FA se cierra a primarias y deja en vilo inscripción del resto de la centroizquierda

En agosto pasado se registró una cita en el Congreso Nacional entre timoneles y parlamentarios del Frente Amplio.

La decisión fue lamentada desde el PC a la DC y generó división dentro de algunos sectores del propio bloque.




Era algo que venían transmitiendo hace días. Pero fue este domingo, en reuniones con la Convergencia Progresista y la Unidad por el Cambio, que el Frente Amplio notificó formalmente a sus pares su decisión indeclinable de no concurrir a primarias municipales y de gobernadores regionales con el resto de la centroizquierda.

“El Frente Amplio sigue trabajando (...) para avanzar en mecanismos de coordinación territorial vía omisiones mutuas que permitan, por un lado, reconocer nuestras legítimas diferencias y, por otro, aunar esfuerzos para ofrecer alternativas ciudadanas competitivas a Chile Vamos según cada realidad territorial”, sostuvieron el domingo en una declaración de la mesa nacional de esa coalición.

En ese sentido, aseguraron que el bloque “no dudará en competir contra todas las candidaturas que, independientemente de su coalición, hayan perpetuado la corrupción, el clientelismo o representen proyectos alejados de las necesarias transformaciones (...). Hemos sido impulsores y defensores de las primarias como mecanismo democrático de definición de candidaturas en el marco de un proyecto político unitario, por tanto, descartamos la propuesta de un pacto único nacional para primarias que desconoce nuestras diferencias con los sectores conservadores y neoliberales del país presentes, como se ha reafirmado en estos últimos días, en sectores de la ex Nueva Mayoría”.

La decisión se daba a solo 72 horas de que este 30 de septiembre expire el plazo para inscribir candidatos a dichos comicios ante el Servicio Electoral y fue lamentada en duros términos por el resto de la oposición, desde el PC a la DC. De hecho, el resto de la centroizquierda señaló que con el desmarque del conglomerado perdía sentido que ellos insistieran en inscribir primarias globales y, por el contrario, apuntaban a darse un mayor margen de negociación hasta enero. Esto, pese a que en el Frente Amplio aseguraron que de todas formas ellos inscribirán primarias en algunas regiones y comunas, por ejemplo, en el caso de Valparaíso.

En los días previos, desde la ex Nueva Mayoría habían emplazado públicamente a sus socios para lograr primarias, al menos, en materia de gobernadores regionales. Incluso, Unidad por el Cambio, bloque que integran el PC, PRO y el FRVS, habían dado cuenta de su disponibilidad para sumarse a ese esfuerzo “en búsqueda de no permitir que la derecha gane todas las gobernaciones”, señaló el timonel comunista, Guillermo Teillier.

Para algunos en la oposición, el entendimiento en materia de gobernadores era la piedra angular que permitiría ordenar el diseño respecto del resto de los comicios. Sin embargo, en el Frente Amplio sostienen que hace semanas que ellos habían transmitido que no estaban en esa disposición y que, de hecho, el domingo decidieron oficializar su postura luego de que se avanzara en la negociación de omisiones en distintos sectores.

Quienes conocieron de las negociaciones, en todo caso, aseguran que el bloque se habría “sobregirado” al pedir competir en más de diez regiones y en más de 150 comunas, algo que en todo caso fue descartado por sus dirigentes.

“Lamentable la resolución del FA. La supuesta nueva generación prefiere los viejos arreglos políticos de omisión entre partidos, en vez de las primarias abiertas”, sostuvo el presidente del PPD, Heraldo Muñoz. Mientras que su par del PS, Álvaro Elizalde, emplazó al bloque a cambiar de opinión y privilegiar la unidad. “Desafortunadamente hay quienes insisten en que es el tiempo el perfilamiento de las identidades individuales”, afirmó.

El timonel de la DC, Fuad Chahin, señaló, en tanto, que “los mismos que prometieron la renovación de la política, repiten lo peor de la vieja política; una negociación espuria, de espalda a la ciudadanía, de espalda a los territorios y a través del cuoteo. Me parece no sólo incomprensible sino que de una inconsistencia absoluta”.

Pero la decisión del bloque no sólo trajo consecuencias con el resto de la oposición, sino que también provocó reparos internos. Los diputados de RD Pablo Vidal y Natalia Castillo se desmarcaron inmediatamente de la determinación, la que calificaron como “un profundo error”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.