Sennheiser HD 250BT: Un salto hacia la alta calidad sonora

⭐⭐⭐⭐★

Ultraligeros, cómodos, sencillos de utilizar y con un sonido que sorprenderá a usuarios promedio, este modelo inalámbrico súper funcional es ideal para dispositivos móviles y tiene gran relación precio calidad.



Hay un meme que dice: “No quería trabajar de 9 a 5, así que ahora trabajo 24/7”. Si bien el triste chiste está dirigido a la gente freelance o independiente, la pandemia ha ayudado a incrementar el espectro de personas que se puedan sentir identificadas con él.


El teletrabajo ha significado que muchos y muchas se pasen mañana, día y noche conectados a sus dispositivos, pendientes del mail, del Whatsapp y las aplicaciones necesarias para llevar adelante la pega. Pero, además hay que hacerse cargo de la casa, de los hijos, del perro y el gato, cocinar, lavar y, entremedio, si se puede, respirar.

Este estilo de vida, ha modificado un montón de aspectos culturales, como por ejemplo, la forma en la que consumimos. En ese sentido, la tecnología ha debido ajustar sus productos para que, además de cumplir el objetivo para el que fueron fabricados, sean también una solución para nuestro día a día.

Los audífonos son una buena muestra de ello: ya no sólo se utilizan para escuchar música o el audio de un videojuego, sino que también cumplen otras funciones: hacerse cargo de una llamada o de una videollamada, y también atender o realizar una conferencia virtual. Casi todos hoy incluyen un micrófono y son inalámbricos, con capacidad de controlar el volumen, las canciones o responder las canciones desde la oreja.

En ese escenario aparece el modelo HD 250BT de Sennheiser, marca alemana líder del mercado de audio, fabricantes de audífonos, micrófonos y accesorios para smartphones, tanto para usuarios profesionales como promedio. Un producto que es parte de su línea intermedia, a un precio quizá alto para quienes no están acostumbrados a invertir en auriculares, pero bien conveniente para quienes conocen los valores y calidades usuales de la marca.

Especificaciones

  • Spl Maximo: 110 dB (1 kHz / 0 dBFS)
  • Principio de transductor: Dinámico, cerrado
  • Autonomía de batería: 25 horas
  • Tiempo de carga: Hasta 3 horas
  • Micrófono: Sí
  • Tipo de material: Plástico de alta resistencia
  • Dimensiones: 24 x 9 x 24 cm
  • Peso: 125 g
  • Respuesta de frecuencia: 20 Hz a 22.000 Hz (-10 dB)

Primeras impresiones

Lo primero que llama la atención al retirarlos del empaque es que los HD 250BT son muy, pero muy ligeros: sólo 125 gramos, algo que puede agregar una cuota de incertidumbre respecto a la calidad de sonido que pueden desarrollar, pues lo más común es que los audífonos de alta definición contengan en su interior drivers con algo más de peso y de mayor tamaño.

Que sean tan livianos se debe, entre otras cosas, a su diadema —el puente que cruza sobre la cabeza y que cada auricular—, el cual es de plástico, con cierto nivel de flexibilidad y supuestamente resistente, aunque queda la duda de qué tanto: puede que a caídas, aunque quizás no tanto a la presión que podrían sufrir dentro de un bolso o mochila cargada, por ejemplo.

Los HD 250BT son de tipo on ear o supraaurales, es decir, que van sobre las orejas y no las cubren por completo, y se pueden ajustar para los diferentes tamaños de cabeza. Los cascos poseen almohadillas bien acolchadas, cubiertas por una especie de cuerina muy suave al tacto, que aporta cierto calor aunque no al punto de hacer transpirar las orejas cuando el uso es prolongado.

Otro punto llamativo es que el cable que transporta la electricidad de auricular en auricular queda expuesto unos cuántos centímetros sobre ambos parlantes, para esconderse luego, como lo hacen casi todos los audífonos, a lo largo del diadema. Si bien el cable nunca queda completamente tensado, se corre el peligro de que se enganche con algún elemento externo y pueda romperse.

El casco derecho posee tres botones: dos en los extremos para el control de volumen y el del medio como comando principal, para reproducir la música, pausarla, o adelantar —con dos toques— y retroceder —con tres— las canciones. También es el que permite contestar, terminar o poner en espera una llamada, manteniéndolo presionado durante un par de segundos.

En la parte inferior del casco derecho se encuentra la entrada para el cable de carga USB-C. Ahí viene uno de los puntos altos de este modelo: su batería. Como son 100% inalámbricos, es fundamental que duren lo suficiente para permitir independencia y confiabilidad, algo que los HD 250BT ofrecen plenamente. Con tres horas de carga uno se asegura 25 horas de funcionamiento. Es decir, puedes pasarte el día completo escuchando con ellos sin temer a que se apague la música y, con ello, la inspiración.

Conectividad y tecnología

Empezar a utilizar estos audífonos es muy sencillo. Una vez encendidos, están listos para el emparejamiento vía Bluetooth. Basta detectarlos en el dispositivo a utilizar —un smartphone, computador, tablet o smart TV— y en un par de pasos quedan conectados. Su conectividad es Bluetooth 5.0, lo que garantiza más eficiencia en el gasto de energía, una buena velocidad de transmisión y una mayor distancia máxima de cobertura. Algo que, por supuesto, se disfruta mejor cuando la fuente de audio también tiene esta misma tecnología.

Los Sennheiser HD 250BT, por otro lado, son compatibles con AAC (Advanced Audio Coding, en inglés), y con el códec AptX Low Latency, lo que por un lado, permite la reproducción de audio de alta calidad —similar a la de un CD— y por el otro, contar con una baja latencia. Es decir, si ocurre un desfase entre la imagen y el audio viendo un video, éste será muy menor e incluso difícilmente perceptible.

Que los HD 250BT ofrezcan una mayor distancia de cobertura significa que uno puede dejar el dispositivo que emite el audio —celular o notebook, por ejemplo— sobre la mesa del comedor y partir a la cocina a preparar el almuerzo sin perder ni alterar la señal.

Por otro lado, estos audífonos cuentan con un micrófono omnidireccional, que funciona en un rango de frecuencia de 100 Hz a 10 kHz, asegurando una buena inteligibilidad, aunque con cierta saturación, que puede complicar si el objetivo es grabar videos con un sonido pulcro. Está claro, en todo caso, que el objetivo de estos audífonos no es el de generar contenido, pero respondiendo llamadas cumplen su cometido sin problemas.

La experiencia sonora

Vamos al grano. Si hay algo de lo que Sennheiser gusta de presumir es de su tecnología de transductores, el hardware encargado de convertir la señal emitida desde el dispositivo fuente en una acústica. Es lo que se denomina presión sonora, la que en este caso es de 110 dB (1 kHz / 0 dBFS). Eso está dentro del rango promedio de 80 a 120 dB, otorgándoles una buena sensibilidad a los audífonos y también un control ante eventuales saturaciones cuando el volumen es muy alto. A ello contribuye, también, que los transductores sean dinámicos, ajustando el nivel de graves y consiguiendo una muy buena aislación del ruido externo.

Es destacable la nitidez y definición que consiguen transmitir los HD 250BT, en especial en lo que se refiere a las frecuencias agudas y medias, dándole más naturalidad y carácter al sonido de las voces, guitarras, pianos o trompetas. Algo que se agradece cuando lo que suena es jazz o música clásica

El equilibrio de agudos, medios y graves que ofrece este modelo permite, entre otras cosas, distinguir de buena manera los detalles de las grabaciones, y permite una buena imagen aunque de una profundidad limitada. Este equilibrio, por otro lado, tiene como condición el atajar los bajos para moderarlos. En ese sentido, este modelo no sonará como un subwoofer, como suele gustar a seguidores de géneros como el reguetón o el trap.

De todas maneras, Sennheiser pone a disposición su aplicación Smart Control, compatible con Android e iOS, en la que se puede acceder a un ecualizador que, aunque básico, resulta muy intuitivo y permite personalizar el mix de agudos, medios y graves. También incluye una mezcla predefinida para ver películas y series.

Otro punto relevante a tener en cuenta: para disfrutar de un audio de alta calidad se necesita de una aplicación que la ofrezca. YouTube y Spotify, entre otras plataformas, reproducen archivos mp3 de baja calidad, por lo que no se puede esperar tener un sonido hi-fi saliendo por los auriculares, ni siquiera si se tienen los mejores del mercado. En cambio, servicios como Tidal o Deezer ofrecen planes para acceder a música con alta fidelidad, lo más cercano que existe a escuchar la sesión de grabación. Entonces, para sacarle el mayor rendimiento a los HD 250BT es recomendable invertir también en un streaming musical de alta calidad.

Veredicto Práctico

Como se mencionó al comienzo, el HD 250BT es un modelo intermedio, que sorprende con su peso tan ligero y tamaño relativamente pequeño, capaz aún así de entregar un sonido de calidad. ¿Qué tanta calidad? Pongámoslo así: una persona acostumbrada a utilizar audífonos de gama baja podría descubrir un nuevo mundo. Incluso, el salto entre el modelo HD 206 de Sennheiser a éste es bastante grande —algo de lo que da cuenta el precio, que es el doble. Sin embargo, si estamos hablando de una persona audiófila o melómana, con un conocimiento más avanzado en materia de audio, es probable que no quede del todo satisfecho con estos audífonos o se quede corto y al poco tiempo quiera hacer un upgrade.

Por otro lado, es un modelo pensado exclusivamente para uso inalámbrico, por lo que no será útil para quienes busquen audífonos para conectar a viejos equipos análogos, muy comunes en la cadena de sonido para reproducir vinilos. Si la tornamesa cuenta con Bluetooth, se puede prescindir del receiver y perder, con ello, el aporte que puede hacer en el mix.

Aclarados los puntos, el HD 250BT es un modelo que, por su fisonomía y composición, es ideal para dispositivos móviles, sumamente funcional y con una tecnología robusta, que otorga esa confiabilidad y autonomía que tanto se necesita para salir triunfante en el día a día. Su diseño es sobrio y cómodo, incluso llevándolos en el cuello mientras no se usan. Son además capaces de entregar un sonido dinámico, con una buena definición en los detalles, lo que representa un buen salto de calidad en la escucha desde celulares y computadores. Los usuarios promedio los sabrán apreciar, en especial porque no tendrán que ver cómo la billetera se les desangra para conseguirlos.

Nota: ⭐⭐⭐⭐★


*Los precios de los productos de este artículo están actualizados al 21 de septiembre de 2021. Los valores y disponibilidad pueden cambiar.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.