Más de la mitad de directiva de Partido Republicano de Kast viene de la UDI

Imagen Imagen kast

Kast junto a su esposa, Pía Adriasola. Su hijo homónimo es uno de los "fundadores".

Exmilitantes gremialistas predominan en la mesa y tribunal supremo del colectivo que este lunes se inscribe ante el Servel.




Al menos seis de los diez integrantes de la directiva con que este lunes el "Partido Republicano" iniciará sus trámites de formación ante el Servicio Electoral eran militantes de la UDI, que parte así acusando los primeros costos del nuevo colectivo liderado por el exdiputado y exsecretario general de ese partido, José Antonio Kast.

Este llegará a las 10:30 al Servel a presentar la documentación exigida por el artículo 5 de la Ley 18.603: la escritura pública, su logo, su declaración de principios, sus estatutos, a lo menos cien firmantes iniciales, y los integrantes del tribunal supremo y del órgano ejecutivo provisorios.

Kast, que presidirá el nuevo partido, llegará con las firmas de 150 "fundadores", entre los que abundan nombres que antes integraban la UDI, pero también RN. Muchos firmaron ayer sábado en una notaría, donde se tomaron las fotos que ilustran esta nota.

Vienen de la UDI Kast, su secretario general, Jorge Barrera (renunció hace pocos días), y su prosecretario, Antonio Barchiesi. También militaron allí los futuros vicepresidentes Ignacio Urrutia (diputado, renunció al partido en diciembre); Susana Verdugo (exgobernadora de Limarí y excandidata a diputada), y Viviana Núñez (concejala por Quilpué).

Completan la mesa Francisco Castillo (tesorero), Marcela Weber, María Gatica y Sofía Hüe (vicepresidentas).

Entre los 150 firmantes está uno de los fundadores de la UDI, Javier Leturia, quien presidirá el tribunal supremo y que había renunciado al gremialismo el 2016.

Arturo Squella, exdiputado UDI, también firmó, un día después de renunciar al partido, el viernes. El 2017 había hecho campaña por Kast para la primera vuelta presidencial, sin que el gremialismo se lo prohibiera.

También está Gonzalo Díaz del Río, exjefe de seguridad de la Intendencia Metropolitana en el primer gobierno de Piñera y cercano al expresidente de RN Carlos Larraín. Renunció a RN el 2015, luego de una polémica a raíz del izamiento de la bandera de la diversidad sexual en un acto en la sede del partido.

La nómina sigue con nombres como el historiador ex UDI Gonzalo Rojas, el exdiputado UDI Sergio Correa y varios excandidatos a diputado del mismo partido.

A buscar militantes

Una vez que cumpla los trámites, Republicano quedará oficialmente como "partido en formación". Luego, Kast y su gente tendrán un plazo de siete meses para afiliar a sus nuevos militantes, lo que implicará nuevas renuncias en los partidos de Chile Vamos.

Kast aspira a constituir su partido -al menos- en las regiones VI, VII, VIII, y IX. En esas cuatro zonas, la ley exige un piso de 4.862 militantes. El ex UDI, además, pretende abrir registros en todo el país: para legalizar su colectivo a nivel nacional necesitaría -dicen en su equipo- cerca de 16 mil firmas de independientes.

En esas cuatro regiones Kast concentrará fuerzas en busca de conquistar cuotas de poder en las elecciones municipales, de gobernadores, y las parlamentarias. La VI y la VIII elegirán senadores el 2021, y la VIII y la IX fueron las zonas donde obtuvo su más alta votación en la primera vuelta del 2017.

La Araucanía, además, es la región por donde es senador su sobrino Felipe Kast (Evópoli), con quien mantiene un conflicto político que incluso ha pasado al plano personal.

El exministro, aspirante a las presidenciales 2021, es el principal perjudicado con la irrupción de su tío. Pese a sus cada vez mayores diferencias políticas, la opinión pública tiende a confundirlo con él. Evópoli, además, es el rival natural de Republicano en Chile Vamos: su presidente, Hernán Larraín Matte, tuvo hoy su primer choque con Kast.

Comenta