Piñera asegura que "cuando se resguarda el orden público se están protegiendo los derechos humanos"

A_UNO_1138081

En el Día Internacional de los DD.HH., el Mandatario anunció una serie de programas de reparación a las víctimas de violencia durante el estallido social. Respecto a las denuncias sostuvo que "nos duele cada una de ellas".


Este martes el Presidente Sebastián Piñera conmemoró en La Moneda el Día Internacional de Derechos Humanos con un discurso en el que aseguró que "no habrá impunidad" contra quienes cometieron violaciones a los derechos fundamentales, anunció una serie de programas de reparación a las víctimas de violencia durante el estallido social e insistió en que "cuando se resguarda el orden público se están protegiendo los derechos humanos".

A la ceremonia asistieron el contralor Jorge Bermúdez, el presidente de la Corte Suprema, Haroldo Brito, la subsecretaria de la cartera Lorena Recabarren, el ministro de Justicia, Hernán Larraín y la defensora de la niñez, Patricia Muñoz.

El Mandatario inició su discurso expresando su "solidaridad, pensamientos y oraciones" con los tripulantes y pasajeros del avión Hércules C-130 de la Fuerza Aérea que se dirigía a la Antártica y se encuentra siniestrado. "Estamos haciendo los esfuerzos humanamente posibles para poder encontrarlos", sostuvo.

Posteriormente, recordó las palabras del fallecido Presidente Patricio Aylwin -quien el 12 de marzo de 1990 hizo un llamado a "nunca más atropellos a la dignidad y violencia entre hermanos"- y destacó que un 10 de diciembre Chile fue parte de la adopción universal de DD.HH.

Durante su intervención, Piñera insistió en la necesidad de "crear, fortalecer y promover permanentemente una cultura de DD.HH porque "cada vez que dejamos un espacio o damos una facilidad se vuelven a repetir hechos dolorosos en materia de Derechos Humanos".

Además estacó la "difícil y abnegada labor" que ha cumplido estas últimas semanas el Instituto Nacional de Derechos Humanos y de la Defensoría de la Niñez que "han permitido que en nuestro país tengamos una mayor sensibilidad, una mayor capacidad de identificar, y de sancionar cuando corresponda, toda violación a los DD.HH.", dijo el Mandatario, y agregó que se trataba de un trabajo "insustituible".

"Esta fecha nos permite reflexionar y sobre todo renovar nuestro compromiso para seguir avanzando en esa dirección. Queremos, como lo decíamos, una sólida institucionalidad, pero aún más queremos una sólida cultura de respeto a los DD.HH. que muchas veces son violentados por la acción de aquellos que no respetan los DD.HH., sino también por las omisiones de aquellos que tenemos la obligación de respetar y hacer respetar los DD.HH".

Los últimos días y semanas han sido una clara muestra de ello. Pero mi deber como Presidente es tomar todas las medidas, todas las acciones, convocar a todos los sectores para que en Chile podamos tener la garantía de que los DD.HH. van a ser siempre respetados para todos y cada uno de los habitantes de nuestro país", expresó Piñera.

"Nos duele cada denuncia"

"En los últimos 52 días hemos conocido muchos casos, denuncias de atropellos a los Derechos Humanos. Nos duele cada una de ellas y nuestra posición es fuerte y clara. Primero un compromiso total y absoluto sin ninguna ambigüedad, sin ninguna duda con el respeto de los DD.HH. de todos siempre".

Sin embargo, reconoció que "eso no es suficiente" por lo que los hechos "deben ser investigados por la Fiscalía y debe ser conocido, juzgado y cuando corresponda sancionado por los Tribunales de Justicia".

"Hemos tenido que reconocer y lamentar la muerte de cada compatriota y varios miles han sufrido algún tipo de lesión. Algunos de ellos muy graves. Quiero expresar mis condolencias, mi solidaridad y nuestro compromiso de prestar toda la ayuda que sea necesaria para aquellas personas que sufrieron las consecuencias de violaciones a los DD.HH. y también a aquellas personas que sufrieron las consecuencias de la violencia que se desató en nuestro país tengan la ayuda y colaboración para recuperar su salud y la normalidad de sus vidas", expresó el Mandatario.

Piñera mencionó en su discurso a Gustavo Gatica y Fabiola Campillay quienes "perdieron completamente su visión" y posteriormente dedicó unas palabras al cabo segundo Sebastián Artigas, quien recibió un balazo en el rostro en Pudahuel, y la carabinera Abigail Aburto Cárdenas (20) junto a la cabo segundo María Hernández Torres (25) quienes fueron quemadas por bombas molotov".

Medidas adoptadas y apoyo a víctimas

Piñera reconoció que durante la crisis se adoptaron una serie de medidas como "avanzar en fortalecimiento de instituciones que contempla nuestra legislación para promover y defender el respeto de los Derechos Humanos y de esa forma prevenir que se cometan atropellos".

En esta línea destacó la creación del comité técnico de DD.HH. donde participa el Ministerio Público, Poder Judicial, el Instituto Nacional de Derechos Humanos, la Defensoría de la Niñez, Carabineros, Naciones Unidas entre otros: "abocado a revisar la forma en que se regula uso de fuerza de las fuerzas de orden y seguridad, creado en 2012 y que está siendo revisado; encontrar una manera de proteger mejor los derechos de las personas privadas de libertad; prestar asesoría y colaboración a las Fuerzas Armadas para que puedan revisar sus procesos de formación, sus procedimientos  para que sean compatibles con el respeto a los Derechos Humanos; y revisar valiosas recomendaciones de organismos de DD.HH. realicen a nuestro país".

"Igual como hemos dicho que no va a haber impunidad contra aquellas personas que cometieron graves delitos contra la sociedad, contra las personas y causaron tanto daño; tampoco va a haber impunidad contra aquellas personas que cometieron graves atropellos a los Derechos Humanos", aseguró Piñera.

El Mandatario insistió en que el gobierno entregará la ayuda necesaria "a las víctimas de atropellos a los DD.HH. y estamos en planes de asistencia médica, laboral, social y psicológica a todas las personas que han sido víctimas de atropellos a los Derechos Humanos o víctimas de los hechos de violencia".

En esta línea mencionó el Plan Integral de Recuperación Ocular que brinda "atención médica a quienes han sufrido lesiones oculares y de asistencia en materias legales y psicológicas y laboral" y un programa del Ministerio de la Mujer y Equidad de Género que conformó un equipo de profesionales para "acompañar a las mujeres que denunciaron violencia sexual" para que puedan "comparecer ante la justicia".

El INDH ha articulado su trabajo en "la atención que requieren los jóvenes que han sufrido los efectos de la violencia y atropellos a los Derechos Humanos".

Antes de finalizar su intervención, Piñera llamó a terminar "con las falsas dicotomías" y aseguró que son caras de la misma moneda "resguardar el orden público y proteger los Derechos Humanos". "Cuando se resguarda el orden público se están protegiendo los derechos humanos". 

Comenta