Ministro Delgado: “Las ayudas van siempre en el marco de la responsabilidad fiscal porque el Presidente está pensando en dejar un Estado que no esté desfinanciado”

FOTO: SEBASTIAN BELTRAN GAETE/AGENCIAUNO

El ministro de Interior explicó que se está estudiando la posibilidad de una suerte de renta básica universal, pero partiendo de la base de las ayudas ya existentes y con un límite: "Sería absurdo que una renta básica universal llegue a los más ricos, por lo que se ha puesto un corte". Además se refirió a la reunión que sostuvo el Ejecutivo con los representantes del poder legislativo, y las críticas por parte de quienes han calificado este diálogo como una "cocina" política: "Creo que eso es algo más bien oculto o secreto, y no ha sido el caso".




Tras la serie de reuniones que el pasado viernes sostuvo el Presidente Sebastián y su comité político, entre ellas, con los representantes de la cámara del Senado y cámara de Diputados -Yasna Provoste y Diego Paulsen- en busca de una “agenda de mínimos comunes” en materia de ayudas económicas, surgieron críticas que calificaron dicha instancia como una “cocina política”.

En conversación con Radio Agricultura, el ministro de Interior, Rodrigo Delgado, expresó que “Siempre va ser complejo que no se pueda tener un diálogo si alguien quiere sacar ventaja de aquello”. Mientras en Radio Duna, la senadora Provoste manifestó: “Me imagino que aquellas personas que quieren seguir profundizando una crisis social y económica no les interesa, no tienen la capacidad, de colocar propuestas sobre la mesa”.

“¿Cuál es la voluntad del Ejecutivo y de quienes se sentaron en esa mesa, la senadora Provoste y el diputado Diego Paulsen? Poder aumentar las coberturas y trabajar con la gente. Ahora, uno esperaría que detrás de esos representantes de ambas cámaras todos pudiesen sumarse a esas conversaciones. Me parecen tensiones innecesarias porque las voluntades están”, dijo el ministro Delgado.

Hay sectores que no quieren estar sentado en ninguna mesa, entonces espero que avance el diálogo con la vía que se estableció y que se pueda llegar en esa mesa a un buen acuerdo o buena gestión para poder darle a la gente lo que necesita”, añadió el ministro de Interior. “Demonizar la palabra ‘acuerdo’ y lo que puede ser sentarse a conversar entre el Ejecutivo y el Legislativo, me parece una exageración de quien lo planteara así. Al menos para la gente razonable, debería ser una buena noticia. Si demonizamos el dialogo, la alternativa será la tensión, y de la tensión a la violencia solo hay un paso”.

“Creo que quienes dicen que es una ‘cocina’, con la transparencia que se ha hecho.. o sea una cocina creo que es algo más bien oculto, secreto, y no ha sido el caso”, agregó en esta materia.

Por su parte, el ministro vocero de gobierno, Jaime Bellolio valoró el “marco de entendimiento” tras las reunión del viernes, lo que considera muy necesario en cuando a “las ayudas sociales, la recuperación y en el ámbito de la salud (...) Así como también [tener] un nuevo clima de diálogo que permita una relación entre el Parlamento y el Ejecutivo, donde vamos a tener muchas diferencias, pero que no nos saltemos las reglas, de eso también se trata parte de esta agenda de mínimos comunes”, dijo en conversación con Radio Cooperativa.

“A nosotros nos interesa que este sea un diálogo transversal en donde, una de las cosas claves que mencionábamos de este marco mínimo de entendimiento, es el respeto a la institucionalidad y cómo establece hoy nuestra Constitución que iniciativas que significan un mayor gasto tienen que ser de iniciativa del Ejecutivo. Entonces, lo veo como que ellos que quieren plantear un punto político, está bien, me parece legítimo. (...) Si ellos también quieren participar de esta agenda de mínimos comunes es una buena noticia para el país, porque esto no se hace para el gobierno o la oposición, se hace para hacer llegar esos recursos a las familias que lo necesitan mientras dura la pandemia y su recuperación”, agregó Bellolio.

Mientras que su par de Desarrollo Social, Karla Rubilar, indicó que “el esfuerzo que tenemos que hacer por proteger a las familias que más mal lo están pasando hoy día tiene que venir de la mano con el esfuerzo de proteger a las personas mañana. Cuando vemos cómo las personas mayores tienen pensiones que no les permiten realmente ser protegidas en el momento de su vejez después de toda una vida de trabajo, tenemos que ser capaces de también hacer los esfuerzos para llegar a una reforma previsional que permita tener pensiones más dignas y mejores”.

“No hay bono más grande para una persona mayor que una pensión que mejore de forma permanente y eso es lo que estamos tratando de conversar. Cómo protegemos hoy y también protegemos mañana. Y eso no lo vamos a lograr nosotros sólo como gobierno, tampoco lo va a lograr sólo el Congreso. El único camino, la única vía es trabajar juntos”, añadió.

“Sería absurdo que una renta básica universal llegue a los más ricos”

Destacando que la prioridad es la “agenda de protección social”, el ministro Delgado detalló que una de los objetivos es aumentar la cobertura del IFE del 80% de las familias en el Registro Social de Hogares a un 100% de este. “Con eso ingresarían 700 mil familias, con el nombre que sea [para esta ayuda], que se suma a lo que ya se ha hecho con el IFE, aumentar cobertura, tal vez aumentar montos y ver cuáles son los meses más complejos”, dijo en Radio Agricultura.

Consultado por la posibilidad de sumar una renta básica universal a las ayudas sociales, el ministro de Interior explicó que se ha conversado más bien una expansión de cobertura y aumento de montos de las ayudas ya existentes, e insistió en que debe haber un límite para quienes reciben estos fondos.

Sería absurdo que una renta básica universal llegue a los más ricos, por lo que se ha puesto un corte. Ese corte -que va ser fruto de las conversaciones con el Senado y cámara de diputados- es que llegue al 100% del registro social de hogares. Con eso pasamos de 5.9 millones de familias a 6.6 millones, o sea casi 14.5 millones de personas que recibirían esta renta extendida”, dijo Rodrigo Delgado.

“Ahora, aquí quiero ser majadero. La base va ser lo que ya se ha hecho con el IFE, y la pregunta es qué se va hacer con la cobertura y cuál será el monto de crecimiento. Eso va ser fruto de las conversaciones. Pero siempre pensando en hacer un corte, porque sería ridículo que lo reciba un ministro o un parlamentario”, añadió.

Un eventual cuarto retiro de fondos previsionales

Ante la posibilidad de un cuarto retiro del 10% de fondos previsionales, cuyo proyecto ya fue ingresado por la diputada Pamela Jiles, el ministro Delgado se refirió a la dificultad de enfrentarse a estos montos en comparación con las ayudas sociales.

“Es muy difícil que un estado como el chileno pueda competir con aquello, por lo que significan los montos de esos 10%. Ante esa vara del 10%, parece que el Estado no ha respondido, pero las cifras hablan de que Chile ha hecho esfuerzos muy importantes en materia de transferencia directa”, dijo el ministro de Interior.

“Una de las cosas que debemos tener como reflexión, quizás, es cómo comunicamos eso, cómo llegamos efectivamente a los territorios, cómo podemos hacer sentir que estamos llegando de forma más oportuna, y creo que es una desafío que tenemos hacia adelante”, manifestó.

El gobierno no podría asumir el equivalente a los 10% con fondos fiscales, porque tenemos una limitación y responsabilidad fiscal que tenemos que cuidar, más allá de las encuestas. Las ayudas van a ser siempre en el marco de la responsabilidad fiscal porque el Presidente está pensando en dejar un Estado que no esté desfinanciado. El día de mañana, quizás habrá otro que tienen otra perspectiva, pero el Presidente tiene una mirada muy ligada a la responsabilidad fiscal y en eso no se pierde”, dijo Delgado.

Consultado por un escenario en que se debata un cuarto -o incluso quinto- retiro, el líder de la cartera de Interior dijo que hay que “pensar a quienes van a beneficiar”, mencionando a aquellos tienen más fondos en sus cuentas “o a lo mejor a quienes no han perdido su empleo (porque siguen imponiendo)”.

“Entonces ¿vale la pena eso o tenemos que ya estudiar -que el gobierno lo viene haciendo hace tiempo- una reforma de pensiones? El gobierno ha querido avanzar en eso y no ha tenido muchas veces el eco. El concepto de 10% es muy atractivo políticamente para muchos, no solo por los montos, también por temas ideológicos, pero el gobierno debe ser responsable”, concluyó el ministro de Interior, Rodrigo Delgado.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.