Zoom a las miradas de Lavín y Narváez para una nueva Constitución

Joaquín Lavín / Paula Narváez.

Los presidenciables participaron del seminario 'Insumos para una nueva Constitución chilena: la experiencia de los Países Bajos'. Una instancia organizada por la embajada del país europeo en Chile, en la que la candidata del PS expresó que "lo importante es superar esta Constitución del 80' que establece un orden neoliberal". El abanderado de la UDI, en tanto, destacó estar "abiertos a escuchar ideas diversas" sin "entraparse en egos" y que para redactar la nueva Carta Magna "será necesario la búsqueda de acuerdos".




Esta mañana se realizó el seminario “Insumos para una nueva Constitución chilena: la experiencia de los Países Bajos”, un encuentro a través de Zoom organizado por la Embajada de los Países Bajos en Chile que contó con la participación de los presidenciables Paula Narváez (PS) y Joaquín Lavín (UDI) como invitados especiales.

En la instancia, en la cual expusieron también los profesores de derecho constitucional Wim Voermans -neerlandés-, y Javier Couso -chileno-, ambos precandidatos a la presidencia se refirieron a lo que consideran primordial para una nueva Constitución para Chile.

Para Paula Narváez, el proceso constituyente chileno es un “modelo destacable, ya que a partir de un estallido social se ha podido canalizar, por la vía institucional, las demandas sociales de toda la sociedad chilena. (...) La nueva Constitución será paritaria, con escaños reservados, lo que son conquistas del pueblo de Chile, del movimiento feminista y de los pueblos originarios”.

Un proceso que, tras el proyecto de ley ingresado por el Ejecutivo para posponer los comicios del 10 y 11 de abril, quedaría aplazado por un mes en lo que respecta la elección de constituyentes. De aprobarse por el Congreso, las votaciones se llevarían a cabo el 15 y 16 de mayo.

“Creo que la sustancia para escribir nuestra Carta, es que todos vivamos en el mismo Chile ¿Qué se necesita?”, planteó Joaquín Lavín, quien actualmente se desempeña como alcalde de Las Condes.

“Para escribir la Constitución será necesario la búsqueda de acuerdos, que los actores estén abiertos a escuchar ideas diversas que me pueden gustar o no, pero hay que ceder. No todo será ‘como yo quiero’, y no podemos entramparnos por ego, falta de humildad...“, afirmó el edil, quien correría por la presidencia por tercera vez.

“Una buena convivencia debe imperar en todo momento. Eso debe guiar nuestra vida. Hoy tenemos la oportunidad de crecer y mejorar a través de una nueva Constitución”, añadió el exministro de Educación.

“Es por primera vez que se ha habilitado al pueblo chileno a la política, a la deliberación democrática y eso tiene un valor en sí mismo muy relevante”, enfatizó quien fuera la vocera de gobierno de Michelle Bachelet.

Lo importante es superar esta Constitución del 80′ que establece un orden neoliberal, que ha quedado superado en lo económico y lo político, y por lo tanto que la nueva Constitución se abre a la oportunidad de un modelo de desarrollo inclusivo, donde por supuesto el derecho a la propiedad está considerado, pero en equilibrio con la función social, con el bien común, que es lo que tenemos que establecer explícitamente”, destacó la candidata del PS.

Lavín, en tanto, señaló que “la garantía de los derechos da credibilidad al Estado, lo que significa confianza y tranquilidad para los ciudadanos”, y mencionó como un cambio necesario que el Estado provea de mayores facultades a los municipios.

“El Estado debe entregar servicios iguales a las comunas, y hay que consignarlo. Los municipios requieren más recursos y atribuciones, porque es ahí donde se conocen las necesidades y se puede actuar con agilidad y eficacia. Es modificar el camino hacia la descentralización”, destacó el precandidato de la UDI.

El proyecto de Bachelet que quedó “guardado en un cajón”

En el marco de la discusión en torno a una nueva Constitución, Narváez recordó el proceso constituyente que inició durante su segundo mandato presidencial Michelle Bachelet (2014-2018), periodo en el que la militante socialista se desempeñó como vocera de gobierno.

“Era necesario tener una nueva Constitución, y la forma en que ella lo propuso, tenía mucho que ver con nuestra tradición constitucional chilena. Sin embargo el gobierno actual decidió desecharlo y públicamente, el ministro de Interior de la época dijo que quedaría guardado en un cajón. Claramente eso no contribuyó a poder construir un nuevo Chile, un nuevo pacto social”, dijo Narvaéz.

Por otro lado, la socialista hizo una autocrítica al método de legislar durante las últimas décadas. “En algún momento -en pos de la estabilidad- se tuvieron que tomar muchas decisiones desde el punto de vista de la gradualidad, y esa excesiva gradualidad, se ha transformado, en la práctica, en una denegación de justicia social para muchos y muchas”, analizó.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.