Gobierno se pone plazo hasta “fin de año” para alcanzar “el máximo de side letters posibles” antes de ratificar y depositar el TPP11

La información la confirmó la canciller Antonia Urrejola, quien explicó que el periodo autoimpuesto para las cartas laterales responde a los "resquemores" de quienes plantean que la estrategia del Ejecutivo busca demorar la promulgación del tratado. "Ese no es el objetivo”, aseguró.


“Hasta fin de año”. Ese es el plazo que la ministra de Relaciones Exteriores, Antonia Urrejola, aseguró que se propuso el gobierno para esperar las negociaciones por los acuerdos laterales, antes de ratificar y depositar el Tratado Integral y Progresivo de Asociación Transpacífico (TPP11).

“Estamos poniendo toda la prioridad y la urgencia para lograr el máximo de side letters posibles, pero también he conversado yo esta semana con el Presidente y nos hemos dado un plazo, y el plazo es hasta fin de año”, informó la canciller esta mañana, en diálogo con Radio Oasis.

Y es que la estrategia del Mandatario Gabriel Boric -ante la aprobación del acuerdo internacional en el Senado- es esperar las negociaciones por las mencionadas side letters (cartas laterales) con los otros 10 países miembros del tratado para crear mecanismos de solución de controversias, uno de los aspectos que inquieta al Ejecutivo.

La decisión ha generado ruido en algunos parlamentarios, quienes han planteado una posible estrategia de dilatación por parte de La Moneda para la ratificación del tratado.

Ante los cuestionamientos, la secretaria de Estado aseguró que ese no es el objetivo del gobierno y precisó que el plazo impuesto tiene como meta lograr el “máximo” de acuerdos laterales posibles.

Agregó que “nos hemos dado ese plazo precisamente porque hay ciertos resquemores de que esta sería una estrategia para demorar la promulgación del tratado, y ese no es el objetivo”.

“El Presidente ya ha dicho, y lo dijo ayer (miércoles), que el gobierno tiene que respetar la voluntad de un poder del Estado independiente, que es el Congreso. Y, en ese sentido, nosotros tenemos una estrategia que vamos a trabajar estos meses, pero la idea es avanzar en esa estrategia lo máximo posible hasta fin de año y espero que logremos el máximo de side letters posibles”, enfatizó Urrejola.

De hecho, comentó sobre algunas instancias internacionales en las que esperan caminar en esa dirección. Así, detalló que en el marco de las negociaciones, el subsecretario de Relaciones Económicas Internacionales, José Miguel Ahumada se encuentra actualmente en México para participar de una reunión de la Alianza del Pacífico. “Hay varios países signatarios del TPP11 que participan ahí”, explicó, agregando que “posteriormente hay una reunión de los líderes mundiales del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) donde ahí van a estar casi todos y queremos avanzar más en el tema de los side letters”.

La semana pasada, el Mandatario informó que Chile ya logró acuerdos laterales con México y Nueva Zelanda para dejar sin efecto mecanismo de solución de controversias inversionista-Estado.

“Estamos tratando de conseguir cartas laterales con diferentes países. Ya las conseguimos con México y Nueva Zelanda y estamos bien avanzados con Perú. Hemos tenido una conversación interesante con Australia y Vietnam”, comentó Boric en esa oportunidad, durante su gira en la región de Antofagasta.

Consultada sobre la posibilidad de que uno de los países miembros del acuerdo internacional no suscribiera a las cartas laterales, la canciller insistió en que “nosotros vamos a depositar el TPP, porque existe una voluntad del Congreso”, pero confirmó que “hay países como Japón que no suscriben side letters”.

La ofensiva de parlamentarios oficialistas para llevar el TPP11 al TC

Durante el diálogo, la ministra de Relaciones Exteriores también se refirió a la ofensiva de un grupo de diputados oficialistas que el miércoles lograron firmas para llevar el TPP11 al Tribunal Constitucional (TC), para invalidar la forma en la cual se llevó a cabo el proceso de aprobación en el Congreso.

Independientes, del Partido Comunista (PC), del Frente Amplio, del Partido Por la Democracia (PPD), radicales, integrantes de la bancada de la Democracia Cristiana (DC) y de Acción Humanista figuran entre los parlamentarios firmantes.

Sin embargo, existen dudas respecto a los plazos para ingresar el requerimiento. De acuerdo con la Constitución Política, el TC solo podrá conocer la materia del requerimiento si éste es ingresado por el Presidente de la República o el Senado o la Cámara de Diputados, con el respaldo de “una cuarta parte de sus miembros en ejercicio”.

Eso sí, detalla el reglamento constitucional, lo anterior se concretará siempre que el requerimiento “sea formulado antes de la promulgación de la ley o de la remisión de la comunicación que informa la aprobación del tratado por el Congreso Nacional y, en caso alguno, después de quinto día del despacho del proyecto o de la señalada comunicación”.

A juicio de los requirentes, según lo establecido en la Carta Magna, debieran considerarse solo los días administrativos (lunes a viernes, sin considerar feriados) desde la comunicación del Congreso al gobierno respecto de la aprobación del tratado, la que se realizó el 12 de octubre.

Sin embargo, existen dudas en el Ejecutivo y en algunos parlamentarios en términos de que el documento estaría fuera de plazo, pues argumentan que se cuentan cinco días, pero corridos (lunes a domingo, incluyendo feriados). El plazo, en ese caso, habría vencido el lunes.

Sobre lo anterior, Urrejola aseguró que “la discusión respecto de los plazos lo va a determinar el TC”, pero que desde el Ejecutivo “estamos atentos a lo que determina el tribunal”.

Y respecto a la ofensiva, enfatizó que “hacer requerimiento al Tribunal Constitucional es una facultad que tiene los miembros del Congreso Nacional de acuerdo con la Constitución, y tenemos que respetarlo”.

Lee más en La Tercera

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Chieko Asawaka, líder de este proyecto, perdió la visión por completo a los 14 años, lo que la motivó a crear el dispositivo que utiliza inteligencia artificial..