que emprenden.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.