El “ineficiente” Estado chileno

25.05.2020 SANTIAGO FUNCIONARIOS DEL HOSPITAL EL CARMEN DE MAIPU ATIENDEN A PACIENTES CON COVID19 . FOTO: JUAN FARIAS . LATERCERA CORONAVIRUS - COVID 19 - PANDEMIA - EMERGENCIA SANITARIA - CHILE - RECORRIDO - GENTE - PACIENTES - ENFERMOS - MEDICOS - ENFERMERAS - PARAMEDICOS - DEPENDENCIAS




Opiniones frecuentes en la prensa se refieren a la ineficiencia del Estado, lleno de pituteros que no trabajan. Por ende, la conclusión obvia, manjar para la derecha ideológica y para los más ricos, es que no se deben subir los impuestos ni aumentar el gasto público para que sea derrochado en este barril sin fondo. ¿No será fake news, alimentada sistemáticamente por décadas?

Vamos a los datos. Los Indicadores Mundiales de Gobernanza (WGI) del Banco Mundial resumen las opiniones sobre la calidad de gobierno en diversas dimensiones, proporcionadas por un gran número de encuestados de empresas, ciudadanos y expertos en países industrializados y en desarrollo.

Una de sus dimensiones es la Efectividad Gubernamental. Estos datos reflejan las percepciones de calidad de los servicios públicos, calidad del servicio civil, grado de independencia respecto a presiones políticas, calidad de la formulación e implementación de políticas, y credibilidad del compromiso del gobierno con tales políticas. Se presentan en una escala tipo ranking, de 0 a 100, y las últimas cifras son de 2019.

Con 100 puntos figuran, predeciblemente: Finlandia, Singapur y Suiza. De ahí van bajando a USA 91, Francia 89, Israel 88 y… Chile con ¡¡82!!, el más alto de América Latina. Con populismo y todo, superamos a Bélgica con 81, España 80, Uruguay 75, Italia 69, y Costa Rica 68. En el fondo, están Bolivia con 25, Venezuela 4, y Haití… con 1. Los países grandes de la región andan “reguleque”. Colombia con 56, Perú 50, Argentina 49 y México 46.

Hay otras dimensiones de este ranking, como “Calidad Regulatoria”, “Control de Corrupción” e “Imperio de la Ley”, y lamento informarle a los apocalípticos que en todas Chile aparece similarmente rankeado, por muchos años. Pareciera entonces que nuestra proverbial autoflagelación se extiende a las opiniones de la prensa y redes sociales sobre la efectividad del Estado.

En salud, de acuerdo a estimaciones de otra respetable entidad, el Banco Central Europeo, la eficiencia de nuestro gasto público es de las más altas del mundo…. Esto lo dijo el exministro Mañalich y le llegó una verdadera funa. Tenía que ser traidor o manipulador para afirmar algo así. ¿Tenemos murciélagos en hospitales, y largas listas de espera? Por supuesto. Pero logramos longevidades altísimas y mortalidades infantiles bajísimas, al nivel de los países OCDE, con un gasto de los menores del mundo. Los muy escasos recursos se gastan de la mejor manera posible y focalizadamente.

Es obvio que hay que continuar modernizando el Estado de Chile, en empleo público, uso de tecnologías, atención en la ventanilla, mejoras en la salud, descentralización, etc. Pero no sigamos repitiendo la monserga de que no se puede aumentar el gasto público porque sería un despilfarro.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.