¿Se puede evitar una gran crisis?



SEÑOR DIRECTOR

El gobierno sigue haciendo importantes esfuerzos para enfrentar la crisis, a pesar de la adversidad económica y de su falta de reservas. Además de entregar bonos por $ 1.202 billones desde agosto -según la Tesorería General de la República-, invertirá US$ 34.000 millones en obras públicas.

Por otra parte, lanzó un plan para las pequeñas y medianas empresas, que implica una baja del impuesto a la renta y la devolución de una parte del IVA. También envío al Congreso un nuevo proyecto de ley de insolvencia y reemprendimiento.

¿Es suficiente?

El efecto del retiro del 10% de los fondos de las AFP está quedando en el pasado. La inyección en el mercado de US$ 15 mil millones resultó un alivio pasajero y los morosos, de acuerdo a un informe Equifax, bajaron en 400 mil en agosto. Pero ya aumentaron en un 20% y seguirán creciendo.

La cesantía crece diariamente, mientras al 40% de los hogares no le alcanza para llegar a fin de mes, como reveló la Encuesta Social Covid-19. Todas las empresas están afectadas, como el retail y las inmobiliarias. En tanto, los bancos prácticamente no están otorgando préstamos.

Son imperantes las rebajas tributarias para los rubros más afectados por la crisis y bajar el IVA. También postergar el pago de las contribuciones y de los créditos Fogape. En ese escenario, es probable que el proyecto del retiro de otro 10% de las AFP llegue a puerto. Pero éste solo daría otro respiro pasajero al mercado.

El gobierno está haciendo grandes esfuerzos. En esa línea, es positivo que estudie prolongar el seguro de cesantía.

Esperemos que tenga otras medidas en carpeta. Es urgente crear puestos de trabajo permanentes, una reactivación duradera y retomar el crecimiento para evitar que la situación se vuelva más adversa. No se puede olvidar que la pandemia es un momento único en la historia reciente.

Alberto Gerszencvich

Gerente general de Remesa

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Imperdibles