Fuad Chahin: "No estoy disponible a pasar a la historia como quien condenó a la DC a la irrelevancia"

FUAD-CHAHIN-5

Fuad Chahín. Foto: Luis Sevilla

El timonel democratacristiano defiende la decisión de su partido de aprobar la idea de legislar la reforma de pensiones y asegura que la gente quiere partidos "con coraje" que estén dispuestos a pagar costos.




Esta semana la Democracia Cristiana nuevamente fue clave para el gobierno en la Cámara de Diputados. Esta vez, gracias al respaldo de 10 diputados de la falange, el Ejecutivo aprobó este jueves en general su reforma al sistema de pensiones.

El presidente de la colectividad, Fuad Chahin, volvió a incidir en las negociaciones de la bancada con La Moneda para destrabar el trámite del proyecto en el hemiciclo, luego que fuera rechazado en la Comisión de Trabajo.

El timonel defiende la postura de su bancada, pese a las críticas que surgieron desde la oposición, los aplausos de Chile Vamos y la división dentro de su partido. "A mí me parece que es bien totalitaria esa versión de que tenemos que pensar y votar todos igual para compartir un espacio", acusa Chahin y asegura que la "no es posible cambiar las cosas sin comenzar".

Nuevamente la DC votó con el gobierno ¿Le trae costos a su partido?

La DC lo que ha hecho es viabilizar la discusión de algo que es primera prioridad para los chilenos. No es posible cambiar las cosas sin comenzar a legislar. Hay que dimensionar que ideológicamente el gobierno y la derecha fueron derrotados. Con la confusión que tiene la oposición no son capaces de dimensionarlo.

¿Derrotada en qué manera?

El que se haya logrado que de la cotización adicional no haya un peso más para las AFP y que sea administrado por un ente público es una gran derrota ideológica de la derecha, que logró la DC para generar los cimientos para un sistema mixto de seguridad social.

El ministro Felipe Larraín aclaró que no necesariamente será un ente estatal quien administre el 4% de adicional. ¿El gobierno está desconociendo su compromiso con la DC?

Quiero ser muy categórico en esto: el gobierno fue preciso en señalar que el 100% de la cotización adicional iba a ser administrada por un ente público. Ese es su compromiso y lo tiene que cumplir. Si no lo cumple no están los votos DC en la discusión en particular.

Pero el gobierno cambió su discurso. ¿A qué se debe?

Lo que hace es tratar de explicar cómo pretenden ellos que opere este ente público del punto de vista de la gestión de los fondos, no de la cuenta. Pero eso es una discusión que no se ha dado y me imagino que lo que plantea es un mecanismo similar al seguro de cesantía o de los fondos en Canadá. Pero esa discusión todavía no se da. Lo que sí reafirmó después es que el 100% de la cotización adicional iba a ser administrada por un ente público y por lo tanto creo que el compromiso es claro. ¿Cómo va a operar la gestión de este ente público? Es una discusión que corresponde discutir en particular y es un error del gobierno pretender anticiparse a eso.

Se repite un patrón: La DC se desmarca de la oposición y termina sola negociando con el Ejecutivo. ¿Trabajarán así para adelante?

En Admisión Justa votamos en contra de la idea de legislar y vamos a reiterar lo mismo en la sala. Lo que ocurre es que la DC lo que busca es que la política sirva para resolver los problemas de la gente.

Pero para reforma tributaria, proyecto de migración y el reajuste del salario mínimo la DC se desmarca del resto de la oposición. ¿Pasará lo mismo con la reforma laboral?

La DC va a seguir analizando los proyectos con un solo prisma: si es bueno o es malo para Chile. Lo que es malo lo vamos a criticar, vamos a proponer alternativas. Si nos acogen esas alternativas vamos a seguir avanzando. Lo que no nos gusta lo vamos a rechazar. Lo bueno lo apoyamos, lo malo lo tratamos de cambiar y lo que definitivamente no nos gusta lo rechazamos. Esa es la esencia de la política.

Usted ha dicho que quiere recuperar la identidad de su partido...

Identidad, partido con carácter y que juegue un rol en la política. Que articule soluciones, que sea un dique contra el populismo y tenemos que entender que si queremos un proyecto alternativo a la derecha pasa por el fortalecimiento de la DC y la recuperación política y electoral de nuestro partido.

¿Está dispuesto a pasar a la historia como el presidente de la DC que quebró a la oposición en búsqueda de la identidad de su partido?

Asumí la conducción de la DC cuando la identificación ciudadana con el partido era de un 4%. En diciembre ya era un 8%, en abril un 13%. Asumí la conducción cuando la percepción positiva de la ciudadanía con la DC era apenas de un 22%, éramos el partido peor evaluado. Hoy es de un 36%. Asumí la conducción cuando todos decían que éramos un partido que estaba condenado a la irrelevancia y hoy hemos demostrado que nuestro partido es determinante en la discusión de cualquier tema. Ya va llegar el momento, cada vez más cerca, de conversar y ponernos de acuerdo en lo electoral y en lo político, pero no estoy disponible a pasar a la historia como el presidente que condenó a la DC a la irrelevancia.

Habla de conversar lo electoral, pero son varios los partidos que han reconocido que no confían en ustedes.

Lo que pasa es que el único argumento político que plantea el resto de la oposición es la unidad, como si por si sola fuese un proyecto político. Cuando fuimos con ese mismo discurso de la unidad a enfrentar la segunda vuelta electoral, Piñera nos barrió sacando el 54%. Entonces quiere decir que no hemos entendido nada. O nos comprendemos, nos ponemos de acuerdo y nos respetamos o simplemente renunciamos a una vocación de mayoría alternativa a la derecha.

Siempre se ha planteado que esa unidad tiene que ser más que una suma de siglas. Entonces, ¿cómo se logra eso, entendiendo que en los temas principales tienen diferencias sustanciales?

A mí me parece que es bien totalitaria esa versión de que tenemos que pensar y votar todos igual para compartir un espacio. La virtud que tuvo la Concertación fue la unidad en la diversidad. Yo respeto y acepto, es más me parece una buena noticia, que el Frente Amplio y el PC jueguen un papel distinto al de la DC. Esa es la única manera que cada partido pueda fortalecerse, política y electoralmente.

¿Si quedan solos electoralmente, se puede repetir lo que ha pasado en la Cámara estos meses? Me refiero a negociar con la derecha.

En el Congreso negociamos con el gobierno porque es quien tiene la iniciativa. Toda la oposición ha negociado con el gobierno. Lo que ocurre es que la DC en esto ha sido eficaz en esas negociaciones porque ha logrado cuestiones fundamentales para la clase media y para los más postergados. Lo que si te puedo garantizar es que la política de alianzas de la DC no está hacía la derecha.

¿Consideraron el costo político con el resto de la oposición al momento de aprobar la idea de legislar la reforma de pensiones?

La gente quiere partidos y liderazgos con coraje. La ciudadanía quiere partidos con carácter y personalidad, que estén dispuestos a pagar costos, pero a buscar soluciones. Eso lo está premiando la ciudadanía, por eso nos va bien en las encuestas. Aunque efectivamente en el mundo político no existe la comprensión de esta estrategia.

Esto generó un flanco en su propio partido, Raúl Soto y Gabriel Ascencio están enfrentados ¿Cómo se resuelven estas diferencias sustanciales?

A través de acuerdos institucionales. Se puede votar distinto, pero lo que no se puede hacer es descalificar y menos enlodar al otro. Víctor Torres votó en contra, pero no enlodó a sus camaradas. A mí me parece que ahí cometió un error Raúl Soto, y que lejos de reconocerlo lo ha profundizado. Se ha dedicado a enlodar e injuriar a Gabriel Ascencio, al jefe de bancada, quien ha actuado de manera total y absolutamente transparente y las conversaciones que realizó las hizo institucionalmente y a nombre de la bancada.

Pero sacar a Raúl Soto de la Comisión de Trabajo tampoco ayuda a que estas diferencias se resuelvan, ¿Fue solamente por su postura contraria a la reforma?

No. Aquí hay al menos dos razones que fue las que me explicó el diputado Ascencio. Uno, porque es el único representante de la DC en esa Comisión y debiera representar a la inmensa mayoría de la bancada que estaba de acuerdo con la idea de legislar. Lo segundo, es porque hay un comportamiento que no puede ser aceptado dentro de militantes de la DC, injuriar y descalificar gratuita e injustamente a otro camarada.

Desde el Frente Amplio señalaron que ustedes actúan como un regimiento por la decisión de sacar a Soto, ¿qué responde?

Nosotros no nos metemos en los temas internos del Frente Amplio. Yo me acuerdo perfectamente que a Vlado Mirosevic lo obligaron a salir de la presidencia de la Comisión de Relaciones Exteriores, porque se atrevió a decir que en Venezuela se violaban los derechos humanos, y no nos involucramos. Queremos una discusión donde siempre haya espacio para las diferencias, pero no para las ofensas.

Después de todo lo que ha pasado, ¿usted ve posible alianzas electorales con el Frente Amplio y el PC?

Las alianzas electorales en los cargos uninominales tienen que tener un mayor nivel de pragmatismo. Gran parte de las tensiones que tenemos hoy en la oposición es porque terminamos con el binominal lo que genera mucho más diversidad en el Congreso, pero como sabemos que esa diversidad nos perjudica concretamente en la elección de alcaldes y gobernadores regionales, entonces hay una presión a una unidad un poco artificial.

¿Pero se imagina un gobierno con ellos?

Estamos recién empezando a conversar pactos electorales en el futuro, hoy sería absurdo empezar a conversar sobre futuras coaliciones de gobierno. Lo único que le puedo garantizar es que nunca más la DC va a renunciar a su soberanía programática y a representar su espacio político en el marco de una nueva coalición de gobierno. En una futura coalición en que esté la DC va a ser par y jamás vagón de cola. Nunca más, una DC sometida en una coalición electoral. No soy partidario del camino en solitario, soy partidario de construir mayorías y construir coaliciones, pero no que desdibujen completamente a los partidos.

Comenta