Gobierno fija cronograma con proyectos "esenciales" para los próximos 90 días

Imagen La Moneda 121-2

Claudio Alvarado y Gonzalo Blumel, subsecretario y ministro de la Segpres, respectivamente.

Para ese plazo se contempla el envío al Congreso de las reformas a isapres, pensiones y al esquema tributario. Esta semana, en tanto, presentará cinco iniciativas, entre las que se encuentra el proyecto de Integridad Pública, que regula el acceso a la administración pública de parientes de autoridades.


En medio del duro debate con la oposición respecto a una eventual "sequía legislativa" del Ejecutivo, el Presidente Sebastián Piñera anunció ayer, en entrevista con La Tercera, el fin del periodo de evaluación y el próximo ingreso al Congreso de una batería de proyectos de ley, para hacerse cargo de algunas de las principales promesas de campaña consagradas en su programa de gobierno.

En esa línea, desde la Secretaría General de la Presidencia fijaron ayer un cronograma para estas iniciativas, que comenzará a materializarse a partir de esta misma semana con el ingreso de cinco proyectos de ley al Parlamento.

Uno de ellos es el proyecto de Integridad Pública. La iniciativa se instaló en el debate a partir de la frustrada designación de Pablo Piñera, hermano del Mandatario, como embajador en Argentina.

Por ello, la propuesta gubernamental apuesta a regular de mejor manera el acceso a la administración pública cuando hay familiares directos de autoridades involucrados. Además, planteará los deberes de abstención de los principales funcionarios públicos del país cuando tienen que tomar decisiones y también abordará la denominada "puerta giratoria", es decir, el paso al sector privado tras dejar sus cargos, fijando limitaciones de empleabilidad inmediata en sectores afines al de las decisiones que le tocó tomar cuando estaban trabajando en el aparato público. Respecto a este punto, también se incluirá a los parlamentarios, estableciendo un "periodo de latencia" de alrededor de un año, en cuanto a no ejercer labores de lobby una vez que dejen el Congreso.

Junto a este proyecto, el gobierno ingresará la Ley de Transformación Digital del Estado, que busca ir adecuando la normativa para que, por ejemplo, todos los flujos de información de ministerios y servicios públicos sean con bases integradas.

Además, se enviará al Parlamento el proyecto que sanciona las denominadas "incivilidades", como por ejemplo los rayados en las calles, el consumo de alcohol en espacios públicos, etc.

Junto con esto, se contempla el ingreso del proyecto que moderniza las plataformas digitales en el sistema de transportes. Esto, justo en medio del debate en torno a la forma en que operan servicios como Uber y Cabify.

Por último, también se ingresará el proyecto de ley que moderniza el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental.

Todas estas iniciativas, aseguran en la Segpres, ya han sido trabajadas sectorialmente y discutidas en bilaterales con los respectivos ministerios encargados de llevar adelante cada una de estas propuestas.

Además, para el mes de julio se contempla el ingreso del proyecto de ley que regula el denominado "teletrabajo", el que crea el Ministerio de la Familia y Desarrollo Social, y otra iniciativa para introducir correcciones a la Ley de Trasplante, en medio de la inquietud por la disminución de la tasa de donantes de órganos ocurrida en el último tiempo.

Los proyectos "esenciales"

En el gobierno, además, ya trabajan en una segunda etapa del cronograma, que según señalan en la Segpres apunta a la presentación de proyectos "esenciales" del gobierno, que deberían ingresarse en los próximos 90 días.

Uno de ellos es el que propone la modernización de Carabineros. "Les vamos a entregar herramientas e instrumentos como el sistema táctico de operación policial y el banco único de datos compartidos por todas las organizaciones que combaten la delincuencia", sostuvo ayer Piñera respecto a esta iniciativa.

Además, ingresará el proyecto que establece la sala cuna y la educación preescolar universal y gratuita para todos los niños de Chile, y dos iniciativas que auguran un arduo debate en el Congreso: la reforma al sistema de pensiones y el que moderniza el sistema de isapres.

"Vamos a enviar el proyecto que moderniza el sistema de isapres, terminando con las preexistencias y estableciendo una forma más equitativa de distribuir el costo de la maternidad y de la tercera edad", señaló Piñera ayer.

Por último, el gobierno tiene planificado ingresar en estos 90 días el proyecto de ley que simplifica el sistema tributario. La denominada "reforma a la reforma" implementada bajo el gobierno de Michelle Bachelet, que sin embargo no contemplará una reducción de los impuestos a las grandes empresas, como había esbozado originalmente el Ejecutivo.

Con este paquete de medidas, en La Moneda apuestan a dar por superada la controversia en torno a la inacción del Ejecutivo en materia legislativa, ofensiva desplegada por la oposición que ha puesto en el blanco de las críticas a Piñera y al titular de la Segpres, Gonzalo Blumel.

"Con esto, queda hecha la invitación a colaborar y trabajar y dejar atrás las caricaturas y los slogan. No hay que perder tiempo en discusiones menores. La agenda social y ciudadana, que está impulsando el gobierno, no merece esperar por el capricho de algunos políticos", sentenció ayer el subsecretario general de la Presidencia, Claudio Alvarado.

Comenta