La inquietud opositora ante el acuerdo FA-PC

El día del plebiscito ya hubo señales de unidad. La excandidata presidencial del FA, Beatriz Sánchez y el alcalde Daniel Jadue (PC).

En sectores de Unidad Constituyente sostuvieron que el pacto remarcaba la configuración de un polo de izquierda. Desde el PS, en privado, aseguran que podría complicar las negociaciones de primarias ciudadanas.




Molestia provocó en algunos sectores de Unidad Constituyente el acuerdo por gobernadores regionales que alcanzó el Frente Amplio con el Partido Comunista y el Frente Regionalista Verde Social (Chile Digno).

En un comunicado emitido la noche del jueves, los timoneles de esas colectividades dieron a conocer los detalles de un pacto preliminar en esos comicios, en medio de las conversaciones de toda la centroizquierda para alcanzar un acuerdo de primarias ciudadanas para las elecciones municipales y de gobernadores regionales.

“Este plan contempla el cruce de apoyos entre las dos coaliciones en cuatro regiones. (...) Además, los bloques acordaron la realización de primarias convencionales en Antofagasta, Atacama, O’Higgins, Maule y Aysén”, se leía en el documento.

Sin embargo, el texto despertó nuevamente las desconfianzas -particularmente en el Partido Socialista- que ya se habían instalado en el sector tras las fallidas conversaciones para alcanzar un pacto global de primarias legales de toda la centroizquierda. En esa jornada del 30 de septiembre, el FA terminó inscribiendo sus propios comicios, mientras que los partidos de la ex Concertación se reagruparon en la Unidad Constituyente (DC, PS, PPD, PR, PRO y Ciudadanos).

En ese contexto, desde algunas colectividades de este nuevo pacto leyeron el acuerdo del jueves entre el FA y el PC como una “señal” de preferencia del primer bloque para formar alianzas con los comunistas en desmedro del resto de la centroizquierda, lo que podría complicar la negociación de primarias ciudadanas, conversaciones que hoy siguen abiertas y que esperan cerrar los próximos días.

En ese sentido, desde el PS transmitieron que el hecho de que se diera este acuerdo en medio de las negociaciones con la Unidad Constituyente -a quienes el FA le propuso una lista de 13 comunas para primarias- era contraproducente a los esfuerzos que han realizado como centroizquierda durante los últimos días.

En una línea similar a los socialistas, desde la Democracia Cristiana -quienes han impulsado el fortalecimiento de Unidad Constituyente- interpretaron el comunicado como “guiño” a la consolidación de dos bloques diferenciados en la centroizquierda. Una lectura funcional a la estrategia que ha seguido la directiva de ese partido.

“Indudablemente que esta conversación tiene que ser tripartita entre Unidad Constituyente, el FA y Chile Digno, porque el objetivo debe ser tener la mayor cantidad de candidatos únicos. Aunque la oportunidad ideal fue cuando tratamos de tener un pacto para primarias de toda la oposición y justamente Chile Digno y el FA se restaron de esos esfuerzos”, sostuvo el timonel de la DC, Fuad Chahin.

Pese a esto, desde el resto del pacto desdramatizaron el comunicado, aunque algunos lo calificaron como un “error” en la estrategia de negociación. Así, a diferencia del PS, desde la DC, el PPD y el PR aseguraron que si bien “no ayudaba” a apurar las conversaciones, de ninguna manera sepultaba la intención de alcanzar un pacto de toda la centroizquierda.

Por su parte, desde el FA sostuvieron que el acuerdo apuntaba a que el PC se sumara a un posible entendimiento y para que ellos no quedaran “solos” con la Unidad Constituyente. Esto, debido a la histórica tensión que existe en el bloque entre quienes impulsan un acercamiento con la ex Concertación y quienes, en cambio, promueven un “polo de izquierda”.

En ese sentido, en esa coalición -incluyendo al PL- sacaban hasta este viernes cuentas alegres del acuerdo y remarcaron que en el comunicado se incluía que “ambas coaliciones manifestaron su disposición de participar en primarias convencionales de toda la oposición en varias comunas”. Pese a esto, en algunos sectores del bloque resintieron el acuerdo.

“Ya tenemos avances con Chile Digno y esperamos tenerlos también con Unidad Constituyente. (...). Las voluntades de parte del FA y ahora de Chile Digno están, pero el tiempo se agota. No me cabe duda que el PS y los demás partidos van a poner por delante lo que es mejor para Chile”, afirmó la presidenta de RD, Catalina Pérez.

Por su parte, el alcalde de Recoleta, Daniel Jadue (PC), manifestó que “valoro el acuerdo entre Chile Digno y el FA para enfrentar unidos las elecciones de gobernadores regionales (...) Espero se profundice y alcance a alcaldes y constituyentes”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.