El mensaje de Narváez a los empresarios: “Con estos niveles de desigualdad va ser muy difícil conseguir la paz social”

"Todos y todas estamos invitados en este barco a navegar para que nuestro país sea realmente una tierra de la cual nos sintamos todos orgullosos y orgullosas. Aquí nadie sobra, todos somos necesarios, pero es importante tener claro cuál es esa enorme deuda que tenemos que superar", indicó la carta presidencial socialista en el marco de una serie de diálogos de la Sofofa.




“Quiero reflexionar en torno a la necesidad de poder superar el gran tema pendiente que tenemos en Chile, que sigue siendo una herida abierta, que es la desigualdad, y en plural, las desigualdades”.

Esta fue parte de la intervención que la candidata presidencial del Partido Socialista (PS), Paula Narváez, realizó este lunes en el marco del ciclo de diálogos de la Sofofa. La exministra vocera de gobierno, participó junto a Felipe Harboe, candidato a la convención constitucional, y el Claudio Radonich, alcalde de Punta Arenas, en la actividad titulada: Moneda vs Municipios; ministerios vs instituciones autónomas.

Fue en este contexto que la militante socialista abordó la desigualdad que existe en el país, enviado un mensaje sobre dicho tema a los empresarios presentes.

“Mientras tengamos estos niveles de desigualdad nos va a costar construir paz social y, en ese sentido, hago un llamado a los actores, tanto públicos como privados, a comprender que es necesario superar estas enormes brechas”, indicó.

Narváez agregó que “el pueblo ha hecho su gran camino y el estallido social fue, de alguna forma, el gran grito desesperado de las personas para decir que esto no da para más, que hay que cambiar. Lo peor es resistirnos a ese cambio, lo mejor es poder generarle al cambio la institucionalidad y el canal que requiere, como va ser el proceso constituyente, que es una respuesta que tuvo la institucionalidad justamente a esta demanda”.

En ese sentido, la carta socialista destacó el aporte que algunos empresarios realizaron durante los últimos años al establecer un piso mínimo respecto al sueldo que recibían sus trabajadores.

“También decirle al sector privado, ya que estamos en este foro que me parece tan importante. Creo que hubo en su momento de parte de muchos empresarios, a propósito del estallido social, una clara conciencia de que no podíamos seguir con estos niveles de desigualdad, muchas empresas, sin necesidad de una ley o de un dictamen, tomaron la decisión de elevar las remuneraciones de sus trabajadores y que nadie ganara menos de 500 mil pesos. Había ahí, me da la impresión, una toma de consciencia clara de que no podíamos continuar por un camino de estas enormes brechas”, indicó.

Y agregó: “Entonces ese espíritu que se vio post estallido social de parte de muchas personas del sector privado, siento que con el tiempo se ha ido quizás perdiendo un poquito”.

Narváez, en ese sentido hizo un llamado “a una reflexión al sector privado también en cuanto a cómo queremos recuperar Chile de esta post pandemia, entendiendo que con estos niveles de desigualdad va ser muy difícil conseguir la paz social. Y sin éxito social, no hay éxito económico, y necesitamos ir generando ese balance, ese equilibrio”.

En ese sentido planteó una serie de definición respecto a lo que su eventual mandato hará frente a esta materia. “El Estado hará ese trabajo, desde mi Gobierno lo haremos con todas estas necesarias reflexiones y autocríticas, con un proceso constituyente que va a facilitar el que tengamos el juego para llevar adelante un modelo de desarrollo y no una camisa de fuerza como la que tenemos hoy. Todos y todas estamos invitados en este barco a navegar para que nuestro país sea realmente una tierra de la cual nos sintamos todos orgullosos y orgullosas. Aquí nadie sobra, todos somos necesarios, pero es importante tener claro cuál es esa enorme deuda que tenemos que superar”, cerró.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.