Sichel en la recta final: la apuesta del abanderado oficialista para repuntar de cara a la primera vuelta

FOTO KARIN POZO/AGENCIAUNO

El postulante de Chile Podemos Más potenciará en su franja el concepto de "esperanza" y reforzará su participación en los medios de comunicación. En el oficialismo creen que hay dos hitos claves que lo pueden volver a posicionar: el debate de Anatel y el encuentro empresarial Enade. A 14 días de las elecciones, el entorno del abanderado se divide entre quienes creen que la caída aún se puede revertir y los que tienen poca esperanza.




Más optimistas. Así se declaran en el comando del abanderado oficialista, Sebastián Sichel, a 14 días de la primera vuelta presidencial del próximo 21 de noviembre. De hecho, ayer el propio candidato sostuvo que está seguro que él pasará a la segunda vuelta.

“Yo tengo la plena convicción de que vamos a pasar a segunda vuelta, porque los datos que vemos es que cualquiera puede pasar a segunda vuelta. Lo mismo que en las primarias yo salía segundo (...). Tengo la convicción, por datos y por focus, de que vamos a pasar”, dijo Sichel en radio Futuro.

En ese contexto, ayer el comité ejecutivo de Sichel -integrado por los partidos y el entorno del abanderado- se reunió, como todos los lunes, para analizar y definir la estrategia de la recta final de la campaña.

Así, se establecieron que quedan dos hitos que son claves: la Enade, el encuentro empresarial que se realiza el próximo 11 de noviembre, y el segundo debate de Anatel el próximo lunes 15. En ambas instancias Sichel, dicen en su comando, debe dar “certidumbres” y apelar a “la esperanza” en un proyecto de futuro, que se distancie de los extremos que representan el abanderado de Apruebo Dignidad Gabriel Boric y el líder de Republicano, José Antonio Kast.

Aunque en el entorno del abanderado creen que tienen margen, saben que es complejo porque están contra reloj. Sin embargo, dicen que en los mismos equipos hay más ánimo a diferencia de la semana pasada cuando rondaba la frustración. Agregan, por ejemplo, que se detuvo el “desangre de voluntarios” que se había producido y que algunos han regresado a colaborar.

Pese a eso, saben que es complejo, pero por lo mismo, recalcan, que la apuesta es seguir diferenciándose en los contenidos programáticos, apelar a la gobernabilidad y a que son un proyecto que puede encauzar el país. De hecho, ayer Sichel, en entrevista con la misma radio, deslizó que podría haber una crisis en marzo si gana Kast debido al descontento que generarían algunas de sus medidas como cerrar el Ministerio de la Mujer y reducir el número de funcionarios públicos.

El exministro de Desarrollo Social tiene una agenda intensa para los próximos días luego de haber estado en pausa debido a la cuarentena que inició por siete días, junto a los otros abanderados, por haber sido contacto estrecho de Gabriel Boric.

Así, durante el encuentro de coordinación de ayer, se le pasó a los presidentes de partidos una carta Gantt con los hitos y agenda del candidato. En el documento -al que tuvo acceso La Tercera- están fijadas una serie de entrevistas radiales del abanderado e hitos como un desayuno con la Cámara Producción y Comercio (CPC) el miércoles, mismo día que tendrá una cena con dirigentes de la UDI.

El jueves estará en matinales -donde apuestan a seguir mostrando al Sichel “carismático” y cercano-, y luego en el encuentro empresarial Enade, además de haber diversos banderazos. El viernes participará de un ciclo presidencial de la UDD y también de un ciclo presidencial de la radio Infinita. Sábado y domingo tiene contemplado dedicar 20 horas para preparar el debate desde las 10.00 hasta las 20.00 cada día. Mientras que la próxima semana habrá un gran despliegue de banderazos. Asimismo, acordaron con los partidos ver algunas propuestas de lugar para el cierre de campaña.

Pesimistas y “extra optimistas”

En la reunión del comando junto a los partidos se analizó un escenario que, si bien ven con distancia, algunos creen que es posible: un eventual balotaje que incluya a Kast y Sichel dejando fuera a Boric de los comicios.

Pese a la sostenida baja en las encuestas y al desapego de figuras del sector que ya están haciendo campaña con la figura de Kast, en el entorno de Sichel creen que este podría competir en segunda vuelta dado el desgaste de Boric.

En la cita, si bien se reconoció que es un escenario “difícil”, creen que hay factores que podrían alinearse y terminar favoreciendo a Sichel: Lograr conquistar a un grupo importante del electorado indeciso, que Yasna Provoste siga disminuyendo su apoyo y que el electorado de Franco Parisi, quien no ha llegado a Chile, termine decepcionándose y no votando por él debido a su ausencia en el país. A modo de broma en el comando apelaban a que “se terminen alineando los astros” en favor de la candidatura.

En el comando del abanderado oficialista consideran que este eventual balotaje entre las dos fuerzas de derecha podría beneficiar a Sichel y le haría más fácil la opción de ganar la Presidencia. Esto, ya que podría acaparar los votos de centro y de la centro izquierda, apelando a ser un postulante más moderado y apuntado a Kast como un candidato extremo o de nicho.

El presidente de Evópoli, Andrés Molina, dice sobre este escenario que “no lo descartamos. Hay una recuperación en la confianza del candidato Sichel, que va acompañada de una caída de Boric y podría haber una situación que cambie el panorama y que pasen de dos derecha”.

Mientras que su par de RN, Francisco Chahuán, comentó que “no es tan aventurado sostenerlo porque Boric viene en caída libre y vemos que Sichel estos últimos días ha venido creciendo sostenidamente”.

Mientras que el secretario general del PRI, Diego Berríos, comentó que “dicho escenario sí se podría dar, ya que lo que han reflejado las últimas encuestas y lo que uno puede percibir en la calle es que la elección presidencial está muy abierta”.

En todo caso, en el comando y en los partidos del bloque hay quienes son más pesimistas: dicen que es imposible que el electorado que ya se cambió en favor de Kast retroceda de esa decisión y que quedan muy pocos días para revertir el escenario, un diagnóstico que es compartido en el comando del líder del Partido Republicano. Y que, por lo mismo, la apuesta de Sichel debe ser al menos a quedar en el tercer lugar para, al menos, que la derrota de Chile Podemos Más no sea tan dura.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.