7 tips para chequear que una buena oferta realmente es buena en este CyberMonday

cybermonday

¡Tantos descuentos, parece que me va a dar algo! Sin embargo, muchos de ellos no son tan espectaculares como dicen ser. Si quieres irte a la segura, sigue estos consejos para comparar, chequear y finalmente aprovechar las verdaderas rebajas.




Un nuevo capítulo de los Cyber está a la vista. Entre el lunes y miércoles de la próxima semana —3 y 5 de octubre—, los sitios web del comercio local se llenarán de colores y números destacando sus ofertas y tú, desde el otro lado, tendrás la eventual oportunidad de encontrar esos productos que has añorado, como un bebé que desea su biberón, a un precio que al fin te resulta asequible.

Pero no todo lo que brilla es oro. Los precios de los productos suelen transitar en caminos llenos de colinas, con fluctuaciones que los llevan a una cima para luego caer en una ligera pendiente y, luego, volver a elevarse. Hasta que llega el Cyber de turno y aparecen las ofertas que, en ocasiones, superan el 50% de descuento, pero las variaciones han sido tantas a esta altura que se hace difícil encontrar el punto de referencia.

No os preocupéis, porque tenéis a Práctico como aliado, que te deja algunos consejos que te harán la pega más fácil y, también, te ayudará a realizar una compra más segura y consciente.

FOTO: MATIAS DELACROIX/AGENCIAUNO

1. Establecer presupuesto y priorizar

El CEO de la fintech chilena Tenpo, Fernando Araya, sostiene que la base para prevenir cualquier exceso es “proyectar escenarios y mantener el control de las finanzas”. Por eso es recomendable establecer un monto fijo que no se escape del presupuesto.

“Es fundamental priorizar las compras por nivel de relevancia e identificar aquellas que pueden ser postergables o repartidas entre más personas”. Esto, asegura, es trascendental para que el gasto no sea “tan fuerte para el bolsillo de las personas cuando llegue fin de mes o el momento de pagar deudas, cuentas básicas, etcétera”. No vaya a pasar que tanta oferta te deje endeudado.

Por eso conviene establecer un presupuesto y armar una lista con las cosas que te interesa buscar durante este Cyberday. Y mantente fiel y firme a estos.

2. Compara precios

Si identificaste un producto que te interesó, antes de comprarlo a tontas y a locas encandilado por su descuento, compara el precio con el de otras tiendas. Para ello, puedes utilizar el buscador de Google y simplemente ingresar el nombre del producto, con su marca y modelo. En la columna derecha de la página de los resultados, encontrarás un recuadro con información del producto, como sus características, la valoración promedio que le otorgan los usuarios y también los precios en que se encuentra en distintos establecimientos comerciales. Así podrás saber si ese gran descuento es realmente una rebaja o si solo es el precio de mercado.

3. Utiliza sitios especializados

Si la búsqueda en Google no arrojó resultados muy esclarecedores, o si quieres ser aún más riguroso en la cotización, puedes utilizar diversos sitios que ofrecen servicios gratuitos de cotización. Knasta.cl, Comparalo.cl, Solotodo.cl, Descuentosrata.com, entre otros, te dan acceso a las ofertas del retail, multitiendas y otras de menores tamaños.

Si bien algunos de estos sitios se especializan en ciertos mercados, como el de tecnología, varios ofrecen un panorama más amplio, abarcando vestuario, electrodomésticos, ferreterías, decoración, salud y belleza, productos para niñas y niños, mascotas, deporte, ocio y mucho más.

Ciertos sitios, como Knasta, permiten además observar cómo ha variado durante los últimos meses el precio de cada producto, hasta llegar a la fecha del Cyberday. Ese seguimiento puede ser fundamental para distinguir una buena oferta de una bomba de humo.

4. El precio no lo es todo

“No vengo a vender, vengo a regalar”, o “¡nos volvimos locos!” pareciera ser que gritan algunos sitios webs con ofertas. Pero aunque el precio puede ser muy tentador, en realidad no lo es todo al momento de una compra. ¿50% de descuento por ese aparato que ni siquiera sé qué es? ¿65% de rebaja en unos audífonos sin marca o una olla genérica? Vamos, ni Clint Eastwood desenfundaba su pistola tan rápido como tú deslizas tu tarjeta, si eres capaz de caer en eso.

Tan importante como cotizar los precios es informarse respecto al producto. Si se trata de una marca que no conoces o de un modelo del que no estabas enterado, sí o sí debes dar una revisada en los buscadores por si existen reseñas y evaluaciones del aparato u objeto en cuestión. ¿Qué dicen los compradores en Amazon? ¿En MercadoLibre? ¿O en ese sitio especializado?

A esta altura del partido, en YouTube puedes encontrar reseñas hasta de las mismas reseñas que otros hacen. Por supuesto, no todo el mundo tiene la credibilidad de un periodista de Práctico, pero es cosa de contrastar diferentes opiniones para ir armándose una idea de qué va el cuento.

¿Cómo funciona? ¿Qué necesita para ello? ¿Es desechable? ¿Cuánta es su vida útil? ¿Qué tan efectivo respecto a sus promesas? ¿Qué se sabe de la marca? ¿Alguna garantía? ¿Tiene servicio técnico? ¿Para qué me va a servir? Esas son algunas de las preguntas que podrían servirte para tomar una determinación más consciente respecto a si vale la pena o no gastar tu dinero en el producto.

5. Compra en sitios confiables

Según la PDI, el 58% de las estafas registradas durante los primeros cinco meses de este año se realizaron por Internet. No sería raro que algunos inescrupulosos digitales aprovechen este tipo de fechas para cazar a compradores desprevenidos. Intenta comprar en tiendas que conozcas o de las que tengas antecedentes de su existencia y fíjate en que la URL (la dirección del sitio web que pones en la barra de búsqueda del navegador) sea la correcta y que tenga una s en la parte del protocolo, por ejemplo: https://www.latercera.com/ y no htttp://www.latrecera.com.

En el sitio Cyber.cl puedes encontrar todas las tiendas que están adheridas oficialmente al festín comercial, que son casi 800, las que además cuentan con distintos compromisos de seguridad, privacidad y servicio al cliente.

6. No olvides leer los “Términos y condiciones de la oferta o promoción”

De nuevo: el precio no lo es todo. Una muy buena oferta para el bolsillo puede transformarse en una pesadilla si el producto no resulta ser lo que esperabas y no puedes ejercer tu derecho a retracto, porque así estaba estipulado en los términos y condiciones de la compra.

Por eso, por más latero que sea tener que leer un texto que está infinitamente lejos de tener la prosa de Bolaño —más bien resulta enredoso como una novela de Kafka—, hacerlo es la mejor forma de resguardarse y de conocer con anticipación las posibles exclusiones que podrían afectar posteriormente a la compra.

Por otro lado, el Sernac señala que las empresas “deben informar los medios de pago aceptados, y las condiciones, plazos, costos y cobertura geográfica de despacho de los productos”.

Si ves que alguna empresa no cumple con sus obligaciones y tus derechos como consumidor se ven vulnerados de alguna manera, puedes poner tu denuncia a través de los canales del Sernac —donde también puedes chequear cuáles son estas obligaciones y derechos.

7. Chequea en Práctico

Nunca estará demás revisar en nuestra web por si alguno de los productos, en especial aquellos vinculados a tecnología, ha sido reseñado. Basta que pongas “latercera.com + practico + el nombre del producto” en tu buscador y podrás ver si te arroja algún resultado positivo. Si es así, podrás acceder a una evaluación extensa de éste y, además, saber a qué precio estaba a la fecha de la publicación.

Por otro lado, en lo que dure este Cyberday estaremos publicando selecciones de las mejores ofertas en materia de tecnología (televisores, relojes y pulseras inteligentes), audio, videojuegos y otros artículos más. No olvides echarle un vistazo, porque puedes llevarte más de una sorpresa.

Ahí lo tienes. Siete consejos prácticos para este CyberMonday. El resto depende de ti. ¡Buena suerte, deslizadores de tarjetas!

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.