Todo lo que necesitas saber y llevar para un “road trip” exitoso

Foto: Kaluci.

No importa si es en un motorhome, un vehículo camperizado o en un auto cualquiera: viajar por la ruta puede llevar a experiencias inolvidables. Pero para eso, antes conviene prepararse y equiparse correctamente. Dos experimentados viajeros entregan aquí sus consejos.




Al comienzo de On the Road —la novela más popular de Jack Kerouac—, Sal Paradise, el protagonista, regresa a casa de su tía tras un largo viaje haciendo dedo y tomando buses entre Nueva York y San Francisco. Su idea es encerrarse a escribir y terminar al fin esa novela que tanto se le ha rehusado. Poco le duraría el impulso: el “llamado de la carretera” —y el imán de Dean Moriarty, el héroe beatnik por esencia— serían más fuertes. Así, Paradise retomaría con lo puesto la travesía por las rutas que lo llevarían por gran parte de Estados Unidos hasta Ciudad de México, viviendo aventuras inigualables al ritmo del jazz.

En el camino, publicada en 1957, terminaría por convertirse en una de las obras más representativas de la contracultura estadounidense, que sigue siendo una gran inspiración para todos aquellos que sienten el impulso por lanzarse a las aventuras camineras, en viajes conocidos como road trips. Una actividad que en el hemisferio norte tiene larga data y que en Chile parece ganar cada vez más adeptos y recorridos, siendo el de la Carretera Austral el más clásico.

Jack Kerouac y Neil Cassady, viajeros empedernidos, en 1952.

“Me he dado cuenta que el road tripping está en crecimiento”, sostiene Victoria Ansaldo, que hace cinco años suma una aventura tras otra en Octavia, el nombre que tiene la Volkswagen Kombi con la cual ha explorado buena parte de Chile. “Cada vez son más las personas que se compran un furgón o un auto de cualquier tipo y lo equipan a su manera para viajar”.

En enero de 2019, tras convertir su furgoneta camper en una “casa móvil”, Victoria se lanzó en su primer road trip, que la llevó desde Valparaíso hasta Quellón, al final de la Ruta 5 Sur, en un viaje que duró un mes y medio. Fue el primero de múltiples, todos registrados en su blog OctaviaViajando.com, donde comparte guías de viaje además de ofrecer asesorías para quienes desean emprender su propia aventura sobre ruedas. “Actualmente, combino el mundo del road trip con la creación de contenido para marcas, además de fotografía y video para empresas o emprendimientos ligados al turismo nacional”, explica.


Qué es el road trip

Hace una década que Martín Gaete es guía turístico. Son varios los road trips que tiene en el cuerpo, especialmente hacia el norte de Chile. Él define la actividad como “agarrar tu auto y partir, salir, fluir con la carretera y tomar lo que venga en el camino. Puede ser un día, puede ser una semana. Es viajar, entregarte a la libertad de ser, salir de lo común, y estar abierto a vivir cambios en la ruta, cosas inesperadas. Lo que venga”.

Es esa “adrenalina de jugar con el destino” —como lo afirma Gaete— la que despierta tanto interés entre los aficionados al road trip. “Como Kerouac En el camino: es simplemente ser, vivir, no importa lo que ocurra, sin nada predeterminado: si vas por la carretera y sientes que tienes que doblar en el cruce o parar en ese local lleno de polvo, simplemente lo haces. Eso es”, agrega el guía turístico.

“Lo que lo hace especial es que puedes organizar el viaje a tu medida y disponer de tus tiempos”, dice Ansaldo. “Además de la sensación de libertad cuando despiertas en un lugar en medio de un bosque, playa o rodeado de montañas y lagos”. Su intensa forma de abordar los viajes le permite conocer y compartir con otras personas que va conociendo en el camino. “A veces, terminamos con mi pololo quedándonos un par de noches con gente que acabamos de conocer, y aprendemos un poco de cómo es vivir en cada lugar que visitamos”.

Chile: país de carreteras

A pocos días de cerrar el 2021, la revista Enfoque publicó el segundo volumen de una saga de guías de viajes, titulada “Turismo sobre Ruedas”. En esta ocasión, presenta siete circuitos del Norte Chico del país, pensada para los amantes del camperismo y el mundo overland, esta última enfocada en viajar a lugares remotos.


“Chile es un gran país para hacer road trip”, dice Martín Gaete. “Hay una larga carretera y muchísimos lugares escondidos esperando. En el sur, por ejemplo, tenemos bosques mágicos con lagos escondidos, cascadas que caen de glaciares, pueblitos olvidados, abundante aventura de todo tipo, montañismo, trekking, bicicleta, rafting, kayak, salto en bungee, dunas, ríos hermosos y muchos lugares por descubrir. Y el norte no se queda atrás: está lleno de playas ocultas, quebradas, desiertos infinitos, volcanes por montón, termas y minerales”.

He ahí otro atractivo del road trip: cada parada puede derivar en otras múltiples actividades, ya sea propias del mundo outdoor como también algunas fuera de ella. Parar en las picadas de cada rincón y darse un festín con los manjares propios de cada zona. Un pequeño sacrificio en pos de la cultura gastronómica.

Picadas costeras: La guía - Juana Muzard


Pero así como el camino depara sorpresas agradables, puede también presentar algunas no muy satisfactorias. “Uno debe estar preparado para lo que sea”, dice Gaete. “Los riesgos pueden ser variados, desde fallas mecánicas a enfermedades o accidentes. El mayor desafío es saber cómo lidiar con esas situaciones y sacar lo mejor de ellas”.

Uno de los mayores riesgos para Victoria Ansaldo es sufrir un panne nocturno y “quedarse enterrado sin recibir ayuda. También ser víctima de un robo”. En ese sentido, recomienda “no manejar de noche o a horas en la que nadie nos podrá ayudar”. Eso, además, permitirá “escoger bien el lugar donde dormiremos, evaluar el entorno, ya sea en temas de seguridad o factores naturales, como las crecidas de un río o el aumento de la marea, por ejemplo”.

Si se desea conocer más de la actividad o de cada zona que se desea visitar, se puede recurrir a guías como las mencionadas, a blogs como el de Octavia Viajando o grupos en redes sociales que funcionan como comunidades de campers. También existen aplicaciones como Maps Me, donde se pueden descargar los mapas de los lugares que se visitarán y así no sufrir por la falta de conectividad.

Equipamiento

Da igual si el transporte para la travesía es un motorhome, una kombi, una camper, una station wagon o una citroneta: como dice Victoria, “lo más importante es asegurarse de que el vehículo se encuentre con los papeles y mantenciones al día”. Es decir, en buen estado, bien aceitado, con las ruedas con la presión correcta —además de tener al menos una de repuesto— y, junto a ello, contar con las herramientas necesarias para hacer frente a cualquier desperfecto mecánico que se pudiera presentar en el camino.

En cuanto al equipamiento, los entrevistados consideran que no hay un manual que lo defina, pero sí es posible identificar un kit “básico” y otro más “pro”, aunque en ambos casos no puede faltar un botiquín de emergencias.

Para Victoria, el kit básico consistiría en “un colchón —ojalá inflable— para poner en los asientos de atrás, un saco de dormir, una linterna, una cocinilla y utensilios de cocina. Ropa adecuada dependiendo del destino al que vayas y, por último, siempre llevar algo donde guardar la basura hasta el próximo basurero o punto limpio”.

Colchón inflable Bestway 2 plazas (203 x 152cm)


Para un equipamiento más “pro”, pensando en viajes más largos o por caminos más difíciles, Gaete agrega “una parrilla portátil, toldo o sombrillas, sillas de descanso, una bicicleta y, si se va a realizar contenido, cámaras para grabar o un drone”.

Si se tiene un auto camperizado o motorhome, Ansaldo recomienda “que tenga cama, estanque de agua —ojalá con un lavaplatos o ducha para lavar—, cocinilla, paneles solares, toldo, baño portátil, mesa, sillas, utensilios de cocina, refrigerador y ropa adecuada para el viaje”. Si no tienes un auto camperizado, dice, “también puedes viajar de forma pro con una carpa o quedándote en alojamientos en la ruta”.

Mini parrilla portátil


Si tu sueño es viajar en un “vehículo aventura”, puedes encontrar muchos de segunda mano a precios razonables, como los que ofrecen Dani y Jupa, una pareja de chilenos dedicada hace siete años al road trip y cuyas travesías se pueden seguir en la cuenta de Instagram @nosotroslosviajeros. En paralelo a ese canal poseen Over Andes, donde se pueden pillar vehículos camperizados de diversos tipos, tamaños y formas.

Finalmente, si lo que te detiene no es la falta de equipo sino el sobrepensamiento, los entrevistados aconsejan no darle más vueltas y simplemente lanzarse. “Si sienten que la carretera les llama, escúchenla, no lo piensen más. Si tienen el tiempo para hacerlo, no se preocupen de los detalles, entréguese por completo a la experiencia, porque esa es la única manera de disfrutarlo”, asegura Gaete. Según el guía turístico, este tipo de actividades es lo que se necesita “en estos tiempo de estrés: parar un poco, respirar y solo salir”.


*Los precios de los productos están actualizados al 20 de enero de 2022. Los valores y su disponibilidad pueden cambiar.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.