Presunto tráfico de influencias en la Suprema: Cordero sugiere que la querella del INDH fue una “decisión precipitada”

Presunto tráfico de influencias en la Suprema: Cordero sugiere que la querella del INDH fue una “decisión precipitada”. Foto: Mario Téllez / La Tercera.

El ministro de Justicia diferenció la investigación de oficio abierta por el Ministerio Público y la querella anunciada por el Instituto Nacional de Derechos Humanos, asegurando que esta última entidad tiene competencias -a su juicio- “relativamente limitadas”, sobre todo ante delitos como el tráfico de influencias. "En Chile, quien tiene acción para delitos funcionarios es el Consejo de Defensa del Estado (CDE)”, afirmó.


Este miércoles, el ministro de Justicia, Luis Cordero, cuestionó la querella anunciada por el Consejo del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) ante presuntos delitos de tráfico de influencias en la Corte Suprema. Esto, a raíz de antecedentes publicados por un reportaje de Ciper que advertía sobre supuestas gestiones irregulares para promover el nombramiento de la ministra María Teresa Letelier en 2021.

El extitular de Defensa durante el gobierno de Sebastián Piñera, Mario Desbordes, también está involucrado, tras aparecer entre las conversaciones registradas en el celular -incautado en 2023- del exministro de la Corte de Apelaciones de Copiapó, Juan Antonio Poblete. Allí le pide apoyo en el nombramiento de Letelier y Desbordes presuntamente accede.

Antes de abordar la situación, Cordero hizo un par de precisiones: “La primera es que el Ministerio Público, en el contexto del caso Operación Topógrafo, y luego de haberse revelado las conversaciones que se encuentran en esa investigación, por el peritaje del teléfono del exjuez Poblete, ha decidido, como lo informó el día lunes, abrir una investigación separada respecto de eventuales delitos funcionarios que se podrían haber cometido”.

Luego, diferenció la investigación de oficio abierta por la Fiscalía y la querella anunciada por el INDH, asegurando que esta última entidad tiene competencias -a su juicio- “relativamente limitadas”, sobre todo ante delitos funcionarios como el tráfico de influencias.

Fachada del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH). Foto: Javier Salvo/Aton Chile.

“Es cierto que ellos son querellantes en el caso Topógrafo, donde hay un asunto de derechos que compromete al periodista Mauricio Weibel. Pero otra cosa distinta son los delitos funcionarios. En Chile, quien tiene acción para delitos funcionarios es el Consejo de Defensa del Estado (CDE)”, afirmó.

“Es una decisión que le corresponde al CDE”

Consultado respecto a si considera que el INDH excedió sus facultades, tal como acusó Desbordes y Chile Vamos -su coalición-, el titular de Justicia llamó a “escuchar primero la decisión del CDE”, aunque reconoció que “pudo haber sido una decisión precipitada”.

“Pero es una decisión que le corresponde al Consejo, no al Gobierno”, agregó.

Foto: Dragomir Yankovic/Aton Chile.

El secretario de Estado también abordó las declaraciones emitidas ayer por Desbordes, quien sostuvo que la querella es parte de una “operación política” y que el INDH estaría actuando fuera de su marco legal. Además, arremetió en contra de la fiscal Ximena Chong por tener “hace más de un año” un informe que “no tiene ninguna connotación especial”, y la acusó de exponerlo en medio de su carrera por disputarle la alcaldía de Santiago a Irací Hassler (PC).

Probablemente (las declaraciones) están dadas dentro de un contexto, creo que no en la forma ni en el fondo”, acotó Cordero al respecto.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbete aquí.