Ministro del Interior asegura que escrito de sus abogados no busca responsabilizar a Defensa por hechos que sostienen la acusación constitucional en su contra

Foto: AgenciaUno

Foto: AgenciaUno

El ministro Mario Desbordes manifestó, en tanto, que no existe molestia de su parte por los argumentos de la defensa de Víctor Pérez, pese a que con anterioridad había trascendido que escaló sus reparos hasta el Presidente Piñera.




Con más de una hora de retraso comenzó la pauta que tenían programada para las 10.45 los titulares de Interior, Víctor Pérez, y de Defensa, Mario Desbordes, con el objetivo de entregar consejos a los votantes ad portas del plebiscito constitucional de este domingo 25 de octubre.

Aunque no se conocen los motivos de la demora, la actividad se llevó a cabo en medio de la tensión que generó al interior de La Moneda el documento de respuesta a la acusación constitucional en contra del ministro Pérez que fue ingresado anoche a la Cámara de Diputados y en el que se plantea que bajo el estado de excepción las fuerzas de orden y seguridad están bajo control de los jefes de la Defensa Nacional, y estos, a su vez, del Ministerio de Defensa.

En ese sentido, en el escrito se indica que bajo el estado constitucional que sigue vigente en el país, Carabineros no depende -según los abogados de Pérez- del Ministerio del Interior, sino que de los jefes de la Defensa Nacional que dependen de la cartera que dirige Desbordes.

"El ordenamiento jurídico determina, fuera de toda duda, que durante la vigencia del estado de excepción constitucional de catástrofe, bajo cuyo imperio ocurrieron los hechos a que el libelo alude, como ‘el paro de los camioneros’, las fuerzas de seguridad y orden público (Carabineros) no se hallan bajo dependencia y/o control del ministro del Interior y Seguridad Pública”; y que la acusación, por lo tanto, “imputa” a Pérez “por la omisión de acciones que, en rigor de derecho, no forman parte de su competencia legal específica”, se indica.

Según trascendió, el escrito molestó a Desbordes quien incluso habría escalado su disgusto hasta el Presidente Sebastián Piñera.

Consultado hoy sobre esto, el ministro Pérez aseguró que lo que busca el documento -y que es planteado por sus abogados Mario Rojas y Alejandro Espinoza- es “reiterar las normas jurídicas aplicables en este caso y demostrar la absoluta inconsistencia de la acusación constitucional”.

“El fondo del tema, y que están planteados en el escrito, es que los hechos no son susceptibles de ninguna acusación constitucional. Efectivamente, el estado de excepción establece una normativa y también están otros instrumentos legales como la Ley Orgánica del Ministerio del Interior y de Carabineros de Chile, de las cuales no se hacen referencia en la acusación. La acusación está jurídicamente mal planteada y por lo tanto, lo que se hace (en el documento) es representar con claridad las inconsistencias jurídicas", dijo el secretario de Estado.

Por esto mismo, Pérez sostuvo que lo que se indica en el libelo "no permite acusar constitucionalmente a ninguna autoridad del país: no hubo discriminación, no hubo ordenes para realizar violaciones a los derechos humanos, no establece ninguna de los fundamentos de la acusación”.

Así, aclaró que lo señalado por su defensa no busca responsabilizar a su par de Defensa: “Para nada. Lo que está en el escrito es solo la transcripción de una norma constitucional y legal para demostrar que quienes redactaron la acusación no tuvieron el rigor para fundarla jurídicamente. Por lo tanto, a reglón seguido, junto con establecer con absoluta claridad y nitidez que hay una falta de rigor jurídico, se asumen y analizan cada unos los hechos por los cuales se funda”.

Respecto del paro de camioneros, el ministro insistió que producto de esos hechos no se generó ninguna alteración del orden público que ameritaba la presentación de la Ley de Seguridad Interior del Estado.

Pese a que se conoció su malestar por el escrito -publicado por La Tercera, en la actividad de hoy, el ministro Desbordes manifestó que “no hay ninguna molestia” y “no me cabe ninguna duda de que no hay sustento jurídico para acusar constitucionalmente al ministro Víctor Pérez y espero que todos los parlamentarios, no solo los de Chile Vamos, que revisen de manera objetiva la acusación, la rechacen”.

“En cuanto a la policía, en algunos casos está bajo la tuición de los jefes de la Defensa y en otros casos sigue bajo la tuición del Ministerio del Interior. Pero lo importante acá es que no hay sustento para la acusación, es evidente. (...) Hay una coordinación permanente entre el ministro del interior y Defensa, hemos trabajo mucho estos meses para efecto de orden público y el plebiscito, hay un trabajo estrecho", añadió.

Además, agregó: "al ministro Víctor Pérez lo conocí como secretario general (de la UDI), yo también lo fui en el mismo tiempo (de RN), después él fue senador y yo diputado, tenemos una muy buena relación y hemos trabajado codo a codo estos meses y nos hemos aprendido a conocer en una faceta distinta, los dos como autoridades de gobierno. La relación no solo es buena en lo humano, sino también en lo laboral”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.