Presidenta del Senado por anuncio de Piñera sobre admisibilidades: “Esto es verdaderamente una intromisión en la normativa y la legalidad interna del Congreso”

La presidenta del Senado, Adriana Muñoz (PPD).

Adriana Muñoz (PPD) cuestionó decisión del Presidente de involucrarse en el debate sobre los criterios de admisibilidad de los proyectos de ley. Con el objetivo de recoger opiniones para una eventual reforma constitucional, el Mandatario anunció que convocará a un equipo de expertos y exparlamentarios.




“Es bastante agresivo en mi opinión lo que él ha hecho”. Con esas palabras reaccionó esta tarde la presidenta del Senado, Adriana Muñoz (PPD), al anuncio realizado por el Presidente Sebastián Piñera, quien decidió convocar a un grupo de exparlamentarios, académicos y expertos para perfeccionar criterios que determinan la admisibilidad o inadmisibilidad de los proyectos de ley en el Congreso.

“Además de utilizar todos los instrumentos que la propia Constitución me otorga para hacer cumplir la Constitución y las leyes, en los próximos días convocaré a un grupo de exparlamentarios, académicos y expertos para proponer perfeccionamientos a los criterios y procedimientos con que el Congreso Nacional determina la admisibilidad o inadmisibilidad de las mociones y proyectos de ley que debe considerar, de forma de evitar que progresen mociones que no están de acuerdo con nuestra Constitución”, dijo este lunes en un punto de prensa en La Moneda.

Para Muñoz, quien ha sido una férrea defensora del proyecto que crea un posnatal de emergencia -iniciativa que ha generado controversia y respecto de la cual el Ejecutivo hizo reserva de constitucionalidad por considerar que era de facultad exclusiva del Presidente-, lo anunciado por el jefe de Estado se trataría de una “intromisión” a un “poder del Estado autónomo”.

“El Presidente debe saber que toda la tramitación interna de las leyes está regulada por la propia Constitución en su Artículo 55º y que además de aquello, todas las materias de admisibilidad o que suscitan controversia, están reguladas en la Ley Orgánica Constitucional del Congreso Nacional. Vale decir, nosotros tenemos nuestra propia normativa interna que establece cómo tramitamos las leyes y cómo dirimimos situaciones como esas. Y esas son facultades del Parlamento”, sostuvo la senadora a La Tercera.

Y agregó: “Él debe conocer claramente que un cambio constitucional en ese sentido lo deben aprobar los propios parlamentarios. Esto es verdaderamente una intromisión en la normativa y la legalidad interna del Congreso. Creo que aquí, por cierto, hay una Constitución que es bastante restrictiva con las facultades del Parlamento, pero falta poco tiempo para cambiarla. Le diría al Presidente que tenga paciencia y esperar el plebiscito de octubre, viene el proceso constituyente donde vamos a debatir todos estos temas”.

En ese sentido, la líder de la Cámara Alta destacó que el gobierno ya cuenta con atribuciones en este sentido. “Respecto a los proyectos puntuales que han estado en controversia como el posnatal o los servicios básicos, el Ejecutivo dispone de atribuciones cuando no está de acuerdo con el resultado de una tramitación y considera que es inadmisible. Y esa atribución tiene que ver con llevarlos al Tribunal Constitucional o vetar los proyectos. Entonces, uno no entiende por qué no han llevado al TC el posnatal si tiene reserva de constitucionalidad del gobierno desde hace dos meses e igualmente el de servicios básicos”.

La legisladora fue incluso más allá y llamó al Mandatario a no confundir el hiperpresidencialismo con una monarquía: “Tenemos elementos demás para dirimir estas situaciones dentro del marco interno que tiene el Congreso y las atribuciones que tiene el propio Presidente de la República. Yo no comparto lo que ha señalado el Presidente Piñera. Entiendo que este es un sistema extremadamente presidencialista, pero llegar a una situación de confundir aquello con una monarquía es otra cosa”, dijo.

“No sé hasta dónde tiene atribuciones un Presidente para intervenir un poder autónomo como es el Congreso, que además encarna la representación popular. Es una situación compleja la que abre el Presidente entre el respeto y las competencias de los poderes del Estado”, agregó.

Cuestionamientos de la oposición

Además de Muñoz, otros parlamentarios de la oposición reaccionaron al anuncio de Piñera. La bancada de diputados del Partido Socialista emitió una declaración pública en la que aseguran que “el Presidente acaba de amenazar la autonomía del Congreso”.

“Este tipo de declaraciones solo enturbian el ambiente y no ayudan a tener instituciones a la altura de la emergencia que vivimos. No es buena consejera la amenaza a otro poder del Estado. “Queremos ser enfáticos en señalar que todos los proyectos tramitados han cumplido con el procedimiento para la tramitación de la ley que regula el reglamento, la ley orgánica y la Constitución, si el Presidente cree que no se está cumpliendo la legalidad vigente, debe recurrir al Tribunal Constitucional, amparado en el artículo 93, número 3 de la Constitución de la República”, dijo el jefe de los diputados socialistas, Luis Rocafull.

En la misma línea, se manifestó el presidente de esa colectividad, Álvaro Elizalde. “Las declaraciones de Piñera revisten la máxima gravedad porque pasan a llevar el marco institucional vigente, más aun cuando la propia Constitución le entrega al Presidente de la República herramientas en caso de que considere que un proyecto de ley es inadmisible o inconstitucional”, dijo.

Y agregó: “¿Por qué, entonces, el Presidente Piñera no utiliza los mecanismos que la propia Constitución le entrega y decide formar una comisión al margen de la institucionalidad vigente?”.

Desde el Partido Radical (PR), su presidente, Carlos Maldonado, aseguró que “el Presidente falta el respeto al Parlamento al convocar a un grupo externo para hablar sobre las facultades del Congreso. Esa discusión es para el órgano constituyente. ¿Que le parecería que el Congreso convoque un grupo de expertos para analizar el como está ejerciendo sus facultades el Ejecutivo?”.

En tanto, el timonel del PPD, Heraldo Muñoz, sostuvo que “el Presidente de la República debiese predicar con el ejemplo y no saltarse leyes o normas sanitarias cuando a él le conviene. No creo que sea necesario conformar un comité de expertos para analizar si los actos o las leyes que elabora el Congreso se ajustan o no a la Constitución. El propio Presidente de la República tiene la facultad ya sea de ir al Tribunal Constitucional o de vetar una ley si él opina que no se ajusta a la Constitución y, por último, hay que recordar que está pendiente un plebiscito el 25 de octubre para definir si queremos o no una nueva Constitución. Por lo tanto, es posible que en el horizonte tengamos una nueva Constitución, y conformar un comité de expertos hoy día aparece, además, inoportuno”.

Declaración mesa del Senado

Durante la tarde la mesa del Senado, liderada por Muñoz y su vicepresidente, Rabindranath Quinteros (PS), emitieron una declaración respecto a este tema.

En ella indicaron que “en medio de la crisis generada por la pandemia, no parece adecuado ni oportuno intentar modificar estas reglas, nos gusten o no. Por cierto, el Presidente de la República tiene todo el derecho de enviar los proyectos de reforma constitucional que estime pertinentes, y el Senado tiene también el derecho de aprobar, rechazar o modificar”.

Para añadir que “lamentamos que, en lugar de llamar a la moderación y entendimiento, tan necesario en medio de la crisis que afecta al país, el señor Presidente de la República busque perseverar y profundizar una disputa sobre los procedimientos referidos a la admisibilidad de mociones parlamentarias”.

Haciendo hincapié en que seguirán “disponibles al diálogo” específicamente respecto al proyecto de postnatal de emergencia “para abrir paso a una respuesta a las familias cuyas madres y padres deben volver a sus trabajos, sin tener establecimientos ni redes familiares a las que encomendar el cuidado de sus hijas e hijos”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.