Asus Vivobook Pro 16x OLED: una de las pantallas más vibrantes del mercado

⭐⭐⭐⭐⭐

Las pantallas OLED en computadores portátiles poco a poco comienzan a hacerse presentes. Asus ha sido una de las marcas pioneras en masificar esta tecnología visual, un avance que resulta realmente deslumbrante.



En estas mismas páginas hemos comentado cómo la taiwanesa Asus ha sido una de las marcas más innovadoras en cuanto a diseño, novedades y prestaciones de sus computadores portátiles. Con este nuevo dispositivo no hacen una excepción, ya que además de sus interesantes características técnicas, deslumbra por su portentosa y brillante pantalla con tecnología OLED.

El mercado de los computadores portátiles de 16″ posee un tipo de público algo más exigente y demandante que el de pantallas más pequeñas. De uso principalmente profesional y para la generación de contenidos, se trata de notebooks que normalmente van de la mano con muy buenas prestaciones y rendimiento. El Vivobook Pro es uno de ellos, con el agregado de su nuevo display 4K.

Con buenas características técnicas generales, este nuevo modelo presenta una de las mejores pantallas OLED disponibles hoy en día. Al igual que en el uso en televisores, las OLED (por organic light-emiting diode) están un nivel más arriba que sus contrapartes LED, al permitir un mayor contraste entre claros y oscuros, entregar colores muchísimo más vívidos, disminuir la luz azul dañina —que están dañina para los ojos y es la causante del cansancio ocular— y, finalmente, dar un mayor confort visual para quienes pasan mucho tiempo frente a la pantalla. En resumen: son mucho mejores.

Especificaciones:

  • Tamaño: 360 mm x 259 mm x 18.9 mm
  • Peso: 1.94 kg
  • Pantalla: OLED de 16″ (3840 x2400 UHD) y 16:10
  • Procesador: Intel Core i7-11370H 3.3 GHz (12M Cache, hasta 4.8 GHz, 4 núcleos)
  • Tarjeta gráfica: Nvidia GeForce RTX 3050
  • Memoria: Hasta 32 GB (3200 MHz DDR4)
  • Disco duro: 1 TB SSD (estado sólido)
  • Batería: 96 Wh
  • Conectividad: Wi-Fi 6 / Bluetooth 5.2
  • Puertos: 2x USB 3.2 / 2x USB 2.0 Tipo A / 1x HDMI 1.4 / Input de audio 3.5 mm / entrada CC / lector de tarjeta micro SD
  • Sistema Operativo: Windows 11 Pro

Experiencia de uso

Al abrir la caja, hecha con material reciclado, nos encontramos inmediatamente con el laptop, listo para ser sacado de su interior. Están los necesarios apartados para cables y accesorios, pero el computador se saca, se abre y ya está funcionando. En ese sentido, es muy agradable tener la opción de inmediatamente hacer funcionar el notebook, sin tener que dejarlo cargando o realizar largos procesos de configuración.

Es liviano y sofisticado en su diseño. Con menos de dos kilos de peso, acarrearlo no es un problema en absoluto. El chasis de aluminio, de color gris metálico, es firme y suave a la vez. Sobre su tapa, nos encontramos con un elegante relieve al costado, donde destaca la marca, la línea del laptop y su sello. Posee un generoso espacio de trabajo, con un teclado completo retroiluminado y diferenciado en colores más oscuros respecto a las teclas laterales.

El botón de encendido se ubica en la esquina superior derecha y también funciona como escáner biométrico para reconocimiento dactilar y encendido rápido. Además, el clásico botón “Esc”, en la esquina superior izquierda del teclado, es de un vívido color rojo, y la tecla “Enter” está estilizada, lo que la hace destacar notoriamente del resto de las teclas y le otorga de paso un refrescante acento de color. Curiosamente, las teclas de volumen (F2 y F3) arriba llevan la inscripción “Own the Universe”. Será.

De todos modos, las teclas se sienten firmes, cómodas y suaves al apretarlas, mientras que el trackpad es suficientemente amplio para un trabajo cómodo, además de contar con la funcionalidad de transformarlo en una calculadora u otras herramientas, como un interesante dial virtual. Su sistema de sonido estéreo Harman-Kardon es bastante aceptable y, en cuanto a conectividad, el Vivobook incluye dos puertos USB-C (uno para carga), 2 USB 2.0-A, un puerto HDMI, entrada para auriculares y hasta lector de tarjetas SD. Un bonito detalle es que todas sus pequeñas luces LED indicadoras se ubican al costado del aparato.

La mejor pantalla a la redonda

Esto nos lleva a su principal diferenciación al momento de abrirlo y centrar la vista en su principal anzuelo: su excepcional pantalla OLED 4K con HDR, de 16″ y una amplia relación de aspecto de 16:10 (o sea, más ancha que una pantalla de cine), que incluye la obligatoria cámara HD. Si a eso le sumamos una tarjeta gráfica Nvidia RTX 3050 y un procesador Intel Core i7, tenemos una máquina ideal para edición fotográfica o de video, rendereos digitales, visionado audiovisual y otras exigentes tareas gráficas. Digamos además que la pantalla viene certificada y validada por Pantone (es decir, los colores son tal como se ven en el monitor) y ofrece bajísimas emisiones de luz azul, para no cansar demasiado la vista del usuario.

Y aquí es donde el aparato se luce. Su pantalla es realmente cautivante e hipnótica en su despliegue de colores y en la fluidez de la acción. Correr un video 4K en YouTube es realmente una delicia visual, al igual que revisar fotografías en alta definición, ver películas o series en HD y, cómo no, jugar videojuegos.

Bueno por fuera y por dentro

Pero este nuevo modelo de Asus no es solo apariencias y por sus características interiores tampoco decepciona. Además de un muy buen procesador Intel Core i7 de última generación, tiene una cantidad de memoria para repartir —¡32GB de RAM y 1TB de almacenamiento en disco sólido!—, sumado a un sistema interno de enfriamiento con doble ventilador y a una batería de buena duración (dependiendo de la configuración del usuario), el Vivobook tiene muy buen desempeño para el trabajo diario multifuncional.

Veredicto Práctico

Cuesta resistirse al embrujo y la fascinación que provoca una pantalla OLED. Eso, sumado a muy buenas especificaciones internas y un diseño liviano, elegante y cómodo, transforman al Vivobook 16 Pro en uno de los mejores laptops dentro de su categoría.

El precio puede incomodar a varios usuarios —superior al millón 200 mil pesos—, pero es cosa de tiempo para que las pantallas OLED se hagan más masivas y por lo tanto más accesibles al público general. Por lo pronto, este modelo de Asus hace muy bien la pega y entrega todo el placer de contar y trabajar con una gran pantalla de la más alta calidad. Y con bastante estilo, por lo demás.

Nota: ⭐⭐⭐⭐⭐


*Los precios de los productos en este artículo están actualizados al 4 de enero de 2022. Los valores y disponibilidad pueden cambiar.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.