Transformación Digital, ¿nos estamos preparando adecuadamente?

Microsoft_Zune_HD_promo


Un estudio global de la consultora KPMG, en el cual se consulta a altos ejecutivos de firmas de distintas industrias y sectores respecto a cómo están abordando las estrategias para enfrentar la transformación digital, concluyó que un 84% cree que se necesita una cultura de "fracaso rápido". Esto, para aprender las lecciones en materia de cambio organizacional y transformación digital que solo un 56% de ellos implementa esta cultura en su organización. El mismo estudio señala que para mejorar los resultados del negocio y las estrategias de crecimiento sólo un 32% prefiere invertir en el desarrollo de las personas, mientras que un 68% apuesta a la incorporación de nueva tecnología para mejorar el retorno de la inversión.

Los altos ejecutivos globales están apostando a la incorporación de tecnología, pero tienen la oportunidad de invertir su tiempo y recursos económicos en las capacidades de las personas, así como en los cambios culturales que se requieren para que esta adopción sea exitosa. La diferencia entre una adopción fracasada y otra exitosa tiene mucho más que ver con cómo se lidera a los equipos que con la cantidad de dinero que se invierte.

Respuestas a esta aparente paradoja es la que trabajamos en el Centro de Ingeniería Organizacional (CIO) de Ingeniería Industrial de la Universidad de Chile, en alianza con Microsoft, para comprender los procesos de transformación digital como procesos de cambio cultural en Latinoamérica. La premisa que guía nuestra indagación es que sin transformación en las personas no hay cambio en la organización y que la adopción tecnológica, particularmente en Chile, es vista como fuente de ansiedad y de incertidumbre organizacional.

El fenómeno de preparación para el futuro es una necesidad hoy. El desarrollo de una cultura organizacional capaz de enfrentar con éxito los procesos de adopción de nuevas tecnologías, y la tensión que produce, debe tener en cuenta al menos cuatro elementos: primero, que la transformación digital no es solamente de la tecnología; es de la cultura de la organización, de las personas. Segundo, que la tarea del liderazgo, en conjunto con los expertos de recursos humanos, es instalar la cultura necesaria para obtener éxito sustentable. Y la cultura necesaria incluye comunicación transparente, trabajo en equipo (diverso, inclusivo y virtual), colaboración multifuncional y trabajo en redes (con menos jerarquía y más confianza). Tercero, que hay métodos y pasos concretos para gestionar los cambios y desarrollar nuevas capacidades en la organización. Y cuarto, que invertir en la gestión de cambio cultural requiere tiempo y persistencia de liderazgo para ver resultados.

El desafío de la transformación digital de las organizaciones es estratégico y afectará la forma en que hoy hacemos las cosas, lo cual genera ansiedad e incertidumbre. Iniciar procesos de cambio cultural que fortalezcan las capacidades de las organizaciones para hacer frente a esta revolución es el desafío que hoy hay que enfrentar.

Comenta

Imperdibles