Voto obligatorio en vilo: Segundo trámite en Senado fue suspendido y comités evaluarán fecha de reanudación

(Foto: Agencia Uno)

La votación no alcanzó a concretarse y la discusión fue suspendida a la espera de una nueva fecha en tabla. En la sesión intervino el ministro Segpres, quien manifestó la intención del Ejecutivo de "hacer un llamado a que esto sea un debate que se analice con más tiempo", y los senadores que tomaron la palabra dieron cuenta de la necesidad de realizar modificaciones al proyecto, como suprimir la inscripción automática y evaluar sanciones con tal de que la obligatoriedad no quede como "letra muerta", entre otras.




Este jueves la Sala del Senado tuvo como primer punto en tabla la reforma constitucional que busca restablecer el voto obligatorio.

Una moción -refundida presentada en enero de 2020- que está en su segundo trámite constitucional y que, según ha señalado una de las impulsoras del proyecto, Joanna Pérez, se pretenden aplicar a partir de los comicios del 21 de noviembre.

Sin embargo, tal objetivo está en vilo, ya que la sesión en Sala que se llevó a cabo el día de hoy, dio inicio a la discusión, pero no concretó la votación de la iniciativa en general, por lo que, según indicó la presidenta del Senado -Ximena Rincón- “veremos con los comités cómo se continúa el proyecto” para fijar una nueva fecha en tabla.

En la sesión intervinieron los senadores Coloma, Insulza, Moreira, Allende, Ebensperger, Bianchi, Alvarado, Lagos Weber, García Ruminot y Pizarro. De ellos, los legisladores de Chile Vamos se expresaron en contra del proyecto -sumando al senador independiente Bianchi- argumentando ‘falencias’ como la falta de sanciones en caso de no cumplir la obligatoriedad y la ‘inconsistencia’ al mantener la inscripción automática.

Los senadores de oposición, en tanto, se mostraron en favor de las mociones refundidas, reiterando la relevancia de fomentar la mayor participación ciudadana, ya que las actuales han sido “insuficientes”, y recordando las bajas convocatorias de los recientes comicios.

Una discusión que contó con la presencia del ministro Segpres, Juan José Ossa, quien en nombre del Ejecutivo llamó a que “esto sea un debate que se analice con más tiempo”.

“Este proyecto tiene un problema en su titular, porque no repone el voto obligatorio. Reponer supone volver a lo que había antes. (...) Vamos a llegar a una situación única en el mundo, que es la obligatoriedad del voto con inscripción automática. Es cierto que el proyecto en la Cámara mejoró, porque hacía obligatorio el voto, menos a los adultos mayores y a las personas con alguna discapacidad, como si ellos no pudieran cumplir deberes. Aún así nos siembra dudas”, dijo Ossa.

“Siendo un deber cuyo incumplimiento no tiene efectos, podríamos vernos ante una obligatoriedad que es letra muerte, lo que podría producir aún más desconfianza en la política. Y viniendo elecciones tan importantes, es tirarnos un piquero a un escenario del que no hemos debatido lo suficiente”, dijo el ministro Segpres, añadiendo que este gobierno ha sido uno de los que “más ha fomentado la participación”.

Pasadas las 11.30 horas se dio por finalizada la sesión, dejando de manifiesto la inscripción de los senadores Durana, Huenchumilla, Aravena, Quintana, Chahuán, Elizalde, Latorre, García Huidobro, Navarro, Galilea, Montes, Kast, Provoste y Carvajal.

Recordemos que el proyecto de voto obligatorio fue aprobado en general en la Comisión de Constitución el pasado 6 de julio, con 3 votos a favor y 2 en contra. En la instancia, el senador Pedro Araya, ya había expresado que, dado el cronograma electoral, es “difícil” establecer la obligatoriedad del voto para los próximos comicios ya que requiere modificaciones en la Ley Orgánica Constitucional.

Los motivos tras el restablecimiento del voto obligatorio

El sistema de sufragio obligatorio en el país estuvo vigente hasta el 31 de enero de 2012, cuando comenzó a regir la ley N° 20.568 de inscripción automática y voto voluntario durante el primer gobierno del Presidente Sebastián Piñera. Esto también eliminó la sanción aparejada al incumplimiento de la obligación de votar.

Sin embargo, la ley que debutó ese año durante las elecciones municipales, mostró una alta abstención: 57%. Una baja que se mantuvo en los comicios posteriores: 50.8% de abstención en la elección presidencial de 2013, 65.1% en las municipales de 2016 y un 51% en la segunda vuelta presidencial en 2017.

Las cifras motivaron a algunos parlamentarios a plantear que la baja convocatoria en las urnas podría generar un problema de legitimidad, por lo que comenzó a instalarse paulatinamente la idea de retornar a la obligatoriedad. De hecho, en enero de este año, al no alcanzar el quórum requerido, la Cámara de Diputados rechazó un proyecto similar para retornar a la votación obligatoria, que fue impulsado por la oposición.

Esta reforma que avanza en el Congreso, detalla en su texto que en la ley será sustituida la palabra “voluntario” por “obligatorio”. Se precisará, además, que el sufragio en elecciones primarias será siempre de carácter voluntario, y que “será el Estado quien arbitrará las acciones necesarias para informar, facilitar e incentivar el ejercicio del derecho a sufragio”. La obligatoriedad del sufragio, además, no correría para elecciones primarias, que serán de carácter voluntario.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.