Plebiscito: los alcances de la reforma que amplía facultades al Servel

Normativa fue aprobada ayer por la sala del Senado y despachada a la Cámara de Diputados. Permitirá al organismo dictar medidas sanitarias para un plebiscito seguro.




A paso lento han ido avanzando las reformas pendientes de cara al plebiscito del 25 de octubre. A 72 días del referéndum, y en medio de una semana que ha sido calificada como “clave” por el Servicio Electoral (Servel), la sala del Senado aprobó este jueves la reforma constitucional que busca garantizar una consulta segura ante la pandemia.

La iniciativa -que ahora continuará hacia su segundo trámite en la Cámara de Diputados- contó con un respaldo transversal luego de que el gobierno, Chile Vamos y la oposición acordaran ingresar modificaciones a una moción impulsada por la centroizquierda, la que promovía la ampliación de las facultades del Servel.

Así, el texto aprobado por la corporación permite al organismo electoral dictar los protocolos y las medidas sanitarias para el correcto desarrollo de la jornada de votación con “a lo menos 45 días de anticipación” y con el acuerdo “adoptado por 4/5 de sus miembros”. Asimismo, la reforma señala que estas facultades extraordinarias se extenderán hasta diciembre de 2021 en el caso de ser necesario, es decir, hasta la segunda vuelta de las elecciones presidenciales.

Además, la iniciativa fija que el Servel podrá, entre otras cosas, definir la cantidad máxima de personas que podrán estar en un local de votación; la extensión del horario electoral; las características de las cámaras secretas y, además, la determinación de horarios protegidos para ciudadanos de mayor riesgo y su exclusión para ser vocales de mesa. Todas estas medidas, no obstante, estarán contenidas en un protocolo que será visado por el Ministerio de Salud y que tendrá carácter general y obligatorio (ver recuadros).

“Aquí estamos entregando facultades al Servel no solo para este plebiscito”, sostuvo el ministro Segpres, Cristián Monckeberg, durante su intervención en el Senado.

En ese sentido, el secretario de Estado aprovechó la instancia para defender la labor que ha cumplido el gobierno durante la tramitación de las iniciativas respecto de la consulta. “Con algunas declaraciones (...) pareciera quedar establecido que el gobierno no quisiera comprometerse con la realización del plebiscito”, sostuvo, y agregó: “Lo que quisimos hacer nosotros es incorporarnos a este debate y traer una indicación sustitutiva, que recoge el trabajo técnico y que de manera unánime fuimos capaces de tener en este texto expreso, claro y coordinado”.

Sin embargo, durante el debate, algunos parlamentarios de la oposición remarcaron un tema que, justamente, ha complicado al oficialismo: la falta de normativas sobre transparencia y límite de gasto para el referéndum. De hecho, sobre ese punto -el que ha sido fuertemente promovido por el presidente del Servel, Patricio Santamaría-, el gobierno desistió de ingresar una indicación al proyecto que está en la Cámara Baja por las diferencias en algunos partidos de Chile Vamos, pese a que ya habían comunicado que se harían parte con algunas modificaciones.

“Quedó pendiente un tema no menor: el financiamiento. (...) Espero que aquí acojamos normas muy rigurosas en torno a la mayor transparencia, para impedir financiamientos ilegales y que sea el dinero lo que termine definiendo una decisión tan trascendental”, sostuvo la senadora Isabel Allende (PS).

Desde el gobierno, por su parte, el titular de la Segpres respondió a los emplazamientos opositores y señaló que él era “optimista” de que se lograra un acuerdo para avanzar en esta materia, pese a que reconoció complejidades técnicas. “Aquí hay muchos aspectos técnicos que tienen que permitir darle viabilidad a un acuerdo político”, dijo.

Asimismo, durante la sesión también se mencionaron otros temas que aún están pendientes para el desarrollo del plebiscito. Uno de esos es la falta de claridad respecto de qué harán los votantes que tengan Covid o examen positivo, tema que tendrá que ser resuelto en el protocolo sanitario.

Además, algunos parlamentarios pusieron sobre la mesa la advertencia que realizó el presidente del Servel esta semana y que lo enfrentó con la Dirección de Presupuesto (Dipres). El jefe del organismo acusó de una falta de autonomía presupuestaria que podría dificultar la compra de materiales para asegurar un plebiscito seguro. Ambas partes podrían reunirse este viernes para abordar ese punto.

Comenta