7 cosas en las que fijarse al comprar una licuadora

Ilustración: César Mejías

Recipientes quebrados, jugos con trozos de fruta, motor fundido... y nuevamente hay que cambiar la licuadora. Lo importante, es que la próxima vez que te compres una tengas en cuenta estas características para no equivocarte nuevamente.




Sí, las abuelitas tienen razón, los electrodomésticos de hoy no son como los de antes, esos que duraban años de años. Muy por el contrario, podríamos decir que ahora son más bien desechables. Creo que muchos deben estar de acuerdo con esa afirmación.

En los últimos cuatro años he tenido que comprar 3 licuadoras para mi casa -además de planchas y otros artefactos-, porque siempre me parecía absurdo gastar más plata por algo que sabía que se me echaría a perder pronto. Primero compré esas con jarro de plástico. Basta con poner un par de veces varios hielos adentro para que comiencen a aparecer las primeras trizaduras. Por eso, la segunda fue de vidrio, al parecer no tan bueno, y por un destemple de temperatura también se trizó. Así que con la tercera compré una de un vidrio mejor, más grueso, de una marca relativamente buena, pero no tan cara (mi pensamiento seguía regido por el para qué gastar más si duran tan poco).

A diferencia de las otras, esta última que es marca Thomas, ha sobrevivido los embistes del paso del tiempo y ya cumplió un par de años. No obstante, esta pandemia me demostró que nuevamente había realizado una mala compra en cuanto de licuadoras se trata. Creo que nunca había hecho o comprado tanto pisco sour como el pasado 2020. Antes, solía tomarme uno de vez en cuando en un restaurante, pero ahora, con lo complejo que es salir a comer, con la necesidad de autocuidarse y con la proliferación de marcas artesanales de pisco sour deliciosas, esta mezcla de pisco, limón, goma y hielo, se ha hecho presente como nunca en mi vida.

Lo que ocurrió con mi licuadora, es que la mayoría de los sours artesanales hay que meterlos a la juguera con varios cubos de hielo para que estén listos, y con la mía, esa consistencia de pisco sour un poco frozen que me gusta tanto, nunca la pude conseguir. Es decir, este aparato que me había comprado tenía la capacidad nula de triturar el hielo.

Y así, me puse a investigar sobre licuadoras preguntando a algunos chefs que conocía, a otros amantes de la cocina, analizando las opiniones de amigas y amigos y también leyendo en internet. La conclusión que saqué es que si quiero una licuadora para la casa que sea buena, hay que invertir un poco (la nueva que me compré me salió más barata que las otras tres juntas). Y si de marcas se trata, los más conformes con su compra, son aquellos que tienen una Oster.

Entonces ... ¿en qué debemos fijarnos al comprar una?

Para no equivocarme nuevamente, realicé una lista de las características que debía tener mi próxima licuadora (basándome en mi investigación) y que les comparto a continuación:

1. Material del vaso

Los recipientes o vasos suelen ser de los siguientes materiales:

  • Plástico: Suelen ser las más baratas, las más livianas, pero también las más débiles. Como les conté, no sirven para picar hielo y en general los jarros de plástico no duran mucho y terminan siempre quebrados. Además, como todo plástico, se va impregnando de los alimentos que uno muele, dejando un color menos transparente que se ve un tanto sucio.
  • Vidrio: El vidrio es mucho más duradero y no se decolora ni absorbe los olores de hierbas o vegetales como el plástico. Eso sí, hay que tener más cuidado porque como es vidrio hay más posibilidades de quebrarse. Hay que procurar que sea un vidrio grueso.
  • Acero inoxidable: El acero inoxidable es el más caro y el más duradero. Mantiene frías las mezclas congeladas por más tiempo. En el lado negativo, no puede ver la mezcla en el interior hasta que quitas la tapa. Las licuadoras de acero inoxidable no son tan comunes en el mercado usual, porque suelen ser de mayor tamaño, pensadas para cocinas industriales.

2. Tamaño

Están las licuadoras personales, que hoy en día son muy comunes para hacer batidos, jugos verdes, entre otros, y que muchas veces vienen en pack con los vasos grandes, cuyos porten suelen fluctuar entre los 300 y 800 ml. Y están los recipientes de licuadoras grandes, de alto rendimiento, usualmente van entre los 1,3 y los 2 litros. Hay una excepción, que son las licuadoras industriales que se pueden encontrar desde 2 a 8 litros o más.

¿Cuál es el mejor tamaño? Eso depende de cada uno, pero si te gusta también hacer batidos personales, quizás una que traiga ambas opciones podría ser la más adecuada.

3. Potencia motor

Al igual que con los exprimidores, la potencia del motor es importante para mezclar verduras y frutas más duras y fibrosas. Una licuadora de cocina promedio tiene entre 300 y 600 watts de potencia, y las licuadoras de alto rendimiento y más poder pueden alcanzar los 1.300 watts. Una licuadora de 400 o de 500 watts debería funcionar a la perfección, sin embargo, hay que fijarse si sus cuchillas son buenas, porque si no lo son, los 500 watts no lograrán tu objetivo.

Lo mejor es optar por el motor más potente que puedas pagar, ya que cuanto mayor sea la potencia, más versátil será tu máquina. Un motor de menor potencia no podrá picar hielo al estilo granizado ni dejará bien molida la comida.

4. Precio

Esto depende de lo que necesitamos y cuánto estamos dispuestos a gastar, pero es un factor muy importante a la hora de comprar la licuadora adecuada. Hay muchas opciones en el mercado de máquinas duraderas y de calidad a un precio asequible. ¡También hay muchas opciones para máquinas de calidad profesional a precios sorprendentemente altos! Tómate el tiempo para evaluar tu presupuesto y tus necesidades antes de realizar una compra.

5. Velocidades

¿Por qué es importante tener varias velocidades? Por dos razones fundamentales: Uno, porque lo mejor es empezar a licuar a una velocidad lenta e ir aumentándola gradualmente a la más alta (si es necesario) para poner menos tensión en el motor. Y dos, porque poder reducir de una velocidad alta a una muy baja, te permite agregar ingredientes al final de la mezcla que no quieres que se licúen por ejemplo, o que se trituren con en el resto de la mezcla.

Otra razón, menos importante quizás, es que si uno comienza a licuar con poca velocidad, no te ocurrirá la clásica explosión de la tapa de la licuadora que deja todo sucio.

6. Cuchillas

Es fundamental seleccionar una licuadora con cuchillas de buena calidad, especialmente cuando se desea preparar batidos verdes o hielo picado. El acero inoxidable es el mejor material para un buen juego de hojas.

7. Ice crusher / botón de pulsar

No son lo mismo, pero es bastante similar. Si planeas preparar hacer granizados, es esencial un botón pulsar. El hielo cae en las cuchillas cuando se detiene y se tritura nuevamente cuando las cuchillas comienzan a girar. Sin el botón pulsador de la licuadora, tendrás que detener la licuadora y mezclar el hielo antes de volver a encender el motor.

La gran diferencia con las licuadoras que traen la función de ice crusher, es que detiene y reinicia automáticamente las cuchillas para que el hielo se pueda picar fácilmente e integrar uniformemente en una mezcla combinada. No tendrás que estar apretando el botón de pulsar a cada rato. Lo otro, es que generalmente usan la velocidad y la potencia correcta para poder picar hielo.

Buenas opciones:

- Elegida por Práctico:

Licuadora Oster Top Cat Negra

Es la opción elegida por el equipo de Práctico después de estudiar varias marcas y modelos de licuadoras. ¿Por qué la elegimos?

- Por su relación precio-calidad

- Tiene un recipiente clásico de alto rendimiento y otro para batidos personales

- Tiene 2 programas automáticos: Jugos y Smoothies, para hacer cualquier tipo de jugo ya sea con fruta fresca o congelada y cualquier bebida con hielo; y procesador de Alimentos, ideal cuando se quiere que una salsa quede con buena consistencia, sopas, cremas, etc. El programa funciona a una velocidad y fuerza determinada justo para que tu receta quede bien sin necesidad de que usted tenga que estar vigilando la mezcla o haciéndolo de forma manual.

-Trae 4 cuchillas, pero son dos veces más grande que las habituales. La cuchilla está compuesta por tres partes, y cada una tiene una función: su forma de “S” y ángulo plano y más ancho, la hacen ideal para rebanar y obtener salsas y masas con texturas adecuadas; las puntas filosas están diseñadas para triturar hielo y alimentos duros; y la posición y diseño mantiene los ingredientes en continuo movimiento, para que no se queden el fondo de la jarra y se mezclen bien.

- Poderoso motor con tecnología de motor reversible, que hace girar las cuchillas en ambos sentidos permitiendo obtener la consistencia exacta para cada alimento y lograr que las recetas queden perfectas

- 3 velocidades manuales y una función de “Pulso”

- Capacidad: 1,5 litros

- Vaso de vidrio que resiste cambios bruscos de temperatura e impactos suaves.

- Tapa con copa medidora

- Potencia: 600 W


- Otras opciones buenas y asequibles:

Licuadora Wurden

- Capacidad: 1.3 lt

- Velocidades: 2

- Botón de pulsar

- Material del recipiente: Vidrio

- Potencia: 700 W

- Programas: 3


Licuadora Ursus Trotter

- Capacidad: 1.7 lt

- Velocidades: 5

- Vaso de vidrio con forma de diamante que facilita la mezcla de los ingredientes

- Potencia: 700 W

- 6 cuchillas de titanio y de movimiento flexible

- Función para picar hielo


- Precios altos pero de excelente calidad:

Licuadora Diamond KitchenAid

- Capacidad: 1.7 lt

- Velocidades: 5

- Vaso de vidrio

- Potencia: 550 W

- 4 cuchillas de titanio y de movimiento flexible

- 5 programas

- Capacidad de picar hielo


Licuadora 2 litros Silver Active Sense

- Potencia: 1100 W

- Velocidades: 3

- Capacidad: 2 litros

- Vaso de vidrio que resiste cambios bruscos de temperatura e impactos suaves.

- Tecnología de motor reversible que hace girar las cuchillas en ambos sentidos permitiendo obtener la consistencia exacta para cada alimento.

- Incluye vaso individual de 750 ml

- 5 programas automáticos


- Industriales:

Licuadora Skymsen

- Capacidad: 4 litros

- Potencia: 400 W

- Vaso, fondo, láminas, eje central, cojinete y tuercas de fijación en acero inoxidable

- Tiene la capacidad de moler hielo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.