Senado mete presión a Comisión de Gobierno y pone en tabla reforma para permitir elección de dos días

La Comisión de Gobierno del Senado.

La decisión de las autoridades de la Cámara Alta es votar al menos la idea de legislar de esta reforma ante la urgencia que ha señalado el Servicio Electoral, cuyos directivos han pedido encarecidamente que esta iniciativa sea aprobada y publicada a fines de junio.


La reforma que extiende a dos días las próximas elecciones regionales y municipales fue agendada como principal punto de discusión de la tabla del Senado este viernes.

La decisión se tomó en la reunión de comités de este miércoles en la mañana, en la que participan los jefes de bancadas y el presidente del Senado, José García (RN), a pesar de que la Comisión de Gobierno, que preside el senador Manuel José Ossandón (RN), aún no evacúa el nuevo informe que se pidió para precisar los alcances de este proyecto, que además incluye un conjunto cambios electorales. Por ejemplo, se fijan multas de hasta 200 mil pesos a quien no vote, se establece un mecanismo de renovación de vocales de mesa y se consagra el uso del lápiz de pasta azul para marcar la papeleta.

Sin embargo, esta instancia legislativa recién se reunirá este jueves, oportunidad en la que se evaluará la posibilidad de materializar un acuerdo para darle un pronto despacho al proyecto.

Si no hay acuerdo, la decisión de las bancadas es votar esta semana la idea de legislar (votación en general) de la reforma ante la urgencia que ha señalado el Servicio Electoral (Servel), cuyas autoridades han pedido encarecidamente que esta iniciativa sea aprobada y publicada a fines de junio. Este proyecto, no obstante, deberá volver a la Comisión de Gobierno para su discusión en particular y definir el articulado en detalle.

La idea es que la nueva ley, con un conjunto de modificaciones electorales, esté en vigencia antes de que se inicie el cronograma del próximo proceso eleccionario, que comienza con el cierre del padrón y la declaración de candidaturas.

Originalmente, la sala del Senado le había pedido a la Comisión de Gobierno que el informe en cuestión estuviera “a más tardar” el 23 de mayo, plazo que ya no se cumplió.

La idea de las autoridades del Senado era comenzar esta semana votando el proyecto, que fue sugerido por Consejo Directivo del Servel y acogido por La Moneda, ante el inminente colapso que se podría generar en las sedes de votación si es que la elección se realiza en un solo día (el domingo 27 de octubre).

El problema es que además de la tramitación en el Senado, todavía falta que la Cámara revise y vote la iniciativa en un plazo no mayor a tres semanas. Incluso, si los diputados introducen modificaciones, la tramitación podría alargarse con una nueva discusión en el Senado y, eventualmente, con una comisión mixta, que se conformaría por cinco diputados y por cinco senadores con el fin de resolver las controversias.

Resuelto el capítulo legislativo, aún faltarían otros pasos. En vista de que la norma tiene implicancias en la Carta Fundamental, el Tribunal Constitucional tendría que revisar el texto.

Todo este procedimiento recién se daría por culminado, con la promulgación del Presidente y la respectiva toma de razón de Contraloría para que la nueva ley sea publicada en el Diario Oficial.

Por ser una reforma que genera cambios electorales, este proyecto requiere de la aprobación de cuatro séptimos del Senado y de la Cámara, es decir, 29 senadores y 89 diputados.

A pesar de ese umbral, el gobierno -que hizo propia la recomendación del Servel para ampliar las elecciones a dos días-, tendría hipotéticamente los votos si logra alinear al oficialismo, más los apoyos de la DC, de Demócratas, de RN y de Evópoli. No obstante, para salvar la discusión se requiere máxima disciplina y que no haya ausencias sorpresivas, ya que la UDI y el Partido Republicano se oponen.

“Hemos dicho al Parlamento que esto debe tener un mínimo de urgencia. Nosotros hemos dicho que el plazo es fines de junio y se ha alargado (la discusión). Falta la Cámara y el Tribunal Constitucional. Hay que preparar el sistema. Esto cambia el formato de declaración de candidaturas. Tenemos que saber a qué atenernos. No podemos estar cambiando esto días antes de que se hagan las declaraciones de candidaturas (el 29 de julio). Hay que tener un mínimo de certezas”, remarcó el presidente del Servel, Andrés Tagle, la semana pasada.

El principal argumento del Servel para pedir que haya dos días seguidos para las elecciones regionales y municipales de octubre, es que el voto obligatorio aumentará drásticamente la concurrencia a las urnas, más aún si prospera la aplicación de multas, que están contenidas en este mismo proyecto de ley.

A ello se suma lo engorroso que puede resultar para el elector, que tendrá que marcar preferencia en cuatro papeletas distintas (alcaldes, concejales, gobernadores regionales y consejeros regionales).

Según las estimaciones del Servicio Electoral, un votante demorará cinco minutos en sufragar, lo que multiplicado por la cantidad de personas que vota en una mesa, hace imposible que todos ellos alcancen a votar en un día.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbete aquí.